Disfunciones sexuales femeninas, falta de deseo sexual

Disfunciones sexuales femeninas, falta de deseo sexual

0
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars (1 votos | Media: 10,00 sobre 10)
Cargando…

Desorden de deseo sexual hipoactivo. Hipo- significa falta o deficiencia.

La falta de deseo sexual que le causa a la mujer ansiedad o angustia personal:

Esto incluye una deficiencia persistente o recurrente o ausencia de fantasías o pensamientos sexuales, o falta de interés en la actividad sexual. Como una subcategoría, incluye el desorden de aversión sexual. El desorden de deseo sexual hipoactivo puede ser el resultado de factores químicos (como medicamentos,) factores emocionales (como la depresión,) o menopausia (natural o quirúrgica.) El desorden de aversión sexual es la evasiva completa al coito o relaciones sexuales. También se clasifica como un desorden fóbico que puede ser el resultado del abuso físico o sexual o trauma infantil.

Desorden de excitación sexual:

La incapacidad para lograr o mantener la lubricación, hinchazón genital adecuada, u otra respuesta somática [somática con relación al cuerpo, no a la mente,] como la sensibilidad de los pezones. Los desórdenes de excitación incluyen la falta de lubricación vaginal; disminución de la hinchazón clitoridiana o labial; o la falta de alargamiento, dilatación, y excitación vaginales. Aunque estas condiciones pueden ser causadas por factores psicológicos, como la depresión, pueden también tener una base orgánica, como flujo disminuido de sangre vaginal o clitoridiana. Algunas mujeres con problemas de función sexual de base orgánica, comprensiblemente desarrollan problemas psicológicos que también deben ser tratados.

falta-de-deseo-sexual

Desorden orgásmico:

La dificultad o incapacidad para alcanzar el orgasmo después de suficiente estímulo y excitación sexuales. El desorden orgásmico también incluye cualquier dificultad o retardo en alcanzar el orgasmo que causa ansiedad o angustia personal a la mujer. La calidad del orgasmo también puede disminuir. Algunas mujeres con desorden orgásmico describen sus orgasmos como “apagados,” particularmente si han tenido los orgasmos fuertes en el pasado. Al desorden orgásmico más a menudo se le da la categoría de primario, significando que la mujer nunca ha logrado el orgasmo, o secundario, significando que ella ya no puede lograrlo debido a la cirugía, deficiencias hormonales, golpes o heridas. El desorden orgásmico primario puede ser causado por trauma emocional o abuso sexual, pero muchos factores orgánicos, como los medicamentos o daños a los nervios pelvianos durante la cirugía, también pueden contribuir al problema. La clitoridectomía, o remoción del clítoris, como se practica en algunas culturas en África, Medio Oriente, y Asia, parecería ser una causa natural de esta categoría de trastorno.

Desórdenes de dolor sexual:

Éstos incluyen la dispareunia que es un dolor genital recurrente o persistente asociado con el coito. La dispareunia puede desarrollarse como resultado de problemas orgánicos, como las infecciones vaginales o el adelgazamiento del recubrimiento vaginal durante la menopausia, o siguiendo a algún procedimiento quirúrgico vaginal o vulvar. También puede ser de base psicológica o puede reflejar un problema de relación u otro conflicto emocional. La mayoría de las veces, como con la mayoría de los desórdenes, es una combinación de factores fisiológicos y psicológicos. Otro desorden de dolor sexual es el vaginismo, o espasmos de los músculos involuntarios del tercio más bajo de la vagina que interfiere o evita la penetración vaginal. El vaginismo normalmente se desarrolla como una respuesta condicionada a la penetración dolorosa, pero también puede ser debido a problemas emocionales o de relación. El panel identificó una tercera subcategoría de dolor sexual, el dolor genital inducido por el estímulo sexual sin coito. Este es un dolor que aparece con cualquier tipo de estímulo sexual diferente al coito. Aunque el estímulo sexual dispara el dolor, la causa primaria del dolor puede incluir las infecciones vaginales, la mutilación genital primaria o la vestibulitis, una inflamación repetitiva y sensación ardiente alrededor de la apertura de la vagina.

Las Posibles Causas.

Si usted no sabe la causa, no es probable que encuentre una solución. Debajo se abrevian descripciones de condiciones orgánicas y psicológicas conocidas que pueden influir sobre la satisfacción sexual.

Cirugía o golpe pelviano: Los médicos tienen un conocimiento muy limitado de la situación y recorrido de los nervios y de los vasos sanguíneos que atraviesan la pelvis femenina en su camino a la vagina y vulva. Simplemente no saben qué áreas evitar al realizar cirugías en este área. Como resultado, las respuestas y sensaciones sexuales de la mujer pueden verse afectadas por cirugías tales como la histerectomía, embolización uterina, y episiotomía. Además, las lesiones a la vagina durante el parto pueden causarle daño a la vagina, y daño nervioso y vascular a la vagina y clítoris. El daño a los vasos sanguíneos puede afectar la sensibilidad clitoridiana, labial, y vaginal de la mujer y su habilidad de experimentar excitación sexual y lubricación y como resultado el orgasmo. La remoción del útero y cérvix puede alterar los orgasmos de la mujer, particularmente si ella experimenta “orgasmos pelvianos.” Las fracturas pelvianas y otras lesiones por montar también pueden afectar los órganos pelvianos y genitales, su sangre y suministros nerviosos.

Problemas Vasculares o de circulación: El flujo de sangre a través de los órganos pelvianos y genitales es un componente de mucha importancia en la respuesta sexual femenina. Afecta directamente la capacidad de la mujer de experimentar excitación, lubricación, y congestión, y como resultado el orgasmo. Si usted restringe o corta este flujo de sangre, las respuestas sexuales de la mujer probablemente se dañarán. A continuación están las enfermedades y hábitos que pueden afectar el flujo de sangre pelviana.

Enfermedad coronaria: Estamos frecuentemente informadas por los medios de comunicación sobre los riesgos de la enfermedad coronaria. Un aspecto de esta enfermedad que no mencionan es que la misma placa que se forma en las arterias del corazón se forma en las arterias de la pelvis. Esto puede restringir el flujo de sangre a los órganos pelvianos y genitales. También puede conducir al engrosamiento de las paredes y al achicamiento efectivo de los vasos dentro de los músculos de la vagina y los tejidos de los músculos lisos del clítoris. Esto puede llevar a una falta de lubricación y puede doler durante el juego previo al sexo y coito.

Presión alta: Los efectos de la presión alta en la sexualidad femenina en la actualidad no se comprenden totalmente. Lo que se sabe es que la presión alta puede dañar los vasos sanguíneos lo que lleva a un riesgo aumentado de las enfermedades coronarias descriptas anteriormente. Los medicamentos usados para su tratamiento también pueden afectar directamente la respuesta sexual femenina.

Fumar: Mientras que todos nosotros estamos al tanto del daño que fumar puede hacer a nuestros cuerpos, pocos esperarían que afecte nuestra sexualidad. Fumar causa el estrechamiento de los vasos sanguíneos. Esto puede afectar el flujo de la sangre a los órganos pelvianos. Las toxinas de los cigarrillos también pueden dañar las paredes de las arterias conduciendo a la enfermedad coronaria.

Montar en bicicleta: El uso de asientos estrechos puede producir daño a los vasos sanguíneos y nervios que llevan al clítoris. Esto puede producir el entumecimiento clitoridiano, que al principio simplemente es temporal pero puede hacerse permanente. Las mujeres, y los hombres, sólo deben usar asientos de bicicleta anchos.

Problemas Hormonales: El nivel de estrógeno y testosterona en el cuerpo de la mujer puede tener un efecto significativo en su sexualidad. Algunas de las condiciones hormonales comunes que contribuyen a la insatisfacción sexual femenina se dan a continuación.

Menopausia: La disminución en la producción de estrógeno que ocurre durante la menopausia puede producir los llamados calores, sequedad o irritación vaginal, incontinencia, adelgazamiento o pérdida de elasticidad de la piel, cambios de humor, y depresión. Una disminución correspondiente en las hormonas andrógenas como la testosterona puede producir una reducción de la fuerza muscular, apetito, energía, memoria, deseo sexual, y capacidad de respuesta. La testosterona parece ser el principal controlador del deseo sexual.

Desórdenes endocrinos: Las glándulas endocrinas se extienden a lo largo de todo el cuerpo y son las responsables de controlar las funciones internas del cuerpo produciendo numerosas hormonas. Las enfermedades y dolencias que afectan tales glándulas como la pituitaria, el hipotálamo, las tiroides, y las adrenales pueden tener un efecto significativo en la sexualidad de la mujer. La producción de algunas hormonas se controla por hormonas así que una reacción en cadena de eventos puede llevar a la insatisfacción sexual.

Deficiencias hormonales post-parto: Mientras que una pérdida de libido a corto término siguiendo al embarazo y parto es normal, no debe durar durante años. Cuando una mujer está amamantando, su cuerpo produce el oxitocina y prolactina que suprimen la producción de testosterona. Como resultado, las mujeres que amamantan pueden experimentar una disminución del deseo sexual en tanto ellas den pecho. (Aún los beneficios de amamantar pesan mucho más que los efectos negativos.) Las mujeres que no amamantan, y otras después de hacerlo, también pueden experimentar una disminución crónica en el deseo sexual y éste puede ser el resultado de una disminución o ausencia total de testosterona. La razón por la cual cesa de producirse testosterona es desconocida.

problemas-de-relacion

Problemas de relación: El estado de la relación sexual de una pareja frecuentemente es un indicador directo del estado de toda su relación. Si la pareja tiene dificultades sexuales, esas dificultades usualmente tienen un impacto negativo sobre toda su relación, y viceversa. Si la relación está en problemas no hay forma de tratamiento que involucre solamente a la mujer resolviendo las dificultades sexuales. Si la insatisfacción sexual de la mujer es el resultado de dificultades sexuales o falta de habilidades sexuales de su pareja, tratarla solamente a ella muy probablemente termine en fracaso. Si la pareja confía uno en el otro y tiene buena comunicación, es improbable la aparición de la insatisfacción sexual. Algunas parejas tienen problemas en aceptar los cambios naturales que sufre su relación con el paso del tiempo. Muchas relaciones comienzan como resultado del encantamiento mutuo intenso y que a menudo es acompañado por pasión sexual. Una vez que la novedad de la relación se ha desgastado la relación se vuelve más tierna y menos excitante. Si la pareja tiene buenas habilidades de comunicación y hay confianza y respeto mutuo la relación sobrevive a la transición, la pareja descubre el amor. Si la persona espera mantener esa intensidad emocional y física a lo largo de la relación a menudo se encuentra yendo de una relación a la siguiente. Muchas parejas tienen falsas expectativas sobre cómo debe ser su vida sexual, ignorando todas las otras cosas que han cambiado en la relación. Por ejemplo, tener hijos requerirá cambiar la relación sexual de la pareja. Una relación sana es esencial para el sexo agradable. El amor no es una cualidad esencial de una relación sexual sana, pero sí lo son el respeto y la confianza mutuos, y la habilidad de comunicarse efectivamente. Desafortunadamente, la sociedad es culpable por tanta desconfianza que existe entre los sexos.

Problemas Neurológicos: Cualquier condición orgánica que afecte el sistema nervioso puede tener un impacto importante en la función sexual de la persona.

Lesiones de la médula espinal: La parálisis produce a menudo un deterioro sexual significativo pero no la muerte del deseo sexual. Las mujeres pueden experimentar una pérdida de sensibilidad genital y no poder experimentar el orgasmo, siguiendo a una lesión espinal. Sin embargo nuevas investigaciones han mostrado que algunas mujeres con parálisis pueden experimentar el orgasmo usando medios no convencionales. Algunas experimentan el orgasmo al estimularles el cérvix o la vagina. Otras experimentan el orgasmo usando un vibrador normal. Incluso otras encuentran que otras áreas de su cuerpo se han vuelto zonas erógenas, como los pezones, cuello, y orejas. Las discapacidades son frecuentemente tan debilitantes como la persona les permite ser.

Otros Problemas Físicos:

Endometriosis y fibromas: Las mujeres con endometriosis y fibromas pueden sufrir insatisfacción sexual como resultado directo de los tratamientos médicos que reciben; como dilatación y curetaje, histerectomía, o la embolización uterina. Los efectos que estos procedimientos pueden tener sobre la satisfacción sexual de la mujer ya han sido considerados anteriormente.

Infecciones del tracto vaginal y urinario: Los síntomas asociados con las infecciones vaginal y vulvar como la vulvitis, la vulvadinia, infecciones del tracto urinario, y cistitis pueden resultar en que la vulva y la vagina de la mujer estén demasiado sensibles o irritadas como para permitir cualquier forma de contacto sexual. Algunas de estas infecciones también producen olores desagradables. Mientras que la mayoría de estas infecciones se tratan fácilmente y tienen un impacto limitado en la sexualidad de la mujer, otras son crónicas y debilitantes. Desgraciadamente, todas estas enfermedades no se entienden totalmente y en consecuencia no hay tratamientos conocidos para algunas de ellas.

Cistitis intersticial: Esta es una inflamación crónica de la vejiga. Se revela por un deseo frecuente de orinar, dolor del bajo vientre, vaginal, y rectal. Esta enfermedad puede ser difícil de detectar y a menudo requiere el examen visual de la vejiga usando un citoscopio, para buscar las hemorragias. Esta condición se vuelve a menudo debilitante y lleva a la insatisfacción sexual. Puede producir dolor labial, vaginal, y pelviano y dificultades con la excitación y el orgasmo. Los investigadores todavía están buscando una causa y están desarrollando nuevos medicamentos para tratarlo.

Desórdenes del suelo pelviano: Estos desórdenes producen la relajación y flojedad de los músculos y tejidos conjuntivos que sostienen los órganos pelvianos, como el útero y la vejiga. Las mujeres que experimentan esto también pueden experimentar dolor vaginal, pérdida de sensibilidad dentro de la vagina, y deterioro de la excitación y el orgasmo. Nuevas y mejores cirugías están siendo desarrolladas para ayudar a proteger el funcionamiento sexual de la mujer, protegiendo los suministros vitales a los nervios y de sangre cuando se emprenden los tratamientos quirúrgicos.

Causas psicológicas de la insatisfacción sexual femenina:

Depresión y distimia: La depresión afecta a las mujeres dos veces más que a los hombres. Tiene muchas causas, desequilibrios químicos en el cerebro, estrés importante, tristeza, antecedentes familiares, conflictos emocionales, o cualquier combinación de factores. La distimia es una forma menos severa de depresión que generalmente pasa desapercibida. La mujer con distimia puede sentirse triste y poco atractiva. Ambas formas de depresión pueden conducir a la insatisfacción sexual y a evitar el sexo.

Estrés: Muchas mujeres hoy día tienen dos actividades, una como madre, otra como mujer de negocios o trabajadora. La madre actual que trabaja muchas veces no cuenta con el apoyo de miembros familiares cercanos como alguna vez lo hizo. Las responsabilidades asociadas con ambas carreras resulta en que las mujeres estén bajo mucho más estrés que el hombre promedio. El estrés puede llevar a problemas médicos y emocionales y en consecuencia a dificultades sexuales. Las mujeres que se sienten estresadas necesitan solicitar, si no demandar, la ayuda de otros. Si usted no puede relajarse en los brazos de su pareja es muy poco probable que pueda experimentar la excitación sexual y el orgasmo, si acaso puede intentar las relaciones.

Abuso sexual o emocional: Las maneras potenciales en que el abuso sexual y emocional puede afectar la sexualidad de una mujer son inmensas. Las mujeres que han estado expuestas a esto pueden experimentar uno o más de los cuatro tipos de insatisfacción sexual listados arriba. Puede determinar que la mujer evite el sexo o que sea incapaz de encontrarlo agradable. La mujer puede hallarse incapaz de desarrollar una relación emocional comprometida y duradera con alguien; puede buscar el placer a través del sexo frecuente, quizá con múltiples parejas que no tienen apego emocional hacia ella. Para que la mujer se cure del abuso frecuentemente lleva una considerable inversión de tiempo y una pareja muy comprensiva. Quiero señalar que sólo porque una mujer tenga un fuerte interés en el sexo o no lo tenga en absoluto, no significa automáticamente que ella haya sido abusada como niña. Además, la mujer abusada puede incluso llevar una vida sexual saludable como adulta. Las mujeres deben tener cuidado de no convertirse en víctimas de la sugestión.

Uso de drogas y alcohol: Las mujeres pueden abusar de las drogas y el alcohol como resultado de condiciones emocionales pre-existentes, esto sólo se agrega creando nuevos. Las mujeres que están siempre intoxicadas o bajo la influencia de las drogas cuando se involucran en el sexo pueden ser incapaces de relacionarse con su pareja a nivel emocional estando sobrias. Una vez que la mujer ya no es más adicta frecuentemente se encuentra incapaz de tener una relación sexual satisfactoria con su pareja, en parte porque los problemas emocionales pasan nuevamente a primer plano. Algunas mujeres usan el sexo como una forma de distracción, como un medio de evitar sus problemas. El sexo se convierte en la droga; las hormonas que se producen durante el sexo pueden resultar en un estado mental naturalmente elevado o sosegado. Las mujeres que han sido tratadas por alcohol o abuso de drogas a menudo necesitan tener mucho apoyo de consejeros y una pareja comprensiva si quieren hallar la felicidad sexual.

Adicción sexual: Este es un tema controvertido. Las mujeres que en el pasado expresaban interés por el sexo eran etiquetadas como ninfómanas: me pregunto si solamente la etiqueta ha cambiado con el tiempo. ¿Qué es la adicción sexual y qué es el impulso sexual normal pero fuerte? Si su deseo por sexo excluye todo lo demás, específicamente trabajo y familia, entonces es insano emocionalmente. Si lo único que usted y su(s) pareja(s) hace(n) mientras están juntos es tener sexo entonces puede estar usando el sexo como un medio de evitar cuestiones emocionales. El sexo es sólo un rayo en la rueda de la vida, si todos los otros rayos están rotos o debilitados, la rueda se romperá.

Problemas de imagen corporal y auto-estima: Las mujeres a menudo comparan su cuerpo con un ideal irreal y enfermo, creado y propagado por los medios masivos. Las mujeres frecuentemente esperan que deben verse naturalmente como las modelos demasiado delgadas o modificadas quirúrgicamente mostradas en las tapas de las revistas y en la televisión. Las mujeres que son consideradas muy atractivas por los que están a su alrededor a menudo encuentran defectos significativos en sus cuerpos; especialmente esas mismas mujeres que adornan las tapas de las revistas. Como resultado, muchas mujeres se sienten incómodas mostrando sus cuerpos a sus parejas. Nunca dejan que sus parejas las vean desvestidas, con las luces encendidas. Pueden no permitir a sus parejas mirar o tocar ciertas áreas de sus cuerpos, específicamente sus vulvas. Si la mujer no puede desvestirse completamente enfrente de su pareja con las luces encendidas y no le permite examinar su cuerpo entero con sus ojos y manos, no va a poder disfrutar plenamente sus interacciones sexuales con él. También afecta su sexualidad cómo la mujer se valora a sí misma en su trabajo y relaciones. Si la mujer siente que no tiene habilidades o cualidades que otros valoran, probablemente encuentre que ella es incapaz de expresarse sexualmente. Si la mujer cree que su pareja no escuchará o respetará lo que tiene que decir, nunca dará a conocer sus necesidades sexuales. Si ella no se siente cómoda consigo misma y con su pareja es menos probable que pueda relajarse y tener un orgasmo. Tener un orgasmo puede causar que la mujer se sienta muy vulnerable, y si no tiene confianza en sí misma o en la relación puede no permitirse tener un orgasmo, consciente o inconscientemente.

Evaluación fisiológica y psicológica: Como puede verse, hay muchas posibles causas para la insatisfacción sexual. Determinar cuáles son las responsables de la insatisfacción sexual de una mujer en particular requiere un pormenorizado proceso de diagnóstico. Puesto que la causa es frecuentemente de naturaleza puramente fisiológica o psicológica, ambas áreas necesitan ser evaluadas en conjunto. Si la mujer concurre solamente al ginecólogo o al terapeuta pero no al otro, es menos probable que ella sepa la causa y grado real de su insatisfacción sexual. Si la mujer ve a uno y no al otro, es más probable que el diagnóstico esté equivocado o incompleto y en consecuencia es menos probable que el tratamiento recomendado tenga éxito.

Diabetes: Un desorden relacionado con la diabetes llamado neuropatía diabética puede afectar el sistema nervioso y los vasos sanguíneos. Más del cincuenta por ciento de diabéticos desarrollan la neuropatía. Esta condición a menudo resulta en una pérdida de sensibilidad en los pies, manos, y piernas. Las pequeñas arterias de la pelvis también pueden ser afectadas resultando en problemas vasculogénicos.

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta: