Tags Posts tagged with "adolescencia"

adolescencia

0 855
Sexo en la adolescencia

Adeolescentes: El despertar sexual

La morfología y la fisiología del cuerpo sufren durante la adolescencia una gran cantidad de cambios debido al desarrollo de glándulas sexuales.

Estos cambios acarrea, como consecuencia, que los jóvenes tengan ciertos planteamientos sobre su cuerpo y su persona, sobre todo en las mujeres, que se preguntan si serán atractivas o feas. Surge entonces la importancia de los demás, qué van a pensar los compañeros, cómo lo van a mirar.

El hecho de que se tornen agresivos y molestos con los adultos es normal y se debe a que internamente viven una lucha por encontrar un lugar en la sociedad. Existe sexualmente como un duelo de las fantasías sexuales infantiles, están creciendo y por lo tanto la pérdida de su infancia genera sentimientos desencontrados que generalmente derivan en la depresión.

El adolescente está intentando formar su propia identidad y para ello suele buscar ídolos y modelos con los cuales poder identificarse. Es importante que el adulto, sobre todo los padres, tengan presente que el adolescente necesita ver hechos y no palabras, serán las acciones lo que le muestren el camino y le incentiven en la identificación. La contradicción del adolescente surge a partir de esta necesidad, por un lado buscan la libertad, la separación con sus padres, y por el otro lado piden límites al rebelarse contra los mayores.

Sexo en la adolescencia

La sexualidad vivirá también esta paradoja: por un lado los valores morales en los que fue educado y al mismo tiempo las ganas de vivir el placer, de satisfacer el hedonismo. La mejor forma de ayudarlo a crecer es dejándolo pasar la etapa y conociendo las reacciones así como las necesidades.

La rebelión será inevitable, por lo tanto no conviene ser más estrictos de lo normal, lo que menos quiere el adolescente es que continúen tratándolo como un niño, sino que lo entiendan como un ser que todavía no encuentra su lugar.

¿Cómo deben actuar los padres?

La mayoría de los adolescentes a los 18 años ya tuvieron relaciones sexuales. Las mujeres, generalmente, esperan a estar de novias y quieren que la primera vez sea especial. Los varones, en cambio, no ven la hora de tener su primera relación sexual.

Los padres deben hablar con sus hijos de temas sexuales. Muchos padres creen que sus hijas deberían esperar hasta que tengan una pareja formal o incluso hasta el matrimonio para tener relaciones sexuales; sin embargo, establecido el diálogo, no se animan a expresar los motivos por los cuales piensan de esa manera. Otros padres, en cambio, ven al sexo como una necesidad más y no le dan importancia.

Sería ideal que padres e hijos se sienten a hablar de sexo. En caso contrario, los chicos viven el sexo como algo tabú (prohibido).

Hablar de sexo, es una manera de aceptar que los hijos han dejado de ser niños.

adolescentes-descubrir-sexo

Tarde o temprano, los adolescentes se aproximan al sexo.

Primero con curiosidad y luego por deseo. Los padres deben convertirse en una referencia fundamental para ellos en ese descubrimiento de su propio cuerpo.

La adolescencia provoca una revolución hormonal en el organismo de los que hasta hace semanas eran sólo unos niños. Los cambios se reflejan en sus músculos, en su cara, en su carácter y en los nuevos impulsos sexuales, que muchas veces son desconcertantes para el joven y que suelen ser canalizados en forma de agresividad y estrés.

Ha comenzado un proceso de descubrimiento en el que los padres deben asumir un papel de guía. El objetivo fundamental es hacer del sexo un elemento natural al que hay que enfrentarse sin traumas, aunque también con ciertas precauciones. En la actualidad, los hijos comienzan a entender y a conocer el sexo antes de que su cuerpo esté preparado para disfrutar de él. Los medios de comunicación, el cine o Internet son ahora los vehículos que abastecen de sexo a una población que lo demanda.

Los niños y niñas también reciben ese bombardeo, lo que despierta en ellos una curiosidad precoz, y les aboca a realizar su propia interpretación de una realidad que aún no saben manejar. Después, con los amigos y amigas construirán un mundo fantástico de relaciones con el sexo contrario en el que no sabrán muy bien cómo ubicar la sexualidad.

adolescentes-descubrir-sexo

Afrontar los cambios

Para Donald Mosher, psicólogo de la Universidad de Connecticut (EE UU) y experto en sexología: “Los padres deben comprender que sus hijos ya no se creen que los niños vienen de París. Probablemente no entiendan el proceso biológico, pero saben que nacen de la madre y que en ello el padre ha tenido algo que ver. Por lo tanto, hay que aproximarse al tema desde que son pequeños, antes de que el bombardeo de los medios les cree un mundo irreal. Deben saber que los bebés son fruto de una unión de un hombre y una mujer, y que esa unión es placentera y gratificante. Más tarde, cuando descubran su propio sexualidad, la información puede ampliarse tanto en lo que respecta a las opciones morales de esos actos -si así lo creen conveniente los padres- como a los riesgos de los mismos”.

Los jóvenes deben entender que para ellos el sexo será algo hermoso si es felizmente compartido, que nunca puede generar un sentimiento de culpa algo que es un impulso natural y que el final de ese descubrimiento tendrá lugar sólo cuando encuentren a la persona deseada. Los padres pueden mostrar el camino, pero serán los hijos quienes lo recorran solos.

Para Laura Grossi, psicóloga infantil, es fundamental que “esa guía, asimismo, les enseñe los peligros: embarazos indeseados, enfermedades de transmisión sexual y, también, por qué no, las posibles decepciones y fracasos de la vida sexual”.

Prevenir los peligros

Estos últimos peligros no se pueden evitar, pero los primeros sí. Nunca un precepto moral debe poner en peligro las vidas de los hijos. Hay que ser conscientes de que ellos no siempre se comportan como los padres desean y, si es así, al menos deben conocer los medios para que la práctica del sexo sea segura.

Un estudio realizado en la Universidad de Edimburgo demostró que tener más información sobre el sexo no implicaba un mayor número de contactos sexuales. Se llevaron a cabo varias encuestas entre jóvenes de entre 16 y 20 años de toda Gran Bretaña. Los resultados señalaron que los encuestados con menor formación sexual iniciaban sus relaciones antes que los que habían recibido una mayor información al respecto en una proporción de tres a uno.

Guardar

0 986
pareja-novios-amor

El noviazgo y las caricias

Aunque un noviazgo puede iniciarse con miradas románticas, rubores y el cruce de algunas pocas palabras y una “declaración”, pronto se siente la necesidad natural de acercar los cuerpos, desde tomarse las manos, hasta el momento en que el beso hace su aparición, llegando con él nuevas dudas y sensaciones.

¿Es normal que una adolescente de 14 años tenga novio, se bese y se abrase?

En nuestra cultura es frecuente que los adolescentes inicien el noviazgo alrededor de esos años, en este sentido, puede decirse que es normal, es decir es la “norma” que sigue la mayoría, si es conveniente o no, deberá cada adolescente contestárselo, tomando en cuenta sus circunstancias particulares.

En cuanto a los besos y abrazos, lo conveniente es que, a cualquier edad, estas manifestaciones de afecto se den y no sólo por costumbre social o porque todo mundo así lo hace, sino como respuesta a un sentimiento verdadero.

Las caricias además de ser una necesidad normal, son un importante medio de comunicación que debemos aprender a utilizar responsablemente.

adolescentes-novios

Tengo 16 años ¿Es malo que los novios se den muchos besos?

La persona es un ser social por naturaleza, es decir, que requiere de otros – y no sólo de sí mismo- para llevar una vida normal y saludable.

La capacidad de amar es una de las potencialidades más maravillosas y extraordinarias que posee el ser humano, y no como un añadido, sino como parte adherente de su corporeidad.

Por lo tanto, las manifestaciones de auténtico amor y afecto forman parte del desarrollo saludable del ser humano.

Sin embargo, los besos -que se van haciendo más apasionados- pueden llevarte a caricias más íntimas que tal vez tú aún no deseas, por lo que, deberás pensar hasta dónde quieres llegar tomando en cuenta tus valores, costumbres y creencias.

También es bueno reconocer que puede haber diferencias con tu novio en cuanto a como consideran el noviazgo: si formal o informal porque entonces esos besos tienen un significado diferente ¿No crees?.

Las caricias íntimas sin coito

Cuando el noviazgo avanza, o a veces sin que incluso se haya hablado de noviazgo, aparecen deseos de una mayor intimidad, lo que como toda nueva experiencia va a producir nuevas inquietudes.

Es importante hacer notar que el noviazgo como un compromiso interpersonal puede ser apreciado de diferentes formas según la etapa de la vida o las circunstancias, e incluso, verse diferente por cada uno de los integrantes de una misma pareja, así la adolescente puede creer que tiene un noviazgo serio y formal y para él esa misma relación verla como sólo “andar o salir con ella” o un noviazgo pasajero de poco compromiso.

La búsqueda de “amigas(os) con derecho” sólo para obtener compañía, caricias y en ocasiones también relaciones sexuales, es una relación interpersonal poco comprometida. Si la intención no es clara y aceptada por ambos miembros de la pareja, puede llevar a una relación muy dañina.

0 965

¿Es normal que tenga deseos de tener relaciones sexuales?

Entre los impulsos y sentimientos más fuertes del ser humano se encuentra el que se encamina hacia el contacto genital y las relaciones sexuales o coito y a lo que popularmente se le llama “hacer el amor”. Esta energía natural, durante la adolescencia abre inquietudes importantes y requiere la mejor orientación y comunicación ante la trascendencia de este nuevo comportamiento sexual. Coito implica que haya penetreción del pene en la vagina y eyaculación (“vaciamiento” de semen o “mecos”).

sexo-seguroEl deseo por tener relaciones sexuales desde el comienzo de la adolescencia es normal. El momento en que se inicia depende del desarrollo biológico, psicológico y social, pudiendo variar la edad entre un o una adolescente y otra. Es importante que todas las personas se reconozcan y acepten como seres sexuados, pero igualmente importante es que también reconozcan su capacidad para planear su vida y tomar decisiones responsables.

¿Por qué de pronto siento sensaciones o la necesidad de hacer el amor?

El sentir la necesidad de hacer el amor es normal en cualquier ser humano. Durante la pubertad nuestro organismo siente esas sensaciones y necesidades debido a los cambios afectivos y hormonales que existen en esa edad. Sentir deseos es sinónimo de estar sano. Lo importante del asunto es saber cuándo es el mejor momento para hacer el amor, pues siempre debemos ser responsables de nuestros actos.

¿Por qué los adolescentes quieren tener relaciones sexuales a temprana edad?

En la conducta de los adolescentes hacia la búsqueda de las relaciones sexuales influyen mucho los cambios biológicos, psicológicos y sociales por los que pasan. Ahora su cuerpo deja de ser el de un niño o niña y pasa a ser el de un adolescente, y por consiguiente cambiará su comportamiento. Empieza a relacionarse con otros(as), te atraen cosas que antes no te llamaban la atención y comienzas a experimentar cosas que tal vez eran desconocidas, como es la atracción física y el enamoramiento.

Las razones por las que muchas veces los adolescentes inician su vida sexual tempranamente pueden ser por el medio en donde se desenvuelve, los medios de comunicación que crean la necesidad de tener relaciones tempranas, para fin de sentirnos como hombres o como mujeres, para estar a la moda, ser igual que los demás ó por satisfacer una curiosidad y como expresión de amor. También puede ocurrir que se diga que es muy “temprano” y no sea así o nosotros no lo consideremos así. Lo importante es que cada uno de nosotros analicemos objetivamente nuestra situación y hagamos elecciones razonadas tomando en cuenta nuestra edad, madurez y sentimientos y considerando lo que queremos actualmente pero también nuestros planes a futuro así como los riesgos y la responsabilidad que implican nuestros actos.

¿Una joven de 14 a 18 años debe tener relaciones sexuales?¿Por qué?

Es una decisión personal que debe valorarse muy bien, no se debe partir por una simple curiosidad o porque se considere normal para la edad y de moda, por querer ser popular o por tratar de retener a la pareja. Nunca se deben tener relaciones sexuales si no se ha pensado bien con toda libertad y responsabilidad lo que se desea hacer, valora lo que se puede ganar, lo que se arriesga y lo que se puede perder.

Para tomar una decisión es importante que pienses si en ese momento y circunstancias y con esa persona, te conviene o no. No importa lo que los demás digan, no debes engañarte a tí misma, escoge lo que más te conviene de acuerdo a tu escala de valores y tomando en cuenta lo que has planeado para tu vida. Piensa antes de actuar. Y en todo caso la responsabilidad que conlleva esa decisión es mejor adoptarla cerca de los 18 que de los 14 en que hay mucho camino que recorrer.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR