La masturbación infantil los niños y la autoexploración

La masturbación infantil los niños y la autoexploración

0
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (2 votos | Media: 8,50 sobre 10)
Cargando…

La palabra masturbación deriva del latín manu stupratio (seducción por la mano) aunque el sentido etimológico ya ha sido superado por el conjunto de saberes de las diversas disciplinas como la psicología, sociología, antropología y sexología.

William Master fue uno de los primeros científicos que refirió que l@s niñ@s presentan erección o lubricación incluso antes de que se les alimente por primera vez, por lo que la respuesta sexual humana inicia como una condición refleja necesaria para el desarrollo de las personas.

Todo ser humano nace con un conjunto de necesidades básicas como el alimento, el contacto físico a través de las caricias y el afecto que percibe de las personas quienes le rodean. El amor y el placer se presentarán como expresiones de la sexualidad que están inmersas en las funciones de la sexualidad.

Cuando el/la recién nacid@ succiona el pecho de su madre no sólo está cubriendo la necesidad de hambre sino también la de calor y afecto por lo que se da una armonía entre lo fisiológico y lo psicológico, entre madre e hij@.

masturbación infantil

La necesidad de alimentación más el reflejo innato de succión en l@s niñ@s les ayudará a descubrir con su boca y labios un gran placer. Algunos investigadores incluso encuentran relación entre la alimentación y la erección en niños, que también existe en las niñas a través de la hinchazón de los labios mayores y lubricación, ya que se combina la succión con el frotamiento de su cuerpo con otro cuerpo u otro objeto. Continuarán explorando l@s niñ@s su cuerpo y descubrirán que hay otras partes y orificios que les producen placer cuando los estimulan. Posiblemente al tomar su oreja o la de otra persona el/la niñ@ encontrará placer como en algún momento encontró placer al succionar.

Las zonas del pene, el escroto y la vulva son las que les provocan mayor placer sexual y el mismo proceso de orinar o defecar les provoca sensaciones placenteras. La autoexploración les ayuda a hacer un mapa de su cuerpo, saber quiénes son, diferenciándose del exterior, facilitando su identidad.

Cuando se reprime la autoexploración, las personas crecen ignorando qué les gusta o qué les disgusta, incluso mujeres que nunca se han explorado siguen ignorando cómo está constituida su vulva, cuántos orificios tienen y su función. Hemos encontrado casos de mujeres adultas quienes creían que por donde orinan es el mismo orificio que por donde nacen los bebés.
Algun@s niñ@s comenzarán a masturbarse al primer o segundo mes de nacidos, otr@s lo harán después, esto depende de los ritmos sexuales de cada un@.

El contacto con su pene o su vulva por placer (masturbación de sus órganos sexuales pélvicos externos) contribuye a que la/el niñ@ establezca las conexiones mentales con su cuerpo y el placer que de ello deriva, la intencionalidad de sus acciones y sus reacciones ante la misma. La masturbación (1) facilita comprender que cuando se realiza una acción experimenta determinadas sensaciones específicas. Debido a que son agradables las caricias, la/el niñ@ irá aprendiendo a controlar y coordinar sus acciones de manera que se produzcan los efectos específicos que ella/él persigue.

La auto-exploración-estimulación de sus órganos sexuales pélvicos por placer contribuye a despertar la conciencia de su habilidad para conseguir lo que ella/él quiere y lo que no desea y así adquirir la sensación de autonomía necesaria para generar su propia capacidad para afrontar problemas en el desarrollo de su vida.

El placer será la libertad para sentirse a sí mism@ sin culpa, sin prohibición, contactar su cuerpo a través de sus sensaciones y emociones guiadas por el deseo personal, es decir, obedeciendo a las necesidades, los anhelos, las aspiraciones y las inclinaciones de la persona tal como las expresa; es una práctica de la libertad y de madurez porque significa la posibilidad de alcanzar el derecho al placer y a la expresión del erotismo, perdido entre tantas prohibiciones. Supone alcanzar la edad de la lucidez, permite tomar la propia experiencia y examinarla a la luz de lo vivido, darle la vuelta lentamente a la luz de lo sabido, lo experimentado y lo deseado.

Crecemos entre ideas como la de que el mal sin el bien no es posible concebirlo y en cuanto nos vivimos en gran goce surge el fantasma de qué será lo malo que se nos presentará. El bien existe como parte de la naturaleza, el mal es la distorsión de la percepción humana sobre el bien.

Para poder amar se necesita aprender, así que amar es aprender, es desarrollar mi ser a través de las relaciones con las personas, animales, cosas, con mi medio ambiente, con mi cuerpo, con el universo, es una vivencia ecológica, un equilibrio entre lo diverso.

La condición necesaria para que las mujeres y varones alcancemos la categoría de autonomía es liberarnos y tomar en nuestras propias manos el control de nuestro placer. Alcanzar la independencia personal necesaria para recuperar el propio cuerpo, hacerlo presente y estar en condiciones de legitimar las acciones con base en el respeto, la honestidad, la responsabilidad, el amor y el placer.

(1) Entendida como la auto-exploración-estimulación del cuerpo de la persona en busca de placer

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta: