Tags Posts tagged with "sexo lésbico"

sexo lésbico

kama-sutra-lesbico-kat-harding

El Kamasutra lésbico es un viaje a través del tiempo, la sexualidad, la dulzura, el deleite y el goce que implica la relación lesbiana en la conjunción de lo sexual, lo erótico y lo espiritual.

El Kamasutra es un texto con más de 2,000 años de antigüedad y sigue dando vida a mitos y realidades del amor y su expresión más grande como la intimidad en la actualidad. El caso de este texto dirigido al amor lesbiano es un compendio muy especial debido a que revive el erotismo del amor entre mujeres a través de la historia.

La recomendación de posturas sexuales, la exploración que van de la mano con la dimensión espiritual y religiosa que esto implica, este texto connota el sobrepasar los niveles carnales para propósitos “nobles”.

relaciones-lesbicas

En las últimas décadas las lesbianas han adquirido una notoriedad que da un gran apoyo a la identidad de ser lesbiana, esto aunado a la salida del closet de la vida lesbiana a través de la historia, permiten que la identificación lésbica sea de lo más común.

En la antigüedad era frecuente que existieran relaciones lésbicas porque había dos grandes factores, el primero: que los harems obligaban a las mujeres a estar mucho tiempo juntas y ellas se encontraban a gusto con sus compañeras y les encantaba el sexo oral como modo de satisfacción.

Otra gran razón era la existencia de vapores y escuelas de filosofía para mujeres, donde la maestra tenía la facilidad de elegir entre sus discípulas alguna compañera, tal era el caso de Artemisa, Júpiter y Safo por mencionar algunas.

Se rumorea que a las lesbianas no les gusta el sexo, que el sexo entre mujeres no es sexo, o la clásica y molesta pregunta de ¿quién es el hombre en la cama? Estas cuestiones o afirmaciones dejan clara sólo una cosa: que quien las emite es alguien que se aburre inmensamente en la alcoba.

trio-lesbico

La creatividad en el lecho a la hora de amar es una gran cualidad que tienen las mujeres, al tener un encuentro sexual con una mujer (y si estas dispuesta) tendrás garantizada una satisfacción y una diversión inigualable.

Con juguetes sexuales, dildos, etc., o sin ellos el placer es alcanzado; en el cuerpo femenino todo es cuestión de saber donde y como tocar, acariciar, lamer, penetrar y quizá morder.

Si bien el Kamasutra es una guía sexual, es de igual modo un tesoro cultural, debido a que en sus ilustraciones nos da un recorrido por la historia y por lugares fascinantes como lo son la India, Oriente y por un muy increíble Occidente.

Desde la presencia constante de pinturas lésbicas, historias y una conciencia muy clara hacia lo lesbiano, datos curiosos, mitos, realidades, todo en un compendio literario de lo más completo como lo es el Kamasutra lesbiano. Animar el deleite de lo erótico captando la belleza femenina en todo su esplendor, interior y exterior.

Si posees una pareja estable o si es alguien con quien estas comenzando, nunca es tarde para explorar su sexualidad, disfrutarla y llevarla a lo más inimaginable, date libertad, deja de lado la opresión y vive así de libre tu sexualidad; este libro te da la información; tú pones la imaginación.

Libros:

El Kama Sutra Lésbico – de Kata Harding

Esta es la primera guía que interpreta para las mujeres lesbianas los consejos eróticos de esta antigua y emblemática guía inda y celebra la pasión y la emoción del amor entre mujeres.

kama-sutra-lesbico-kat-harding
El Kama Sutra mantiene todavía, con sus 2.400 años de antigüedad, su vigencia en la vida y en el amor modernos. El Kama Sutra lesbiano es la primera guía que reinterpreta para las mujeres lesbianas los consejos eróticos de esta antigua y emblemática guía india, y celebra la pasión y la emoción del amo: entre mujeres.

Kama-Sutra Lésbico – de Alicia Gallotti

Un manual práctico para todas aquellas mujeres que quieran disfrutar al 100% de su pareja en los momentos más íntimos. Con él aprenderán a conocer sus cuerpos, las zonas más sensibles y eróticas, posturas y juegos sensuales para excitar a su chica.

Este es un libro para aquellas mujeres que desean vivir intensamente su sexualidad, olvidando los arcaicos modelos femeninos y admitiendo con valentía sus verdaderos gustos. El erotismo se rige por normas diferentes para cada cual y por eso hay tantas formas de gozar como personas.

kama-sutra-lesbico-alicia-gallotti

Lo importante es aprender a disfrutar del propio cuerpo y su singular universo sensual, a solas o compartiéndolo con otra mujer. Conocerse a una misma no implica saber lo que desean las compañeras sexuales. Estas páginas son el resultado de minuciosas investigaciones, entrevistas a lesbianas y un riguroso y cualificado asesoramiento profesional.

Todo ello permite dar las claves de las mejores posturas y desvelar todos los secretos que conducen a la intensificación del deseo y el placer. Esta obra trata sin tabúes ni prejuicios temas como la masturbación, el sexo oral, la penetración y otras diversas maneras de alcanzar el gozo más intenso. Vivir libremente la sexualidad es la clave para disfrutar de un erotismo pleno, saludable y desinhibido.

Tu dedo corazón – de Paloma Ruiz y Esperanza Moreno

tu-dedo-corazonTu dedo corazón no es sólo un kamasutra: es el primer libro sobre sexualidad lesbiana creado con imágenes reales, donde mandan las leyes de la piel en un diálogo entre cuerpos y palabras sobre el deseo y el amor entre mujeres.

Este libro aborda, con un lenguaje accesible, todos los temas relacionados con la práctica sexual y la realidad social de las lesbianas, tratados de manera rigurosa y exhaustiva.

Ambas autoras, que unen su amplio bagaje intelectual y artístico en la sexualidad lésbica y su representación visual, trazan en Tu dedo corazón un recorrido carnal y narrativo de la realidad lesbiana.

La lectura de este libro envolverá progresivamente a las lectoras en la poética de los cuerpos y del placer, sin descuidar por ello su carácter práctico y su espíritu didáctico. Sin duda, un pequeño tesoro para leer, mirar y consultar una y otra vez.

Paloma Ruiz y Esperanza Moreno trabajan en la búsqueda de nuevas representaciones de la sexualidad lesbiana.

0 1055
sexo-lesbico

Si algo es característico de la sexualidad entre mujeres es la manera de hacer gozar y sentir plena a la pareja, y es que sin duda en la mayoría de relaciones entre mujeres la parte mejor cuidada es la sexual.

Hablar de la vagina, del clítoris, de cómo tocar los pechos de la mujer que tienes a tu lado, como hacer el sexo oral, cómo saber si le gustan o no los dildos y si le gustan como usarlos, cual es la mejor manera lograr que tu pareja (sea cual sea lo intimo o pasajero de ella) logre llegar a su clímax, son cosas que sin duda pueden pasar de ser simples y vagas preguntas teóricas a verdaderos líos en la cama.

Si bien aquí no te daremos una receta exacta que te diga al pie de la letra como conseguir el placer de tu dama por que eso simplemente es imposible, debido a que cada cuerpo es un mundo muy diferente, si tocaremos algunos puntos clave en una relación sexual.

Toquemos pues dos áreas que sin duda son placenteras y, de igual modo, delicadas, muy recurrentes en la actividad sexual, pero que pueden ser lastimadas con facilidad y crear dificultades a la hora de amar: “el clítoris y los senos”.

clitoris

Sé donde y como llegar al clítoris ¿y ahora que hago con él?

Una caricia es sin duda un buen comienzo, pero siempre tomemos en cuanta que tener el clítoris ubicado no es sinónimo de orgasmo, o a que con ello la mujer se excite al máximo de velocidad, es una pieza placentera que debes saber tocar, para no hacer sentir a tú pareja presionada u obligada a excitarse.

Intentar cómodas posiciones siempre es muy bueno así encontraran un acoplamiento sexual, con el tiempo seguro iréis descubriendo posturas, pero para empezar a acariciar el clítoris  intenta que ella este recostada boca arriba con las piernas separadas. Con esta posición y tú colocada entre sus piernas, separadas y relajadas lograrás que ambas se sientan en una situación igualada y no hay dominante y dominada.

Algo muy recomendable, por salud sexual y que los ginecólogos recomiendan, es que no hagas uso de aceites, haz uso de tú saliva como lubricante o bien un lubricante, para vagina.

Antes de llegar al clítoris, comienza con caricias en los muslos, besos suaves que vayan de los tobillos a las piernas sin llegar a la vulva, de manera que parezca agresiva, empieza con toda la mano y ve cambiando a la yema de los dedos alterna entre mano y yemas, recuerda que la piel es un receptor increíble y la mano un lugar donde las sensaciones rebasan fronteras.

Roza su piel, pero no te pares en la vulva sube al ombligo y rodeado con ternura, sigue hasta los senos, haz esto las veces que sean necesarias, luego llega al vello púbico y juega con él, haz uso de las yemas de los dedos para inquietar el pubis y los labios mayores todavía cerrados.

kamasutra-lesbico

¿Cómo saber si ella ya esta excitada?

Pues lo más común es que la espalda se arquee, y es allí cuando entra en práctica un caricia que suelen llamar “pan y mantequilla”, la cual consiste en colocar el pulgar y el índice en la zona superior de la vagina, donde se esconde el clítoris, sobre los labios menores y muévelos haciendo círculos, como si estuvieras pellizcando con suavidad, sobre la base del clítoris y ve bajando hasta el orificio vaginal, sube y baja por ambos lados manteniendo un ritmo constante.

Presta mucha atención a las señales que ella te envié puesto que partir de ellas encontrarán un ritmo, que debe ser constante, así sabrás qué caricias y qué grados de presión prefiere.

De cualquier manera procura siempre ser suave, y NO tocar directamente el glande del clítoris, si ella quiere más presión tomara tú mano y la guiará en lugar e intensidad.

No obstante busca, de acuerdo a lo que ella te permita y pida variantes de erotismo, de lo contrario tu relación puede tornarse monótona y morir, sexualmente.

Tras el clítoris, cómo saber si esta lista para una penetración.

sexo mujeresPues si ella esta preparada para una estimulación de carácter más directo ella y su lenguaje corporal te lo harán saber, señales usuales son el que su apertura de piernas será más amplia y buscará que tú mano llegue hasta su vulva.

En este momento, emplea una técnica que no la lastime como es el colocar dos dedos en la vagina y uno en el clítoris, que de preferencia sea este el pulgar, al estar dentro de su vagina curvea los dedos en el interior y mantelos de este modo.

Durante esto, procura que el pulgar este dando suaves giros en la base del clítoris, cuando ella este a punto de llegar a tener un orgasmo alterna los círculos con suaves movimientos de arriba hacia abajo.

¿Cómo acariciar su pecho sin lastimarla?

Desde que estas en la pubertad algo que parece imantado en la mujeres es el busto y es que es bien sabido por todo e mundo que es un área erógena muy eficaz, pero sin duda no es lo mismo lo que puedes hacer en un faje que lo que puedes hacer al tener el consentimiento pleno de tu pareja y más aún durante el acto sexual como tal.

Frotar, lamer, acariciar, rozar, mordisquear y succionar suavemente

Si bien el pecho es un área erógena, los pezones son el por qué es una zona tan sensible, ellos y sus aureolas detectan de manera muy detallada los movimientos que a ellos lleguen, si esto te parece poco, toma en cuanta que acariciados convenientemente pueden transformarse en un orgasmo muy gratificante.

Así como lo lees, sin penetrar, ni tocar la vagina como muchas piensan que es necesario puedes obtener una satisfacción reciproca, aunque tomemos en cuenta que como lo he mencionado al principio cada persona es distinta así que en ocasiones puede no llegarse a un orgasmo a través de los pechos.

El tamaño del pecho no influye en las caricias

Un mito muy común y despectivo es creer que el que el pecho sea pequeño prominente, es un factor clave en la excitación, de igual modo no por el tamaño dejes que tus deseos te cieguen.

Los senos grande o pequeños son sensibles, así que no llegues a estrujarlos, y apachurrarlos como si fueran una bola de plastilina, puesto que esto sin duda podría lastimar a tu chica.

Grábate que el tamaño de la copa, no es un indicador de sensibilidad, así que siempre se sutil, da besitos a todo el pecho antes de llegar a los pezones, de esta manera le darás a tu pareja la confianza de decirte que le agrada y que no.

La mayoría trata con mayor cuidado a quienes tienen un pecho pequeño, pero que quede claro que el receptor de sensibilidad es la piel y los nervios que se concentran en los pezones NO es la grasa acumulada del pecho.

El clítoris y los senos, amigos íntimos

Cuando tienes una relación sexual sin duda notas que tú cuerpo esta alta y finamente relacionado y que en ocasiones un beso te mueve hasta la planta de los pies, ahora has notado que sucede entre tu clítoris y tus senos; si te acarician el pecho… pro qué se presenta ese hormigueo en el clítoris.

Lo anterior se debe a que los pezones forman parte de la intrincada red neuronal del clítoris, si consigues estimular la red completa tu pareja llegará al orgasmo con mucha más facilidad, así es el cuerpo y sus diferentes áreas erógenas pueden ser un timbre que le abra la puerta al “tan complejo” orgasmo.

Para esto toma muy en cuenta que el tocar, acariciar o morder, lo que ambas decidan es algo que debe ser excitante tanto para quien lo hace como para quien lo recibe, nunca bajo ninguna circunstancia te sientas presionada por producir placer pues esto se nota y puede apagar la flama sexual.

Para el placer en vez de pensar “debo excitarla” presta atención a cosas tan simples como su respiración, su corazón que siempre serán honestos y te dirán que tan bien o mal vas.

El acto sexual es de dos, así que siempre hay que alternar las caricias o encontrar una cómoda posición, para hacerlo mutuamente esto sin duda siempre es muy excitante.

Cómo debo acariciar sus senos sin lastimar

senos pechosAlgo muy básico es tomar su pecho con ambas manos y acariciarlos suavemente, con la palma de la mano, y deslizar los dedos sobre y alrededor de los pezones para erectarlos, y poder jugar con ellos, tómalos con los dedos índice y el pulgar y frótalos suavemente.

Hay quienes gustan que los tires suavemente y cada ves mas intensamente, otras prefieren oprimirlos o hundirlos en su aureola, suaves pellizcos, que los retuerzas o quizá leves mordidas (a esto se le llama caricia dental, piensa que no se trata de lastimar) seguidas de suaves succiones.

Lo que te expongo son solo algunas generalidades pues las reglas y técnicas las pone cada pareja en su cama, el qué y el cómo nunca es algo estándar y mucho menos automático es algo muy personal.

Nunca te concentres solo en uno de los senos, puesto que debes hacer equilibrada la cantidad y calidad de caricias, besos y lamidas que des en todo el cuerpo.

Lo que no debes hacer

Nunca te concentres en el dar placer, eso es algo nato que no debe ser un factor de tensión en tu mente, habrá veces en las que llegues o no al orgasmo, llegar o no es lo de menos lo importante es que ambas se llenen de placer.

No llegues directo a penetrar, o atacar los senos o pezones, porque esto muchas veces puede ser como agresivo a tu pareja, algo básico es el preámbulo sexual, este es la llave a una rica relación sexual.

Si te sientes cansada, no prometas lo que no lograrás siempre ofrece lo que tú cuerpo pueda dar, es muy frustrante para las parejas excitarse demasiado y tener que dormirse así, ponte en el lugar de la otra.

Goza y haz gozar al mismo tiempo, hacer el amor no es como esperar tu turno en la fila, es un juego alternado que se goza mejor si se hace a la par.

0 2115
pareja-lesbiana

Ante la eterna pregunta de qué hacen dos mujeres en la cama, la respuesta es muy amplia  para las lesbianas, a pesar de todos los mitos y estigmas que se manejan en la sociedad.

Las lesbianas disfrutamos al compartir nuestra sexualidad con otra mujer de una forma intensa, apasionada, romántica.

El cómo tener una relación sexual no es algo que se haya descubierto en un libro, en un artículo o en grupos de apoyo.

Cada una de nosotras se guía por el contacto físico y el erotismo, hasta descubrir que la sexualidad entre lesbianas es una experiencia placentera y en nada se compara a una relación heterosexual.

Actualmente podemos encontrar mucha literatura sobre las necesidades de las lesbianas y de cómo poder disfrutar de una relación sexual. Claro, a muchas les llena de miedo la primera vez porque no saben qué hacer. Lo importante es la comunicación y que seas honesta con lo que estás sintiendo. Si expresas qué te gusta y qué no, la relación será mas placentera.
CARICIAS-BESOS-MUJERES
El cómo te sentirás en una relación sexual varía en cada caso. Depende de muchas situaciones: si es tu primera vez, si es con tu pareja, con tu ex, con una amiga, con una desconocida, si es con dos chicas a la vez, etcétera.

De besos, caricias y algo más

Algunas lesbianas necesariamente tienen que estar enamoradas para tener una relación sexual, otras disfrutan de su sexualidad con alguien que simplemente les gusta, sin que haya una relación de pareja de por medio.

Sobre los tiempos para detectar el momento indicado de hacerlo, muchas esperan un buen lapso antes de tener una relación sexual, pero el momento debe ser mutuo. Es bueno iniciar un contacto preliminar que consista en abrazos, besos y caricias, sin olvidar el erotismo, ya que nuestro cuerpo está lleno de zonas erógenas. Descubre con tu pareja dónde te gusta que te acaricie y te bese.

Abrazar es una sensación maravillosa. Hay que relajarse y aprender a establecer este contacto físico; un abrazo puede proyectar confianza.

Besar: hay distintas formas de hacerlo. Tú pones el ritmo. Hay besos suaves intensos, rozando los labios, un beso puede ser un indicador de cómo te sientes con alguien.

Aprende a conocerte. El cuerpo está lleno de puntos sensibles, hay muchas zonas erógenas: el cuello, los oídos, la espalda, la cintura.

Una relación sexual te lleva a alcanzar uno o más orgasmos. Hay quienes requieren más tiempo para alcanzar un orgasmo, es cuestión de comunicación, no te preocupes, ni te presiones. Comunicación ante todo. Dile a la persona con la que estás cómo te gusta que te toque y descubrirán juntas una forma más fácil de alcanzar orgasmos, pero recuerda que cada quien tiene su tiempo.

Trata al orgasmo como una parte más del sexo en lugar del principio y el fin de todas las cosas.

masturbaciónEs importante que conozcas tu cuerpo y lo valores. La masturbación ofrece una forma positiva de conocer tu cuerpo, de quererte, de descargar tensiones. No todas las lesbianas sin pareja se masturban, pero hay algunas que, teniendo pareja, lo realizan de vez en cuando.

El cunilingüis es la forma más frecuente para producir orgasmos, incluso más que la penetración, aunque algunas lesbianas ni siquiera practican el sexo oral. Es cuestión de gustos.

De acuerdo con el libro Manual del Sexo Lésbico, que puedes adquirir en la librería El Armario Abierto, la mejor amante es la que te acepta y disfruta contigo tal como eres, no como ella cree que debieras ser. La ayuda de una sexóloga ayuda para cualquier problema sexual que dificulte tu relación de pareja.

No esperes que inmediatamente te guste todo lo que sientes y ves. Date tiempo para superar los tabúes del pasado, conoce tu cuerpo, conócela, familiarízate con tus genitales. Todo ello te ayudara a disfrutar más de tu sexualidad.

Disfruta de tus fantasías, te ayudarán a imaginar una situación que te produce excitación sexual. Habla de tus deseos. Permítete con tu pareja un masaje, un baño juntas, una noche romántica, apasionada, disfruta tu sexualidad.

El deseo sexual depende muchas veces del nivel de autoestima, menstruación, salud, energía, compromisos externos y si están o no enamoradas. La frecuencia de las relaciones sexuales es algo que se va determinando en una pareja, las veces que lo hagan por semana o por mes es aceptable y tiene su justificación.

Cuando los deseos de la pareja no coinciden con los tuyos, hay que tener claro que ninguna de las dos tiene la culpa. Ni ella tiene adicción al sexo ni tú eres frígida o viceversa. Habla sobre tus miedos e inhibiciones, sobre el estrés, los problemas o si pasa algo en tu relación de pareja que no te permite disfrutar plenamente una relación sexual.

amor-mujeresDeja que tu sexualidad se exprese en todos sus ámbitos. Busca el lugar adecuado, tranquilo, seguro, prepara una noche romántica, una cena, una música agradable, estos aspectos previos a una relación ayudan a relajar el ambiente.

Cuídate, porque existen infecciones de transmisión sexual y como lesbianas no estamos exentas de ellas. Existen dedales, guantes de látex, cuadros de látex para sexo oral, lubricantes, infórmate sobre métodos de sexo seguro y protegido entre lesbianas.

Rompe con esa inhibición de hablar de estos temas, que no te dé cosa hablar con tu pareja o amigas. Existen diferentes condonerías donde puedes encontrar materiales de sexo protegido, en un ambiente cordial y respetuoso.

Hay que mantener el interés sexual en una relación, la comunicación, los detalles. No debes perder ese encanto que surge en las parejas, hay que conservar día a día los pequeños detalles, cuidar tu cuerpo, tu salud, ir al ginecólogo, protegerte.

Nadie debe obligarte a una relación sexual sin tu consentimiento, ni a presionarte a que hagas algo que no te guste. Evita tener una relación sexual bajo el efecto del alcohol o de algún estupefaciente. La comunicación en una relación sexual es importante, habla con tus amigas, con tu pareja, sobre tus gustos o posiciones, hay que aprender a hablar de la sexualidad, romper mitos y tabúes.

sexo-lesbianas

Muchas mujeres creen que no están en riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS) en el caso de tener relaciones sexuales con otras mujeres.

Pero cada vez más crece el número de lesbianas VIH-positivo, probando que esta idea es totalmente errónea.

sexo lésbico seguroEl riesgo de las enfermedades de transmisión sexual debe definirse por comportamiento, no por orientación o tendencias sexuales. Aunque en las relaciones sexuales entre mujeres el riesgo de contagio del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual es menor, existe siempre el riesgo de contraer dichas infecciones.

Las lesbianas, como todas las mujeres, están en riesgo de contraer enfermedades como el papiloma humano, el herpes genital, las ladillas, la gonorrea, VIH y otras infecciones. La vaginitis bacterial  es la más común entre lesbianas.

Tener menor riesgo de contagio no significa que no haya que tomar precauciones y estar alerta ante los síntomas de una infección. No tratar a tiempo un infección puede tiener graves repercusiones: cáncer cervical, daño de órganos reproductivos, complicaciones del embarazo, transmisión de infecciones serias o mortales al feto o recién nacido.

Formas de contagio

Las infecciones vaginales y las ETS se contagian mediante cualquier tipo de contacto de secreciones vaginales. Éstas pueden producirse por:

  • Contacto vulva – vulva.
  • Tocarse los genitales después de tocar los genitales de la pareja.
  •  Compartir juguetes sexuales con la pareja sin limpiarlos primero.
  • Dormir desnudas muy de cerca (las secreciones vaginales pueden pasar de cadera a cadera).
  • Contacto con una toalla, ropa interior, ropa de baño, sábana, etc, usada recientemente por una mujer con una infección.
  • Se puede transmitir (cándida) a la garganta de la pareja mediante sexo oral-genital.

Recomendaciones para evitar contagios

Las siguientes recomendaciones pueden ayudar a reducir el riesgo de infección para lesbianas y mujeres bisexuales.

La manera más importante de reducir el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual es mantener los fluidos de tu pareja fuera de tu cuerpo. Los fluidos corporales con los que las lesbianas deben tener más cuidado son la sangre (incluyendo la sangre menstrual), fluidos vaginales y las secreciones de heridas causadas por infecciones de transmisión sexual.

El sexo oral sin protección y compartir juguetes sexuales son métodos potenciales de transmisión de las ETS. Métodos de protección, como protectores dentales o preservativos de látex cortados pueden ser utilizados para reducir el riesgo de infección. Es importante lavar y desinfectar los juguetes sexuales o cubrirlos antes de cada uso. No introduzcas en tu vagina o cerca de la zona vaginal nada que haya estado dentro de la vagina de otra mujer: ésa es la forma más fácil de propagar infecciones vaginales y las ETS.

sexualidad-lesbianas
Tampoco introduzcas nunca en tu vagina algo que ha estado dentro del ano de otra persona. Las bacterias que viven en el recto pueden causar infecciones en la vagina y uretra.

Todo lo que vaya a ser introducido en la vagina deberá estar limpio y debidamente lubricado. Limpia el objeto (vibrador o consolador) con agua caliente y jabón o desinfectante diluido antes y después de ser usado por cada miembro de la pareja. Utilizar guantes, preservativos o cobertores de dedos de látex para la penetración manual pueden proteger contra la transmisión de enfermedades a través de heridas en los dedos.

Cada vez que tienes sexo sin protección te expones a todas las parejas sexuales que esa persona haya tenido, incluyendo todos los gérmenes -desde infecciones urinarias hasta el virus VIH / SIDA. Las parejas estables son seguras sólo cuando han pasado por un examen para detectar las ETS y el VIH. Hasta entonces, es bueno reducir riesgos y practicar el sexo seguro.

Los juegos sexuales lésbicos de riesgo mínimo son:

Algunas enfermedades de transmisión sexual de las mujeres pasan desapercibidas. Por ello, una de las medidas necesarias para tener una vida sexual sana y segura es someterse por lo menos una vez al año a un chequeo ginecológico completo.
Siempre es necesario acudir lo más pronto posible al médico en caso de secreciones vaginales anormales, dolores u olores vaginales desagradables.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR