Sería ideal que padres e hijos adolescentes se sienten a hablar de...

Sería ideal que padres e hijos adolescentes se sienten a hablar de sexo

0
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (1 votos | Media: 10,00 sobre 10)
Cargando…

Adeolescentes: El despertar sexual

La morfología y la fisiología del cuerpo sufren durante la adolescencia una gran cantidad de cambios debido al desarrollo de glándulas sexuales.

Estos cambios acarrea, como consecuencia, que los jóvenes tengan ciertos planteamientos sobre su cuerpo y su persona, sobre todo en las mujeres, que se preguntan si serán atractivas o feas. Surge entonces la importancia de los demás, qué van a pensar los compañeros, cómo lo van a mirar.

El hecho de que se tornen agresivos y molestos con los adultos es normal y se debe a que internamente viven una lucha por encontrar un lugar en la sociedad. Existe sexualmente como un duelo de las fantasías sexuales infantiles, están creciendo y por lo tanto la pérdida de su infancia genera sentimientos desencontrados que generalmente derivan en la depresión.

El adolescente está intentando formar su propia identidad y para ello suele buscar ídolos y modelos con los cuales poder identificarse. Es importante que el adulto, sobre todo los padres, tengan presente que el adolescente necesita ver hechos y no palabras, serán las acciones lo que le muestren el camino y le incentiven en la identificación. La contradicción del adolescente surge a partir de esta necesidad, por un lado buscan la libertad, la separación con sus padres, y por el otro lado piden límites al rebelarse contra los mayores.

Sexo en la adolescencia

La sexualidad vivirá también esta paradoja: por un lado los valores morales en los que fue educado y al mismo tiempo las ganas de vivir el placer, de satisfacer el hedonismo. La mejor forma de ayudarlo a crecer es dejándolo pasar la etapa y conociendo las reacciones así como las necesidades.

La rebelión será inevitable, por lo tanto no conviene ser más estrictos de lo normal, lo que menos quiere el adolescente es que continúen tratándolo como un niño, sino que lo entiendan como un ser que todavía no encuentra su lugar.

¿Cómo deben actuar los padres?

La mayoría de los adolescentes a los 18 años ya tuvieron relaciones sexuales. Las mujeres, generalmente, esperan a estar de novias y quieren que la primera vez sea especial. Los varones, en cambio, no ven la hora de tener su primera relación sexual.

Los padres deben hablar con sus hijos de temas sexuales. Muchos padres creen que sus hijas deberían esperar hasta que tengan una pareja formal o incluso hasta el matrimonio para tener relaciones sexuales; sin embargo, establecido el diálogo, no se animan a expresar los motivos por los cuales piensan de esa manera. Otros padres, en cambio, ven al sexo como una necesidad más y no le dan importancia.

Sería ideal que padres e hijos se sienten a hablar de sexo. En caso contrario, los chicos viven el sexo como algo tabú (prohibido).

Hablar de sexo, es una manera de aceptar que los hijos han dejado de ser niños.

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta: