Tags Posts tagged with "enfermedades de transmisión sexual"

enfermedades de transmisión sexual

sexo-lesbianas

Muchas mujeres creen que no están en riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS) en el caso de tener relaciones sexuales con otras mujeres.

Pero cada vez más crece el número de lesbianas VIH-positivo, probando que esta idea es totalmente errónea.

sexo lésbico seguroEl riesgo de las enfermedades de transmisión sexual debe definirse por comportamiento, no por orientación o tendencias sexuales. Aunque en las relaciones sexuales entre mujeres el riesgo de contagio del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual es menor, existe siempre el riesgo de contraer dichas infecciones.

Las lesbianas, como todas las mujeres, están en riesgo de contraer enfermedades como el papiloma humano, el herpes genital, las ladillas, la gonorrea, VIH y otras infecciones. La vaginitis bacterial  es la más común entre lesbianas.

Tener menor riesgo de contagio no significa que no haya que tomar precauciones y estar alerta ante los síntomas de una infección. No tratar a tiempo un infección puede tiener graves repercusiones: cáncer cervical, daño de órganos reproductivos, complicaciones del embarazo, transmisión de infecciones serias o mortales al feto o recién nacido.

Formas de contagio

Las infecciones vaginales y las ETS se contagian mediante cualquier tipo de contacto de secreciones vaginales. Éstas pueden producirse por:

  • Contacto vulva – vulva.
  • Tocarse los genitales después de tocar los genitales de la pareja.
  •  Compartir juguetes sexuales con la pareja sin limpiarlos primero.
  • Dormir desnudas muy de cerca (las secreciones vaginales pueden pasar de cadera a cadera).
  • Contacto con una toalla, ropa interior, ropa de baño, sábana, etc, usada recientemente por una mujer con una infección.
  • Se puede transmitir (cándida) a la garganta de la pareja mediante sexo oral-genital.

Recomendaciones para evitar contagios

Las siguientes recomendaciones pueden ayudar a reducir el riesgo de infección para lesbianas y mujeres bisexuales.

La manera más importante de reducir el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual es mantener los fluidos de tu pareja fuera de tu cuerpo. Los fluidos corporales con los que las lesbianas deben tener más cuidado son la sangre (incluyendo la sangre menstrual), fluidos vaginales y las secreciones de heridas causadas por infecciones de transmisión sexual.

El sexo oral sin protección y compartir juguetes sexuales son métodos potenciales de transmisión de las ETS. Métodos de protección, como protectores dentales o preservativos de látex cortados pueden ser utilizados para reducir el riesgo de infección. Es importante lavar y desinfectar los juguetes sexuales o cubrirlos antes de cada uso. No introduzcas en tu vagina o cerca de la zona vaginal nada que haya estado dentro de la vagina de otra mujer: ésa es la forma más fácil de propagar infecciones vaginales y las ETS.

sexualidad-lesbianas
Tampoco introduzcas nunca en tu vagina algo que ha estado dentro del ano de otra persona. Las bacterias que viven en el recto pueden causar infecciones en la vagina y uretra.

Todo lo que vaya a ser introducido en la vagina deberá estar limpio y debidamente lubricado. Limpia el objeto (vibrador o consolador) con agua caliente y jabón o desinfectante diluido antes y después de ser usado por cada miembro de la pareja. Utilizar guantes, preservativos o cobertores de dedos de látex para la penetración manual pueden proteger contra la transmisión de enfermedades a través de heridas en los dedos.

Cada vez que tienes sexo sin protección te expones a todas las parejas sexuales que esa persona haya tenido, incluyendo todos los gérmenes -desde infecciones urinarias hasta el virus VIH / SIDA. Las parejas estables son seguras sólo cuando han pasado por un examen para detectar las ETS y el VIH. Hasta entonces, es bueno reducir riesgos y practicar el sexo seguro.

Los juegos sexuales lésbicos de riesgo mínimo son:

Algunas enfermedades de transmisión sexual de las mujeres pasan desapercibidas. Por ello, una de las medidas necesarias para tener una vida sexual sana y segura es someterse por lo menos una vez al año a un chequeo ginecológico completo.
Siempre es necesario acudir lo más pronto posible al médico en caso de secreciones vaginales anormales, dolores u olores vaginales desagradables.

condones-profilacticos

Tomar precauciones

La toma de precauciones disminuyen el riesgo de adquisición de enfermedades de transmisión sexual, a la hora de mantener relaciones

El sexo seguro, además de abogar por el disfrute, hace hincapié en evitar el intercambio de fluidos corporales con la otra persona, como la sangre o el semen, que pueden transmitir el virus del sida y otras enfermedades. Y es que no existen “signos externos” que nos hagan saber si una persona está o no infectada por ésta o cualquier otra enfermedad de transmisión sexual. De hecho, existen personas portadoras que desconocen su enfermedad. Según estás circunstancias, la protección y práctica de un sexo seguro, nunca está de más.

practicar-sexo

Medidas para un sexo seguro

A pesar de que muchos hablan de abstinencia como el mejor método para asegurar un sexo seguro, ésta no se puede tener en cuenta, porque lejos de considerarse práctica sexual, la abstinencia se basa en evitar dicho ejercicio.

Una de las medidas básicas, sin embargo, es la de conocer a la pareja. A pesar de que para algunos puede resultar obvio, mucha gente inicia una actividad sexual sin haber pre-establecido una relación de confianza y comunicación abierta. Antes de comenzar una relación sexual con un nuevo compañero o compañera, se considera prudente resguardarse de las Enfermedades de Transmisión Sexual, especialmente VIH y hepatitis B, y el mejor método para hacerlo es a través del uso de preservativos.

Preservativos

Está demostrado que el más tradicional de los medios anticonceptivos, ya sea femenino o masculino, impide la transmisión del virus del Sida y otras ETS. Aunque no es efectivo en el 100 % de los casos, el preservativo, utilizado correctamente, es la mejor protección frente al contagio. Para esto hay que cumplir ciertas medidas:

  • Comprar preservativos de buena calidad y conservarlos en buen estado.
  • Utilizarlo durante toda la relación y sujetarlo por la base para retirarlo, antes de que termine la erección.
  • Al acabar, tirarlo a la basura.
  • Cambiar el preservativo en cada relación, aunque no haya habido penetración.

condones-profilacticos

Espermicidas

Se ha descubierto que el principio activo de la mayoría de los espermicidas, el Nonoxinol-9, destruye el virus del Sida. Por ello, otra posible medida para evitar el contagio es utilizar algún espermicida con Nonoxinol-9 como complemento ante la posibilidad de rotura del preservativo.

Guantes y dediles de goma o látex desechables

El virus del Sida no se transmite a través de la piel, pero si se tienen cortes, arañazos o padrastros en la manos, los guantes de goma finos como los de cirugía o los dediles de goma, puedan evitar el contagio con el VIH durante los contactos genitales con la mano.

Estado físico y psíquico

Permanecer sobrio es también muy importante porque el uso de alcohol o drogas disminuye la capacidad de comunicación y coordinación requeridas para utilizar barreras pertinentes. Además, el estado de euforia que a menudo generan estas sustancias hace que una persona se arriesgue a hacer determinadas cosas que habitualmente no haría, como por ejemplo tener relaciones sexuales sin tomar precauciones.

Los anti-métodos

Las píldoras anticonceptivas y el diafragma son buenos métodos anticonceptivos, pero no ofrecen ninguna protección contra el Sida. Otras técnicas, como la “marcha atrás” o la “ducha vaginal” son también inútiles a la hora de evitar el contagio de una enfermedad de transmisión sexual. En el primer caso, el hombre expulsa, antes de eyacular, una gotas de líquido seminal que pueden contener, además de espermatozoides, el virus del Sida. Y la “ducha vaginal”, de hecho, puede introducir con más fuerza el semen o cualquier germen hacia el cuello del útero.

Las enfermedades de transmisión sexual son, en definitiva, difíciles de combatir. Los expertos aconsejan tomar todas las precauciones y barreras que estén a nuestro alcance, pero sin que éstas se transformen en una obsesión y repercutan en el desarrollo equilibrado de la propia actividad sexual.

sexo-oral

Sexo oral y enfermedades

Muchas mujeres, y no sólo adolescentes, se preguntan cuál es el riesgo de contraer el SIDA o alguna otra enfermedad de transmisión sexual (E.T.S.) a través del sexo oral.

Desafortunadamente la respuesta no es sencilla, pues son muchas las variables que se deben tener en cuenta. Por ejemplo, es diferente la situación de quien realiza la práctica oral a la de quien la recibe. Usualmente el peligro es mayor para quien lo hace.

sexo-oral

La lista de posibilidades de contagio a través del sexo oral es extensa, por lo que es casi imposible dar una orientación precisa. Sin embargo es importante tener en cuenta que, a pesar de las muchas variables, se puede reducir el riesgo de cualquier contagio si no hay contacto con ningún fluido o se usan métodos de barrera como los condones de látex, con el cual se puede cubrir el área genital.

Hasta el momento no existe ninguna estadística que determine el porcentaje de riesgo de contagio a través del sexo oral. Se sabe que se han presentado casos. De ahí que diferentes investigaciones están tratando de establecer una cifra exacta.

En un reciente estudio realizado en California entre la población masculina, se concluyó que el porcentaje de contagio entre hombres es del 8%. No obstante, la muestra tomada fue pequeña y no contempló el contagio de mujeres.

Se requieren más estudios para saber con claridad cuál es la exposición real de contagio por esta vía.

Por ahora sólo se sabe que hay un riesgo, que aunque no es muy significativo, sigue siendo un riesgo, y que cada persona debe decidir si está dispuesta a correrlo o no. Pero hay que recordar que aunque un riesgo sea bajo, no quiere decir que no exista.

Aunque la exposición al Sida es baja a través del sexo oral, para otras enfermedades de transmisión sexual, como gonorrea, herpes o sífilis es bastante alta. Y cabe anotar que estas afecciones también tienen serias consecuencias para la salud. Por ejemplo, el herpes es un virus que no tiene cura. Quien lo contraiga debe asumir sus consecuencias el resto de la vida. La gonorrea puede causar esterilidad y la sífilis ser mortal, si no se tratan a tiempo con medicamentos.

Además, al contraer una enfermedad de transmisión sexual, el sistema inmune de la persona queda comprometido. Esto quiere decir que por estar peleando contra la infección, se debilita. Por lo tanto aumentan las posibilidades de contraer el sida u otras afecciones.

Es importante que cada persona esté segura de no padecer alguna anomalía de transmisión sexual, pero aún es más importante tratarla oportuna y adecuadamente, si la tiene.

Preguntas y respuestas a todas tus dudas sobre enfermedades venéreas

¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual?

salud sexualSon aquellas enfermedades cuyo mecanismo de contagio es el contacto sexual. Esto sucede porque en las relaciones sexuales se ponen en contacto piel y mucosas de dos personas, en suficiente extensión y tiempo como para que sea posible la transmisión de la persona enferma a la sana, siempre y cuando no se evite con los medios específicos de prevención.

¿Cuáles son las principales manifestaciones de las enfermedades de transmisión sexual?

Las ETS generalmente se manifiestan en la zona genital y las principales formas de manifestación son:

Ulceras: Es una heridita redonda y más o menos superficial, única o múltiple. Puede ser provocada por la sífilis, herpes simple, cáncer, alergia a un medicamento ó traumática (“pillarsela con la cremallera”)
Uretritis: Se manifiesta principalmente en el hombre con una secreción uretral, es como un pus blanco, amarillo o verdoso. Puede ir a más si no se cura y afectar a la próstata y a los testículos. Algunos síntomas son dolor y escozor en la zona (pene).
Vulvovaginitis y cervicitis: Afecta únicamente a la mujer. Sus síntomas son flujo aumentado, picor, dolor. La infección se produce primero en la vagina o en el cervix (cuello del útero), y luego se extiende de ahí hacia el útero y puede producir esterilidad.
Verrugas genitales: Son unas verruguitas en la zona genital, que pueden ser causantes de cáncer de cuello de útero o matriz y de cáncer de pene. Esta enfermedad afecta mayoritariamente a las mujeres pudiendo ser sin embargo los hombres los vehículos de transmisión. Las personas con VIH tienen mas susceptibilidad para adquirir esta enfermedad.

Síndromes no genitales

En algunos casos puede haber manifestaciones de ETS en zonas que no son los genitales.

Faringitis: Debido a las llamadas “felaciones” o cunilingus. Ya que la bacteria o el hongo se introduce en la faringe y la infecta.
Infecciones ano-rectales: Pueden subir hacia el intestino. Esto se produce por la penetración anal.
Afectaciones generales: tales como la fiebre en la sífilis ó la artritis en la gonococia.

¿ Cuáles son las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes?

Listado de las más frecuentes con LINK a cada una para mayor información:

  • Sífilis
  • Gonorrea
  • Chlamydia venereas
  • Chancro
  • Cándida albicans
  • Trichomonas
  • Condilomas
  • Ladillas
  • Herpes genital
  • Hepatitis
  • SIDA

¿Qué síntomas aparecen?

Dependen de la enfermedad que se padece. En el caso de la gonorrea, tanto en el hombre como en la mujer, aparecen secreciones por la uretra en el primero y flujo vaginal en la segunda. Pueden aparecer también escozor o ardor al orinar, así como orinar con más frecuencia. Asimismo, úlceras, granos, ronchas en la región genital, que pueden ser dolorosas o indoloras (en el caso de la sífilis); verrugas, ampollas, picazón, aparición de ganglios en la ingle y dolor en el bajo vientre, etc.

¿Puedo estar contagiado sin notar nigún síntoma?

Sí: es frecuente que las mujeres padezcan la enfermedad sin que aparezcan los síntomas (de cada 5 mujeres que sufren gonorrea, 4 no muestran síntomas); en el hombre también es posible pero menos frecuente. Por ello, es necesario, ante la duda, hacer unos análisis que ayudarán al diagnóstico.

En un informe de la New England Journal of Medicine, se afirma que las personas que padecen herpes genital pueden transmitir la enfermedad aunque no tengan los síntomas.

“Anteriormente, mucha gente pensaba que las personas asintomáticas eran menos propensas a transmitir el virus simple del herpes de segundo tipo (HSV-2, en términos médicos) en la zona genital que las que presentan síntomas crónicos”, explicó el autor del estudio. La investigación estima que el 25 por ciento de la población estadounidense padece herpes genital, pero que sólo uno de cada cinco casos es consciente de la enfermedad porque ésta puede ser asintomática.

Los científicos examinaron durante tres meses a 53 personas que no sabían que tenían la enfermedad y a 90 que sí conocían su patología. Descubrieron que las secreciones genitales del 83 por ciento de los no conscientes dieron positivo en los análisis de presencia de HSV-2.
El estudio también disipó la creencia de que las mujeres son más propensas a la infección que los hombres. Ambos sexos tienen las mismas aptitudes para transmitir el virus.

Por ello, ante la duda, es necesario hacer unos análisis que ayudarán al diagnóstico.

¿Qué debo hacer si creo estar contagiado?

En primer lugar, abstenerse de toda relación sexual, avisar a su compañero/a y acudir al médico especialista

¿Qué es lo que no debo hacer?

No debe tomar medicamento por cuenta propia o por consejos de amigos no profesionales, pues un antibiótico mal indicado puede enmascarar una enfermedad y retrasar el tratamiento adecuado. No oculte su problema. Las E.T.S. se controlan más fácilmente con un diagnóstico precoz y tratamiento preciso.

¿Cómo puedo prevenirlas?

El uso correcto del preservativo puede ser un buen método para evitar la mayoría de las enfermedades venéreas. Evitar la promiscuidad sexual, la higiene de los órganos sexuales y orinar enseguida después del coito son métodos que disminuyen las posibilidades de contagio. Sin embargo, no son infalibles.

¿Qué complicaciones pueden aparecer?

En el caso del hombre, las más importantes -después de sufrir una blenorragia- son la estenosis de uretra (estrechez del conducto urinario), esterilidad, etc., que suele aparecer tiempo después de haber sufrido la enfermedad. En el caso de la sífilis, si no se detecta en su primer estadio, puede manifestarse en su tercer estadio, con alteraciones del sistema nervioso, cardiovascular, cutáneo, etc., de oscuro pronóstico. De ahí la importancia de atacar las E.T.S. en su inicio. En la mujer, obstrucción de las trompas (esterilidad), alteraciones del feto, etc.

RECUERDE

CADA ENFERMEDAD VENEREA REQUIERE UN TRATAMIENTO ESPECIAL.

SI UNA MUJER EMBASRAZADA TIENE UNA ENFERMEDAD VENEREA, PUEDE RESULTAR PELIGROSO PARA SU BEBE.

NO TENGAN RELACIONES SEXUALES HASTA QUE TERMINEN EL TRATAMIENTO Y DESAPAREZCAN LOS SINTOMAS.

AVISE A QUIEN CREA QUE PUEDA HABERSE CONTAGIADO.

NO EXISTE INMUNIDAD CONTRA LA MAYORIA DE LAS E.T.S., ESTO QUIERE DECIR QUE PUEDE VOLVER A INFECTARSE DE LA MISMA ENFERMEDAD.

NO HAY VACUNA PARA LA PREVENCION DE LAS ENFERMEDADES VENEREAS.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR