Semidesnudo yacente… Mujer masturbándose de Klimt

Semidesnudo yacente… Mujer masturbándose de Klimt

0 1386
klimt
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (Sin votos aún, se el primero en votar)
Cargando…

Más que un dibujo

Entre las obras en papel de la Colección Eberhard W. Kornfeld (Berna, Suiza), se halla, entre otros, un dibujo de Gustav Klimt (1892-1918) titulado “Semidesnudo yacente hacia la derecha con la pierna derecha doblada” de 1904. Descúbrelo.

El dibujo representa a una mujer masturbándose y pertenece a una serie que el pintor modernista vienés llevó a cabo en su estudio con modelos que actuaban delante de él. Todo el conjunto presenta a la mujer en distintas fases eróticas (en forma individual, en escenas de lesbianismo o heterosexuales…) siendo este “semidesnudo yacente” un ejemplo muy ilustrativo.

semidesnudo-klimt
Semidesnudo yacente hacia la derecha con la pierna derecha doblada

Aunque el dibujo es muy somero y esquemático, ejecutado a lápiz y tiza blanca sobre papel Simili japonés, se aprecia la actitud relajada de la figura, entregada al goce y ajena a la mirada del artista. En pocas y ligeras líneas Klimt deja bien patente la acción: la mano en garra sobre el pubis y los ojos cerrados que anuncian el estado de placer.

Firma de Gustav Klimt Según algunos críticos estos dibujos son consecuencia tal vez del miedo a la castración, o de la impotencia del artista. En un pintor que dedicó lo mejor de su arte a la mujer, que la pintó de múltiples formas, como mujer agresiva, como mujer fatal, como objeto de deseo, o en retratos privada de cuerpo e inteligencia, parece contradictorio reconocer tal realidad. El estímulo ante la presencia femenina se confunde con el temor, aunque ello no significa descartar los intentos más o menos exitosos, más o menos fallidos de poseer a la mujer.

El erotismo tan directo del dibujo que comentamos denota una dependencia hacia el pintor de la mujer que se presta a ello, por lo que, supuestamente, sería muy bien recompensada económicamente. Es lógico pensar que éste, y el resto de dibujos eróticos, no vieran la luz en vida del pintor. La Viena de 1900, esplendorosa en su cultura y su arte, no podía estar receptiva a unas obras hechas en la intimidad, tan explícitas y abiertamente eróticas.

Gustav Klimt prestó, asimismo, una inusitada atención a la belleza femenina en decadencia. Así, destacan diversos dibujos de mujeres ya ancianas, con los cuerpos ajados, muchos de los cuales le servirían como ensayo para Las tres edades de la mujer. También retrató, con extrema delicadeza, una serie de mujeres embarazadas, algunas de las cuales remiten a su famoso lienzo Esperanza.

El Klimt conocido y admirado era el que decoró el Aula Magna de la Universidad de Viena y el comedor del Palacio Stoclet de Bruselas, el líder de la Secession (Modernismo vienés), el guía estético de Egon Schiele y de Oskar Kokoschka.

dos-mujeres de Klimt
Desnudo de Gustav Klimt

klimt

NO COMMENTS

Leave a Reply