Tamaño del pene ¿Cuáles son realmente las medidas?

Tamaño del pene ¿Cuáles son realmente las medidas?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (1 votos | Media: 8,00 sobre 10)
Cargando…

¿Cuánto mide un pene normal? ¿Cuáles son las medidas máximas y mínimas?¿Cómo se acopla a la vagina?

Preocupa mucho a ciertos hombres y mujeres el tamaño del pene masculino.

Se han hecho bastantes investigaciones y encuestas sobre este tema. Podría parecer un detalle más bien curioso o anecdótico y, sin embargo, lo real y cierto es que produce preocupaciones y problemas.

El tamaño del pene

El tamaño sigue siendo una de las grandes preocupaciones del hombre. Las diferencias de tamaño en estado flácido, se acortan en estado erecto. Mientras un pene grande en estado flácido dobla o triplica su tamaño erecto, un pene pequeño puede multiplicar su tamaño por siete. Además, un mayor tamaño no proporciona mayor excitación en la mujer (a no ser que forme parte de sus fantasías eróticas), porque la mayor sensibilidad de la vagina está en sus primeros 6 cm.

Durante la excitación sexual la dureza y el tamaño varía, lo que no debe ser interpretado como una disminución de la excitación. Hay que tener en cuenta que la erección es muy vulnerable a los problemas físicos, alcohol, y sobre todo psicológicos, especialmente la ansiedad. Esta es la principal causa de la pérdida de erección y de la eyaculación precoz.

A través de estas investigaciones , puede decirse que el tamaño medio o normal del pene en estado de erección, es de unos 15 centímetros de largo y 9-11 centímetros de perímetro. Esta medida viene a ser, como decimos, la media o normal en términos estadísticos.

Conviene aclarar que el modo de tomar las medidas en cuanto se refiere a la longitud ha sido siempre partiendo del comienzo o nacimiento del pene, junto al hueso del pubis, hasta la extremidad última o final del glande.

En cuanto al grosor o circunferencia, las medidas se han tomado a dos centímetros y medio del glande, es decir, lo que puede ser considerado como el cuerpo del pene.

Suele pensarse que hay una proporción entre el pene en estado reposo y en estado de erección. Hay que tener en cuenta la dificultad de una medida exacta del pene en su estado fláccido. La razón es simple: varía según la circulación de la sangre, según el estado del mismo individuo, del calor, del frío o de su estado de ánimo. Sin embargo, en un cálculo de aproximación llevado acabo por diversas encuestas, se estima la medida normal o media del pene en reposo en unos 9 o 10 centímetros de largo y entre 7 y 9 centímetros de circunferencia.

Pene demasiado grande

Si tu pene es demasiado grande o gordo, es probable que te sientas orgulloso de él en las duchas o en los gimnasios pero no tanto cuando las chicas ponen esa cara de espanto cada vez que te bajas la cremallera.

Lo primero que debes saber es que por ese orificio cabe la cabeza de un bebé y no existe ningún pene que alcance este tamaño. De modo que cualquier vagina puede dilatar hasta el tamaño de cualquier pene por muy grande que este sea.

Pero no obstante ten en cuenta los consejos siguientes:

  • Asegúrate de que tu pareja está muy, muy excitada. Nunca penetres sin este requisito, debes entretenerte más tiempo del normal en el juego previo y utilizar algún tipo de lubricación si es preciso, no seas tacaño con el tubo del lubricante.
  • Elige una postura que impida la penetración profunda. Prueba de costado o ella encima para que ella controle la profundidad de penetración.
  • Introduce un tercio de tu pene, espera un ratito hasta que notes que el orificio se ha relajado y avanza un poco más con suavidad. Cuando lo tengas todo dentro bombea con suavidad.
  • Olvídate para siempre los movimientos profundos, fuertes o rápidos hasta que ella se haya acostumbrado a ti y te admita sin dolor. Evita a toda costa cualquier tipo de dolor al principio o durante, porque el dolor en la penetración desarrolla con facilidad una coitofobia, que es un miedo irracional a la penetración.

Tamaños del pene¿Cuán grande ha de ser un pene para cumplir con su deber en las labores de la procreación? ¿Cómo debe ser de grueso para que la vagina de la mujer se adapte sin problemas? ¿Importa realmente el tamaño del pene?

A todas estas preguntas se puede responder de forma sencilla y rápida, diciendo que el tamaño no importa, que lo que importa es la habilidad de la persona, los sentimientos… que la vagina se adapta a cualquier tamaño porque es flexible.

Ahora, cabe preguntarse si estas respuestas resultan convincentes para quien las lea.

Muchos hombres se sienten acomplejados, o preocupados, por el tamaño de su pene, lo que repercute en la seguridad con que afrontan sus relaciones sexuales. Además, no siempre el tamaño del pene va directamente asociado al factor sexo.

Es tan fácil como repasar cuál ha sido la evolución de la estética femenina en las últimas décadas.

Los primeros implantes de silicona fueron objeto de críticas y comentarios favorables y llenaron muchas páginas en la prensa, revistas, programas de radio y televisión. Estas intervenciones han ido evolucionando hasta convertirse en un tratamiento rutinario al que se someten cientos de miles de mujeres en todo el mundo. A estos implantes hay que añadir el resto de tratamientos estéticos, desde la depilación definitiva hasta el relleno de labios.

¿A qué se debe este fenómeno?

Para estas preguntas no existe una sóla respuesta, como tampoco la hay para el hombre que desea agrandar su pene.

Algunas mujeres lo hacen por pura coquetería, otras porque están acomplejadas y se sienten inseguras con su físico, lo que repercute en otros muchos factores de su vida. Y están aquellas que, por un problema médico o, a partir de una accidente, deben recurrir a la estética.

No todas las mujeres recurren a implantes mamarios para disfrutar más en la cama o para que disfrute su pareja. Es una decisión personal en la que seguramente entre en juego la necesidad de gustarse y de gustar, el deseo de ganar en seguridad, mejorar la apariencia… incluso por razones laborales!! En el caso del hombre y su pene, no tiene porqué ser diferente.

Un pene mayor puede resultar en una mayor confianza, lo que, en el momento de las relaciones sexuales, se traduce en una erección más fuerte y duradera. El sistema nervioso parasimpático determina el tipo de erección, y éste, a su vez, está condicionado por el entorno y por las sensaciones del hombre en el momento de mantener una relación sexual. Cuanto más favorables sean esas circunstancias, mas fácil será que el hombre tenga una erección buena y duradera. Por lo tanto, la seguridad que tenga en sí mismo es fundamental. Esa seguridad se traslada y se transmite, sin ningún tipo de duda, a otras facetas de su vida.

Afrontar una nueva relación, mostrarse desnudo en vestuarios, playas o frente a la pareja… puede generar inseguridad e incluso complejos.

Por último, están los dos extremos. Por un lado, los hombres cuyo pene no alcanza lo que se considera una medida normal (algunos deben recurrir sin remedio a la cirugía, mientras en la mayoría de los casos se soluciona ganando una par de centímetros más). Y, por otro, los hedonistas, los hombres que disfrutan cuidando de su cuerpo. Ellos nunca se preguntan si el tamaño de su pene es normal porque, aunque lo sea, siempre estarán dispuestos a mejorar la marca.

Para darle solución al tamaño del pene, existe la psicología, la andrología, la urología y la sexología.

Hay soluciones que requieren una intervención quirúrgica, como en el caso del micro pene, y otras menos “invasivas”, como es el caso de los aparatos médicos extensores que se acoplan al pene de forma sencilla y discreta y que permiten llevan una vida normal mientras se logran hasta cinco centímetros más de longitud y una centímetro más de grosor.

También es necesario advertir que no todo vale. Es necesario informarse y conocer las diferentes soluciones que se ofrecen en el mercado, ya que algunas resultan fraudulentas y otras ni siquiera garantizan resultados. La “soluciones” fáciles, como es el caso de las pastillas, los masajes, o las bombas de vacío, no pueden clasificarse dentro del apartado de soluciones. Sus resultados, si es que los hay, no son permanentes y tienen efectos secundarios.

Sea cual sea la explicación, a muchos hombres, como a muchas mujeres, no les sirve de consuelo la explicación de que el tamaño del pene no importa, como tampoco importa el tamaño de los pechos. Es una cuestión que cada uno debe resolver de la mejor manera.

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta: