Conoce la anatomía, la fisiología y la estimulación del Clítoris

Conoce la anatomía, la fisiología y la estimulación del Clítoris

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (1 votos | Media: 8,00 sobre 10)
Cargando…

El clítoris es un órgano sexual eréctil ubicado en la parte superior de la vulva de la mujer, cuya función es la de proporcionar placer sexual.

El glande clitoridiano, órgano sexual muy sensible, tiene el mismo número de terminaciones nerviosas que el glande peneano y su piel se deriva del mismo material embrionario que el pene y es el correspondiente erótico funcional de ese órgano masculino.

El clítoris transfiere toda la excitación a la vagina, la cual no cuenta con tejidos que reaccionen por sí mismos a la estimulación erótica.

clítoris

El clítoris es una estructura grande y compleja, que hunde sus raíces dentro del aparato genital femenino, sobre el techo del conducto vaginal. Está dividido en dos partes, “cabalgando” y “abrazando” la entrada del conducto, de tal manera, que cuando tocamos el clítoris y este se llena de sangre, hace relieve sobre el techo de los primeros milímetros de la vagina.

Tocar el clítoris externo, rozar con el pene o dedos el clítoris interno, “tironear” la apertura de la vagina hacia el ano, son maniobras que tienden a llenar los cuerpos cavernosos del clítoris y por lo tanto, a excitar a la mujer.

Algunas mujeres tienen dificultad en alcanzar el orgasmo exclusivamente a través de la estimulación vaginal. Las mujeres tienen umbrales y niveles orgásmicos diferentes. Algunas consiguen tener orgasmo a través de la estimulación clitoridiana. Tales mujeres apenas son el extremo muy amplio de variaciones de la población femenina sexualmente activa.

Sólo del 20 al 30 % de las mujeres experimentan el orgasmo con la penetración exclusivamente, otro 20 al 30 % de las mujeres alcanzan el orgasmo con la penetración pero con estímulos clitoridianos simultáneos. Y existe también, un grupo de mujeres, quizá otro 20 a 30 % que solo tienen orgasmo sin la penetración, tocándose y acariciándose ellas solas, ya sea delante del compañero, o solas.

La idea científica actual es que el grado de reactividad al orgasmo tiene una distribución relativamente normal en la población en general, como ocurre en otras características físicas y respuestas reflejas. Algunas mujeres son naturalmente capaces de llegar al orgasmo por medio del coito, sin ninguna estimulación clitoridiana directa, en tanto que otras, no son capaces de llegar al orgasmo durante el coito con penetración, aún teniendo excitación clitoridiana prolongada.

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta: