Tags Posts tagged with "sexualidad en los niños"

sexualidad en los niños

0 933
desarrollo-sexuales-infancia

En la etapa de tres años, l@s pequeñ@s han descubierto lo placentero que son sus órganos sexuales, la estimulación es muy marcada y lo hacen hasta llegar al orgasmo.

Comienzan los juegos como el “doctor y la enfermera”, para explorarse. También suelen restregar sus órganos sexuales contra su asiento, juguetes, almohadas, mantas. Han descubierto el placer sexual y aunque no saben cómo nombrarlo saben bien que les gusta y les causa placer.

Identifican sus órganos sexuales con funciones excretoras y les complace autoexplorar su ano.

Seguro que todos hemos oído alguna historia parecida a esta:  una madre de familia  estaba preocupada porque en el colegio un pequeño de la misma edad que su hija (tres años) les había tocado los órganos sexuales a varias compañeritas, la alarma cundió en el pre-escolar en contra del niño, argumentando que éste tenía comportamientos “perversos” porque seguramente en su casa había visto “algo”. La verdad es que la mayoría de los niñ@s lo hace, la cuestión es que a esa edad también se han dado cuenta que los mayores desaprueban sus acciones y se esconden de los ojos de los adult@s.

Los juegos de tocamientos lo hacen sin que los vean, y como saben que a mamá o a papá les incomoda hablar de “eso” entonces se callan.

organos-sexuales-infancia

Hay algunos padres que frustran los intentos de los niñ@s cuando se tocan diciéndoles “eso no se hace”, “una niña buena no se toca ahí” o bien les apartan la mano con un gesto de desaprobación. Estas palabras y actitudes coercitivas, a la larga, pueden ocasionar serios problemas en el desarrollo sexual del pequeñ@.

Si desde nin@s escuchan que es malo, que “una niña buena no se toca ahí”, la pequeña crecerá con miedo ante su sexualidad y la connotará como sucia. Los especialistas saben que sus consultorios están llenos de mujeres y hombres adultos a quienes en su infancia les dijeron que el sexo era malo, que las niñas buenas: “nunca se tocan ahí”.

Cualquier actitud que mostremos ante los niñ@s marcarán no sólo su vida futura, sino también la confianza de ellos hacia los padres y madres de familia. Si el niñ@ se siente en confianza para hablar y decir lo que siente, poco a poco se crearán lazos para dialogar sobre sexualidad en familia. Los progenitores podrían entonces sí, ser transmisores de información y valores de la sexualidad, hablar de afecto, amor, respeto, etc.

Los niñ@s están aprendiendo a conocer el cuerpo de los demás, comenzando con sus amig@s. No será tampoco raro verlos observando el cuerpo desnudo de los adultos.

En esta edad las emociones las distinguen, saben qué es estar triste, contento, etc. Por lo que comprenden los sentimientos que los padres albergan en torno a la sexualidad.

La importancia del lenguaje

Es importante puntualizar que el nin@, aunque con imprecisiones, ya maneja el lenguaje articulado, por ello, cada palabra que escuche será fundamental para comenzar su lenguaje sexual y el diálogo con sus progenitores. Es importante hablar con ell@s explicándole las cosas de una manera sencilla porque, si bien no comprende todo, el tono de voz y la cercanía le expresarán que el diálogo sobre su sexualidad está abierto.

Cuatro años de edad

crecimiento-infantilA la edad de cuatro años los intereses sexuales aumentan. Los niños y niñas que van en pre-escolar muestran comportamientos y actitudes marcadas en torno al conocimiento de su sexualidad y la de l@s otr@s.

Es común los juegos en donde los niños corren detrás de las niñas para levantarles la falda y entre risitas cómplices ellas “escapan”. También el juego de “el papá y la mamá” y “el doctor” se acentúa. En éstos el acercamiento físico se presenta: besos, abrazos, caricias y tocamientos en sus órganos sexuales. Los contactos entre iguales, es parte de un ajuste psicosexual saludable que favorece el desarrollo de su autoestima y la posibilidad de relacionarse con sus semejantes (Reinisch, 1992).

Los acercamientos se pueden dar en el mismo género, mientras los padres y madres se cansan de decir que: “los niños no se besan con los niños”.

Como sabemos, los niñ@s descubren el mundo a través del juego, en esta etapa, sus juegos y juguetes ya demuestran que han aprendido los roles sexuales de hombre y mujer. Las niñas escogen juguetes estereotipados para su género: muñecas, juegos de té, carreolas, etc. Mientras los niños saben que los carritos son para niños.

A la edad de cuatro años existen dos aspectos notorios:

a) El interés por conocer qué pasa en lo baños y el ritual de la limpieza: en casa, quieren saber qué hacen los padres en el cuarto de baño, incluso piden bañarse con ellos o solicitan que le muestren pechos u órganos sexuales. También, es común que al llegar a un lugar, lo primero que pidan los y las niñas es ir al “baño”, necesitan descubrir qué hay en ese lugar.

b) En su lenguaje incorporan palabras “sucias” que saben que alarmarán a sus padres y sólo utilizarán frente a sus iguales.

La educación

Los padres y madres a veces consideran que por ser niñ@s pequeñ@s no comprenderán las cosas, pero no hay cosa más falsa, lo comprenden todo, quizá sean los progenitores quienes no sepan cómo explicar y más en aspectos de la sexualidad. Es importante explicarles las cosas con un lenguaje claro y sencillo, ayudarles a conocer su cuerpo y explicarles cómo se llaman sus órganos sexuales.

En esta etapa es fundamental explicar claramente que su cuerpo le pertenece y NADIE, quien él no quiera pueda TOCARLO.

La educación de la sexualidad ayuda en la prevención de abusos sexuales a menores. A la edad de cuatro años los niñ@s ya cursan el pre escolar o están a punto de entrar. Estarán socializando fuera de casa y hay que prevenirlos.

0 898
crecimiento-bebes

Dos años de edad: conocer su cuerpo

A la edad de dos años, los niñ@s ya han dado sus primeros pasos y comienza la aventura de caminar y explorar sobre sus dos pequeñas piernas. Además, dejando atrás los balbuceos, las primeras palabras se pronuncian, con lo que sorprenderán gratamente a sus maestr@s del arte de la palabra, principalmente a mamá y papá, ya que serán estos vocablos los más festejados. Inclusive comenzará a nombrar a sus órganos sexuales, así es que si los padres o las personas encargadas de enseñarle a hablar lo hacen erróneamente, así los nombrará siempre.

desarrollo-sexual-infantilEs muy importante que desde esa edad conozcan sus órganos sexuales por su nombre para que acepten su sexualidad natural, como es. El pene es pene, no “pis o cosita”. La vulva no debe llamársele “colita” o “ahí”, sino el o la pequeña entenderá que es algo prohibido y cargará con los mitos en torno a la sexualidad, que como sabemos son los principales causantes de los problemas en edad adulta.

En este periodo de su corta edad ya se han dado cuenta que se les trata de diferente manera por el hecho de ser hombres o mujeres. Tienen diferente tipo de ropa y saben muy bien que los vestidos son de niña y los pantalones de hombres.

Han distinguido algunas diferencias no sólo corporales entre la gente adulta sino también en su propio cuerpo. Su desarrollo motor ya les permite explorarse y comenzar a conocer su cuerpo. Una de las zonas más estimuladas serán los órganos sexuales externos. Se manipularán y además conocerán el placer que causa su estímulo, así es que no es fortuito que se les encuentre acariciando esta zona. El balanceo sobre los órganos sexuales o el frotamiento, pueden llevarlos a descubrir el placer antes de tener un control muscular para masturbarse.

Los bebés son capaces de tener orgasmos en diferentes situaciones, aunque la masturbación deliberada para lograr un orgasmo rara vez comienza antes de que el niño tenga uno o dos años, muchos comienzan más tarde.

Una de las etapas más importantes, a nivel psicológico, en el desarrollo sexual infantil, es la edad de dos años. En esta etapa se destaca la formación de su identidad sexual, es decir, se identifica como niño o niña independientemente de su sexo biológico. Lo cual a la larga tendrá todo una implicación en su desarrollo.

Importante de considerar con los niñ@s:

  • En esta etapa también el niñ@ logra una separación física con su madre, es importante que se le brinde seguridad.
  • La higiene sexual es necesaria. Hay que lavar los órganos sexuales de los pequeñ@s con agua y jabón solamente, teniendo cuidado de no lastimarl@s y limpiando bien los pliegues, ya que en esta etapa aún no han aprendido a ir al baño y muchas veces quedan residuos fecales. La limpieza ayuda también a evitar las rozaduras.
  • Se aconseja que durante el baño, se les comience a enseñar el nombre de sus órganos sexuales correctamente, en un ambiente de seguridad y confianza con sus padres.

Los dos años son una etapa en donde pasan de ser bebés a nin@s. Los aspectos psicosociales son más marcados y es cuando el apoyo de los adultos en el afecto y cuidados es fundamental.

0 865
sexualidad-infantil

Una visión sobre la sexualidad infantil desde que dejan de ser neonatos (dos meses) hasta su primer año de vida.

Recordando

Las primeras experiencias del neonato son importantes para su desarrollo posterior, por eso la cercanía de un ser que afectivamente lo reciba es muy importante. A pesar de que la mayor parte del tiempo están dormid@s, aún así sus sentidos perciben el mundo exterior. Los cambios que se presentarán en esta fase y hasta cumplir un año no son muy notorios. Sin embargo, el comportamiento de los adultos es fundamental para un buen desarrollo sexual.

Un año de vida

La emoción, en el mejor de los casos, hace que las madres y padres de familia presten atención a todas las manifestaciones de sus hij@s, incluyendo las sexuales, como es la erección del pene y la hinchazón de la vulva en las niñas -durante el día de tres a once veces. Además observan que a los niñ@s les es placentero que se le toque y acaricie. Todas estas manifestaciones son parte del desarrollo y no deben ser motivo de preocupación.

Según Freud, en el primer año de vida y hasta los dos años se presenta la fase oral. Durante ésta los labios, el resto de la boca y la mucosa nasal, constituyen las zonas erógenas del niñ@, es decir son altamente sensitivas. El o la recién nacida experimenta un alto grado de satisfacción al succionar el seno de su madre. La alimentación, además de satisfacer su hambre, cubre necesidades de afecto, calor, amor, olfato, ternura, contención, etc. También considera como actos de autoerotismo la estimulación de zonas erógenas, aparte de la boca, como la piel, el ano, el perineo y los órganos sexuales especialmente.

sexualidad ñiños
Con lo anterior podemos deducir que el contacto materno es fundamental y mayormente el amamantamiento, y no sólo por lo nutritiva y benéfica que es la leche materna, sino por la cercanía que hace lazos afectivos fuertes.

Es importante considerar que durante esta etapa:

  • La alimentación, el cuidado y las caricias son base de las relaciones amorosas posteriores. Se recomienda que, mientras la madre amamanta, le acaricie. De igual forma las caricias y los masajes a su cuerpo pueden ser realizadas por el padre.
  • Las experiencias sensoriales, el tacto y el movimiento son básicos para su desarrollo neuromotor.
  •  Ante la estimulación oral, el niñ@ responde de manera clara con agrado.
  •  Aparece la sonrisa social.
  • Explora todo su cuerpo, incluso los órganos sexuales; le agrada ser acariciado y el contacto físico.
  • En la primera infancia la erección o hinchazón de los órganos sexuales externos son respuestas involuntarias. Los bebés también pueden experimentar estos cambios en situaciones como el amamantamiento, cuando se les acaricia o se les baña.

Durante esta etapa, el niñ@ comienza a gatear en lo que será su vida sexual. Debemos asegurarles un futuro en el cual sea capaz de dar y recibir afecto, en donde su desarrollo sexual esté libre de prejuicios. La mejor forma de darle una herencia armónica es nuestro amor y cuidado. Nuestra cercanía cálida para sus primeros pasos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR