Tags Posts tagged with "caricias"

caricias

0 1126

La mayoría lo conocen como ‘cachondeo’, pero actualmente tiene el nombre de ‘petting’, un término anglosajón que tiene que ver con las caricias, los besos y el sexo, pero sin llegar al coito.

Esta práctica sirve para excitar a aquellas parejas, incluso llevarlas al clímax sin necesidad del coito. Para muchos puede resultar una pérdida de tiempo, pero estos juegos sexuales que retan la paciencia pueden tener sus ventajas.

petting
El ‘petting‘ despierta la imaginación en cualquier pareja, y en el caso de las heterosexuales mucha mujeres agradecen que su pareja realice juegos previos y logre darle placer antes de la penetración. Muchas veces hemos escuchado quejas de mujeres que dicen que los hombres sólo buscan la penetración y evitan los primeros pasos o preliminares.

Hay terapeutas sexuales que incluso sugieren este tipo de práctica para devolver el deseo a parejas que han visto disminuir las ganas de tener relaciones. El que se alargue o evite  el coito termina por aumentar el deseo y la imaginación en ambos.

Quien no recuerda cuando con alguna pareja te daba largas y sólo permitía ciertos juegos sin llegar al límite, eso preparaba el camino y servía la mesa para cuando llegase el ansiado momento. El aplazar el coito servía  para aprender algunos juegos y técnicas previas para encender la llama y descubrir que ellas necesitan más tiempo que nosotros para entrar en calor.

Guardar

0 884
senos

Estimados y queridos (algunos deseados) varones, me siento con la confianza suficiente para hablarles directamente a ustedes, miles de hombres hambrientos de mujeres apasionadas, liberadas y, por cierto, desinihibidas.

El tema que quisiera tocar trata de dos zonas erógenas hermanas que, a veces, creo que ustedes pasan por alto, o demasiado rápido.
Hablo de las pechugas, pechos, tetas, senos, mamas, delantera…

senos

Piensen en ellas, todo el día encerradas, unas más apretujadas que otras, en satén, algodón o lycra. Y cuando llega la hora del juego amoroso, son liberadas y esperan atención y cariño. Ahora, no se confundan. Las pechugas no son como los niños, donde a alguien se le ocurrió (la tontería) de que más vale calidad que cantidad. ¡Patrañas! Ellas necesitan no sólo calidad sino que gran preocupación.

Se preguntarán, “¿Qué le dio a esta loca?” Pues bien, caballeros míos, les contaré. He tenido experiencias fabulosas con ellas. Siempre consciente de la sensibilidad que tengo (y todas tenemos) por esos lares, me hicieron probar una técnica nueva. No sé si entrar en detalle, pero el asunto es que gocé como poseída por el demonio. A todo esto se añade que he recogido muchas quejas, incluyendo las mías, por la minimización que le dan ustedes, queridos míos, a nuestros senos.

pechosA veces, nosotras tenemos la sensación que pasan por ahí como si fuera un pago de peaje a fin de avanzar a las profundidades más escondidas de nuestros cuerpos. Lo que está muy bien, no los critico. Pero sería de gran ayuda, para aumentar el placer, detenerse unos instantes más en las lomas del Edén. Al final, señores ingenieros, el costo alternativo es mínimo. Un rato más y obtendrán mujercitas convertidas en fieras.

Acaricien, soben, muevan.

Apliquen calor (besos bien jugosos) y después frío (si no tienen hielo a la mano, soplen). Pellizquen, muerdan, aprieten, junten, separen. Es fundamental el área del pezón. Muchos de ustedes piensan que con un apretón a mano llena basta, y siguen a toda velocidad al destino final. ¡No, pues! Deténgase en la aureola, mírenla, conózcanla, eréctenla.

Una vez estuve con un señor que apenas me las miraba. Y cuando lo hacía, pasaba de largo. No sabía cómo expresarle mi descontento: La vergüenza era más fuerte. A veces intentaba enviarle el mensaje in situ. Lo acurrucaba, le sujetaba la cabeza en el lugar y le susurraba cuánto me gustaba. Ahora me pregunto si tendría alguna deficiencia porque, pese a todos mis esfuerzos, no acusó recibo.

Espero que esto no suene a una lección académica, pero, ¿sabían ustedes que las mujeres tenemos una pechuga más sensible que la otra? Un simple, “¿en cuál te gusta más?” basta para informarse y llevarnos cerca del cielo.

0 986
pareja-novios-amor

El noviazgo y las caricias

Aunque un noviazgo puede iniciarse con miradas románticas, rubores y el cruce de algunas pocas palabras y una “declaración”, pronto se siente la necesidad natural de acercar los cuerpos, desde tomarse las manos, hasta el momento en que el beso hace su aparición, llegando con él nuevas dudas y sensaciones.

¿Es normal que una adolescente de 14 años tenga novio, se bese y se abrase?

En nuestra cultura es frecuente que los adolescentes inicien el noviazgo alrededor de esos años, en este sentido, puede decirse que es normal, es decir es la “norma” que sigue la mayoría, si es conveniente o no, deberá cada adolescente contestárselo, tomando en cuenta sus circunstancias particulares.

En cuanto a los besos y abrazos, lo conveniente es que, a cualquier edad, estas manifestaciones de afecto se den y no sólo por costumbre social o porque todo mundo así lo hace, sino como respuesta a un sentimiento verdadero.

Las caricias además de ser una necesidad normal, son un importante medio de comunicación que debemos aprender a utilizar responsablemente.

adolescentes-novios

Tengo 16 años ¿Es malo que los novios se den muchos besos?

La persona es un ser social por naturaleza, es decir, que requiere de otros – y no sólo de sí mismo- para llevar una vida normal y saludable.

La capacidad de amar es una de las potencialidades más maravillosas y extraordinarias que posee el ser humano, y no como un añadido, sino como parte adherente de su corporeidad.

Por lo tanto, las manifestaciones de auténtico amor y afecto forman parte del desarrollo saludable del ser humano.

Sin embargo, los besos -que se van haciendo más apasionados- pueden llevarte a caricias más íntimas que tal vez tú aún no deseas, por lo que, deberás pensar hasta dónde quieres llegar tomando en cuenta tus valores, costumbres y creencias.

También es bueno reconocer que puede haber diferencias con tu novio en cuanto a como consideran el noviazgo: si formal o informal porque entonces esos besos tienen un significado diferente ¿No crees?.

Las caricias íntimas sin coito

Cuando el noviazgo avanza, o a veces sin que incluso se haya hablado de noviazgo, aparecen deseos de una mayor intimidad, lo que como toda nueva experiencia va a producir nuevas inquietudes.

Es importante hacer notar que el noviazgo como un compromiso interpersonal puede ser apreciado de diferentes formas según la etapa de la vida o las circunstancias, e incluso, verse diferente por cada uno de los integrantes de una misma pareja, así la adolescente puede creer que tiene un noviazgo serio y formal y para él esa misma relación verla como sólo “andar o salir con ella” o un noviazgo pasajero de poco compromiso.

La búsqueda de “amigas(os) con derecho” sólo para obtener compañía, caricias y en ocasiones también relaciones sexuales, es una relación interpersonal poco comprometida. Si la intención no es clara y aceptada por ambos miembros de la pareja, puede llevar a una relación muy dañina.

0 1174
caricias-petting

Petting es el término que utilizan los anglosajones para denominar ese abanico de juegos que enriquecen las relaciones sexuales.

juegos sexualesHablar de sexualidad humana es hablar de personas, de seres. De ella, de él, de ellos, de ellas. Tanto en cuanto a sentimientos como en cuanto a sentidos. De fisiología y de emotividad. De pasión y de voluntad. De razón y de sinrazón. Es hablar de nosotros.

Petting es el termino que utilizan los anglosajones para denominar ese gran abanico de juegos, caricias, masajes, y lo que se nos ocurra, que rodea las relaciones sexuales.

Esto enriquece en dos líneas igual de importantes, la sensitiva o física, y la emocional. Hay una relación directa entre la cantidad de tiempo que se dedica a la estimulación propia y de la pareja y el placer sentido. Asimismo, es sabido qué tanto la mujer como el hombre necesitan a mayor edad mayor estimulación, variada y diversa, para alcanzar un nivel de excitación suficiente que proporcione una respuesta satisfactoria. Cuanto más tiempo se dedique a la estimulación propia y de la pareja, tanto más placentera será esa relación, y, llegado el orgasmo, tanto más intensamente se vivirá.

Desde un punto de vista emocional, el darnos ese tiempo para un contacto más provocador e insinuante, antes, y más delicado y relajante, después, nos brinda la oportunidad de comunicarnos, de llegar a la pareja y de que ella llegue a nosotros. Porque no debemos olvidar que ante todo, es comunicación, y la comunicación no es siempre verbal.

Las caricias, los pellizcos, los besos, los suspiros, una ducha “a dos”, un masaje con aceite de bebés…, todo vale dentro de esa comunicación, dentro de ese petting.

relaciones sexualesEl hecho de que siempre se haya afirmado una mayor demanda de petting por parte de las mujeres, tiene su razón de ser en dos causas. Por un lado, un mayor grado de emotividad intrínseco a la feminidad –patente en los diferentes instintos más antropológicos. Y por otro lado, debido a una más lenta y prolongada Fase de Excitación de la Respuesta Sexual Humana en la mujer – lubricación y acomodación de los genitales como receptores.

Concluyendo, todo el tiempo y dedicación que asignemos a los preámbulos y prolegómenos de nuestras relaciones de pareja – válido y aplicable a la autoestimulación- es una inversión de frutos asegurados, tanto emocionales como físicos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR