Enfermedades de transmisión sexual

sexo-lesbianas

Muchas mujeres creen que no están en riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS) en el caso de tener relaciones sexuales con otras mujeres.

Pero cada vez más crece el número de lesbianas VIH-positivo, probando que esta idea es totalmente errónea.

sexo lésbico seguroEl riesgo de las enfermedades de transmisión sexual debe definirse por comportamiento, no por orientación o tendencias sexuales. Aunque en las relaciones sexuales entre mujeres el riesgo de contagio del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual es menor, existe siempre el riesgo de contraer dichas infecciones.

Las lesbianas, como todas las mujeres, están en riesgo de contraer enfermedades como el papiloma humano, el herpes genital, las ladillas, la gonorrea, VIH y otras infecciones. La vaginitis bacterial  es la más común entre lesbianas.

Tener menor riesgo de contagio no significa que no haya que tomar precauciones y estar alerta ante los síntomas de una infección. No tratar a tiempo un infección puede tiener graves repercusiones: cáncer cervical, daño de órganos reproductivos, complicaciones del embarazo, transmisión de infecciones serias o mortales al feto o recién nacido.

Formas de contagio

Las infecciones vaginales y las ETS se contagian mediante cualquier tipo de contacto de secreciones vaginales. Éstas pueden producirse por:

  • Contacto vulva – vulva.
  • Tocarse los genitales después de tocar los genitales de la pareja.
  •  Compartir juguetes sexuales con la pareja sin limpiarlos primero.
  • Dormir desnudas muy de cerca (las secreciones vaginales pueden pasar de cadera a cadera).
  • Contacto con una toalla, ropa interior, ropa de baño, sábana, etc, usada recientemente por una mujer con una infección.
  • Se puede transmitir (cándida) a la garganta de la pareja mediante sexo oral-genital.

Recomendaciones para evitar contagios

Las siguientes recomendaciones pueden ayudar a reducir el riesgo de infección para lesbianas y mujeres bisexuales.

La manera más importante de reducir el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual es mantener los fluidos de tu pareja fuera de tu cuerpo. Los fluidos corporales con los que las lesbianas deben tener más cuidado son la sangre (incluyendo la sangre menstrual), fluidos vaginales y las secreciones de heridas causadas por infecciones de transmisión sexual.

El sexo oral sin protección y compartir juguetes sexuales son métodos potenciales de transmisión de las ETS. Métodos de protección, como protectores dentales o preservativos de látex cortados pueden ser utilizados para reducir el riesgo de infección. Es importante lavar y desinfectar los juguetes sexuales o cubrirlos antes de cada uso. No introduzcas en tu vagina o cerca de la zona vaginal nada que haya estado dentro de la vagina de otra mujer: ésa es la forma más fácil de propagar infecciones vaginales y las ETS.

sexualidad-lesbianas
Tampoco introduzcas nunca en tu vagina algo que ha estado dentro del ano de otra persona. Las bacterias que viven en el recto pueden causar infecciones en la vagina y uretra.

Todo lo que vaya a ser introducido en la vagina deberá estar limpio y debidamente lubricado. Limpia el objeto (vibrador o consolador) con agua caliente y jabón o desinfectante diluido antes y después de ser usado por cada miembro de la pareja. Utilizar guantes, preservativos o cobertores de dedos de látex para la penetración manual pueden proteger contra la transmisión de enfermedades a través de heridas en los dedos.

Cada vez que tienes sexo sin protección te expones a todas las parejas sexuales que esa persona haya tenido, incluyendo todos los gérmenes -desde infecciones urinarias hasta el virus VIH / SIDA. Las parejas estables son seguras sólo cuando han pasado por un examen para detectar las ETS y el VIH. Hasta entonces, es bueno reducir riesgos y practicar el sexo seguro.

Los juegos sexuales lésbicos de riesgo mínimo son:

Algunas enfermedades de transmisión sexual de las mujeres pasan desapercibidas. Por ello, una de las medidas necesarias para tener una vida sexual sana y segura es someterse por lo menos una vez al año a un chequeo ginecológico completo.
Siempre es necesario acudir lo más pronto posible al médico en caso de secreciones vaginales anormales, dolores u olores vaginales desagradables.

infecciones-sexuales

¿Qué son las infecciones de transmisión sexual o ITS?

Son aquellas enfermedades causadas por infecciones cuyo mecanismo de contagio es el contacto sexual. Esto sucede porque en las relaciones sexuales se ponen en contacto piel y mucosas de dos personas, en suficiente extensión y tiempo como para que sea posible la transmisión de la persona enferma a la sana, siempre y cuando no se evite con los medios específicos de prevención.

Infecciones de transmisión sexual mas comunes

Infección por el virus del papiloma humano

Se conocen más de 100 tipos virales que en relación a su patogenia oncológica, se clasifican en tipos de alto y de bajo riesgo oncológico. las principales manifestaciones son verrugas planas o acuminadas mas conocidas como condilomas, localizadas en zona genital, anal, nasal, oral…. Puede no dar manifestaciones pero si contagiar a sus parejas.

Infección genital por el virus del Herpes simple

Es una infección viral recurrente e incurable. Las lesiones son muy típicas: grupo, grupos de micro-vesículas sobre una piel enrojecida que se erosionan covirtiendose en micro-úlceras que posteriormente se cubren de una costra y curan espontaneamente alrededor de una semana. Existen dos tipos:

Tipo 1: Localizado fundamentalmente en labios y boca.

Tipo 2: Causante de la mayoría de los casos de infección genital.

Debido a las prácticas de sexo oral pueden darse casos de intercambios de localización y de sus tipos.
Las recidivas son frecuentes sobretodo el primer año. Son más frecuentes y agresivas en las personas con infección VIH/SIDA. La infección previa de herpes simple, favorece la adquisición de la infección VIH/SIDA debido a las pequeñas úlceras que se producen facilitando así la entrada del VIH.

VIH/SIDA

Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida Enfermedad infecciosa, crónica y mortal que destruye las defensas del organismo exponiéndolo a múltiples infecciones que pueden ser desde leves hasta muy graves. Se llama adquirida, porque no es congénita (no naces con ella). Información completa sobre el VIH/SIDA CLICK AQUÍ

Sífilis

Tiene tres periodos o etapas

PRIMARIA – Se desarrolla en 20-30 días una úlcera que se cura sola, pero no se cura la enfermedad, que continúa su infección por dentro.
SECUNDARIA – Se desarrollan en 1-2 años manifestaciones generales, tales como fiebre, sarpullido y un largo etc…
TERCIARIA – Se desarrolla entre 10 y 20 años después, afecta a los órganos vitales como el corazón, el sistema nervioso, etc…

Candidiasis

Es una infección muy frecuente causada por un hongo llamado Candida albicans. Este hongo habita en pequeñas cantidades en las membranas mucosas de la vagina, la boca, el tracto digestivo y en la piel. Información detallada sobre la candidiasis CLICK AQUÍ

Gonococcia o Gonorrea

Es una de las enfermedades más comunes que se trasmiten por vía sexual. Su manifestación más frecuente es la uretritis. Se desarrolla a los 2-14 días después. Principalmente en varones. Esta enfermedad puede dar lugar a síndromes no genitales tales como faringitis o prostatitis y si no se cura puede dar lugar a síndromes generales como la artritis.

Chlamydea trachomatis

Es parecida a la gonococia, pero con un tiempo de aparición más largo, de 7 a 20 días.

Hepatitis B

El contagio se realiza por vía sexual al igual que por él intercambio de jeringuillas, usar mismo vaso, cubiertos, besos. Existe actualmente vacuna.

Sarna

Aparición de pequeños granitos diseminados por el cuerpo con picor intenso sobre todo por la noche (actividad nocturna).

Ladillas

Son unos piojos que se instalan con sus huevos en el vello púbico produciendo un intenso picor. Se transmite por contacto sexual o por ropa de cama infectada. Afecta a cualquier zona velluda del cuerpo menos a la de la cabeza.

candidiasis

¿Qué es la candidiasis genital?

Es una infección muy frecuente causada por un hongo llamado Candida albicans. Este hongo habita en pequeñas cantidades en las membranas mucosas de la vagina, la boca, el tracto digestivo y en la piel.

Lo hace sin causar ningún síntoma o enfermedad, ya que vive dentro de un “ecosistema microbiano” en situación de equilibrio con otros gérmenes, fundamentalmente bacterias, constituyendo “la flora” vaginal, bucal, intestinal y cutánea.

infecciones vaginalesLa infección aparece cuando se rompe el equilibrio normal existente entre los gérmenes que viven en estas mucosas y en la piel y la población de Candida albicans prolifera hasta hacerse más numerosa que la de otros microorganismos.

Esto sucede cuando se presenta una de las siguientes situaciones:

  1. Condiciones favorables para el crecimiento de Candida albicans.
  2. Condiciones desfavorables para la supervivencia de otros organismos.

Es muy frecuente que la candidiasis vaginal aparezca después de un curso de tratamiento con antibióticos ya que éstos alteran el equilibrio normal existente entre los microorganismos vaginales, al disminuir la población de bacterias que ejercen un efecto protector contra los hongos. Otros factores predisponentes son el exceso de estrógenos causado por el embarazo o la píldora anticonceptiva, la diabetes o las enfermedades que afectan el sistema inmune.

Entre los síntomas de la candidiasis se encuentran en la mujer el flujo vaginal excesivo, que puede ser tanto líquido como consistente y blanquecino, picores en la vagina y los labios, enrojecimiento e inflamación de la vulva y dolor al orinar o al tener contacto sexual. En el hombre produce una primera fase de inflamación del glande del pene, que rápidamente deja ver los clásicos “puntitos blancos” característicos de la infección.

Ante la sospecha de infección, el ginecólogo o el urólogo realizarán una inspección genital y un análisis con cultivos. El tratamiento suele consistir en medicamentos antifúngicos (contra los hongos) de aplicación local (pomadas y óvulos) o en cápsulas por vía oral.

La candidiasis no se considera una enfermedad de transmisión exclusivamente sexual, aunque un 15% de los hombres que han estado en contacto con mujeres infectadas notan picores en el glande del pene y molestias al orinar. Cuando el hombre se infecta, el hongo se aloja en la uretra y, si no se trata adecuadamente, puede volver a infectar a la mujer. Esta es una circunstancia a tener en cuenta, para que se traten a la vez los dos miembros de la pareja y así evitar las infecciones recurrentes.

Con un tratamiento adecuado los síntomas desaparecen en unos días, aunque son frecuentes las infecciones recurrentes, que pueden deberse a un tratamiento inadecuado, al mantenimiento de los factores predisponentes o a una reinfección, si no se ha tratado a la pareja de forma adecuada.

La única manera efectiva de evitar la transmisión entre los miembros de la pareja es la abstención durante el tiempo que dure la infección.

El coito puede aumentar la inflamación de los labios y la vagina, que hace que Candida albicans se encuentre a gusto y prolifere y permanezca el malestar en toda la zona. También debe evitarse el sexo oral, ya que también es posible transmitir la infección por esta vía.

Esta infección es muy frecuente, y supone un motivo de agobio y malestar, o incluso suscita dudas sobre una posible infidelidad de la pareja, aunque es una infección que también aparece en mujeres sin actividad sexual. Cuando se resiste a curarse, es preciso tener paciencia y seguir acudiendo al médico hasta que se logre recuperar la flora normal del glande del pene y de la vagina.

Entre las medidas preventivas de la candidiasis se incluyen una higiene correcta, evitar el uso de prendas apretadas o de ropa interior sintética, asegurarse de que no quedan rastros de detergente después del lavado de la ropa en contacto con la zona y quitarse rápidamente la ropa húmeda de sudor después de hacer deporte. En el hombre, es conveniente que el glande permanezca limpio y seco durante la fase de tratamiento, ya que los hongos proliferan con facilidad en ambientes húmedos, para lo cual se aconseja mantener el prepucio bajado. En casos muy resistentes al tratamiento puede ser preciso realizar una circuncisión.

condones-profilacticos

Tomar precauciones

La toma de precauciones disminuyen el riesgo de adquisición de enfermedades de transmisión sexual, a la hora de mantener relaciones

El sexo seguro, además de abogar por el disfrute, hace hincapié en evitar el intercambio de fluidos corporales con la otra persona, como la sangre o el semen, que pueden transmitir el virus del sida y otras enfermedades. Y es que no existen “signos externos” que nos hagan saber si una persona está o no infectada por ésta o cualquier otra enfermedad de transmisión sexual. De hecho, existen personas portadoras que desconocen su enfermedad. Según estás circunstancias, la protección y práctica de un sexo seguro, nunca está de más.

practicar-sexo

Medidas para un sexo seguro

A pesar de que muchos hablan de abstinencia como el mejor método para asegurar un sexo seguro, ésta no se puede tener en cuenta, porque lejos de considerarse práctica sexual, la abstinencia se basa en evitar dicho ejercicio.

Una de las medidas básicas, sin embargo, es la de conocer a la pareja. A pesar de que para algunos puede resultar obvio, mucha gente inicia una actividad sexual sin haber pre-establecido una relación de confianza y comunicación abierta. Antes de comenzar una relación sexual con un nuevo compañero o compañera, se considera prudente resguardarse de las Enfermedades de Transmisión Sexual, especialmente VIH y hepatitis B, y el mejor método para hacerlo es a través del uso de preservativos.

Preservativos

Está demostrado que el más tradicional de los medios anticonceptivos, ya sea femenino o masculino, impide la transmisión del virus del Sida y otras ETS. Aunque no es efectivo en el 100 % de los casos, el preservativo, utilizado correctamente, es la mejor protección frente al contagio. Para esto hay que cumplir ciertas medidas:

  • Comprar preservativos de buena calidad y conservarlos en buen estado.
  • Utilizarlo durante toda la relación y sujetarlo por la base para retirarlo, antes de que termine la erección.
  • Al acabar, tirarlo a la basura.
  • Cambiar el preservativo en cada relación, aunque no haya habido penetración.

condones-profilacticos

Espermicidas

Se ha descubierto que el principio activo de la mayoría de los espermicidas, el Nonoxinol-9, destruye el virus del Sida. Por ello, otra posible medida para evitar el contagio es utilizar algún espermicida con Nonoxinol-9 como complemento ante la posibilidad de rotura del preservativo.

Guantes y dediles de goma o látex desechables

El virus del Sida no se transmite a través de la piel, pero si se tienen cortes, arañazos o padrastros en la manos, los guantes de goma finos como los de cirugía o los dediles de goma, puedan evitar el contagio con el VIH durante los contactos genitales con la mano.

Estado físico y psíquico

Permanecer sobrio es también muy importante porque el uso de alcohol o drogas disminuye la capacidad de comunicación y coordinación requeridas para utilizar barreras pertinentes. Además, el estado de euforia que a menudo generan estas sustancias hace que una persona se arriesgue a hacer determinadas cosas que habitualmente no haría, como por ejemplo tener relaciones sexuales sin tomar precauciones.

Los anti-métodos

Las píldoras anticonceptivas y el diafragma son buenos métodos anticonceptivos, pero no ofrecen ninguna protección contra el Sida. Otras técnicas, como la “marcha atrás” o la “ducha vaginal” son también inútiles a la hora de evitar el contagio de una enfermedad de transmisión sexual. En el primer caso, el hombre expulsa, antes de eyacular, una gotas de líquido seminal que pueden contener, además de espermatozoides, el virus del Sida. Y la “ducha vaginal”, de hecho, puede introducir con más fuerza el semen o cualquier germen hacia el cuello del útero.

Las enfermedades de transmisión sexual son, en definitiva, difíciles de combatir. Los expertos aconsejan tomar todas las precauciones y barreras que estén a nuestro alcance, pero sin que éstas se transformen en una obsesión y repercutan en el desarrollo equilibrado de la propia actividad sexual.

sexo-oral

Sexo oral y enfermedades

Muchas mujeres, y no sólo adolescentes, se preguntan cuál es el riesgo de contraer el SIDA o alguna otra enfermedad de transmisión sexual (E.T.S.) a través del sexo oral.

Desafortunadamente la respuesta no es sencilla, pues son muchas las variables que se deben tener en cuenta. Por ejemplo, es diferente la situación de quien realiza la práctica oral a la de quien la recibe. Usualmente el peligro es mayor para quien lo hace.

sexo-oral

La lista de posibilidades de contagio a través del sexo oral es extensa, por lo que es casi imposible dar una orientación precisa. Sin embargo es importante tener en cuenta que, a pesar de las muchas variables, se puede reducir el riesgo de cualquier contagio si no hay contacto con ningún fluido o se usan métodos de barrera como los condones de látex, con el cual se puede cubrir el área genital.

Hasta el momento no existe ninguna estadística que determine el porcentaje de riesgo de contagio a través del sexo oral. Se sabe que se han presentado casos. De ahí que diferentes investigaciones están tratando de establecer una cifra exacta.

En un reciente estudio realizado en California entre la población masculina, se concluyó que el porcentaje de contagio entre hombres es del 8%. No obstante, la muestra tomada fue pequeña y no contempló el contagio de mujeres.

Se requieren más estudios para saber con claridad cuál es la exposición real de contagio por esta vía.

Por ahora sólo se sabe que hay un riesgo, que aunque no es muy significativo, sigue siendo un riesgo, y que cada persona debe decidir si está dispuesta a correrlo o no. Pero hay que recordar que aunque un riesgo sea bajo, no quiere decir que no exista.

Aunque la exposición al Sida es baja a través del sexo oral, para otras enfermedades de transmisión sexual, como gonorrea, herpes o sífilis es bastante alta. Y cabe anotar que estas afecciones también tienen serias consecuencias para la salud. Por ejemplo, el herpes es un virus que no tiene cura. Quien lo contraiga debe asumir sus consecuencias el resto de la vida. La gonorrea puede causar esterilidad y la sífilis ser mortal, si no se tratan a tiempo con medicamentos.

Además, al contraer una enfermedad de transmisión sexual, el sistema inmune de la persona queda comprometido. Esto quiere decir que por estar peleando contra la infección, se debilita. Por lo tanto aumentan las posibilidades de contraer el sida u otras afecciones.

Es importante que cada persona esté segura de no padecer alguna anomalía de transmisión sexual, pero aún es más importante tratarla oportuna y adecuadamente, si la tiene.

Preguntas y respuestas a todas tus dudas sobre enfermedades venéreas

¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual?

salud sexualSon aquellas enfermedades cuyo mecanismo de contagio es el contacto sexual. Esto sucede porque en las relaciones sexuales se ponen en contacto piel y mucosas de dos personas, en suficiente extensión y tiempo como para que sea posible la transmisión de la persona enferma a la sana, siempre y cuando no se evite con los medios específicos de prevención.

¿Cuáles son las principales manifestaciones de las enfermedades de transmisión sexual?

Las ETS generalmente se manifiestan en la zona genital y las principales formas de manifestación son:

Ulceras: Es una heridita redonda y más o menos superficial, única o múltiple. Puede ser provocada por la sífilis, herpes simple, cáncer, alergia a un medicamento ó traumática (“pillarsela con la cremallera”)
Uretritis: Se manifiesta principalmente en el hombre con una secreción uretral, es como un pus blanco, amarillo o verdoso. Puede ir a más si no se cura y afectar a la próstata y a los testículos. Algunos síntomas son dolor y escozor en la zona (pene).
Vulvovaginitis y cervicitis: Afecta únicamente a la mujer. Sus síntomas son flujo aumentado, picor, dolor. La infección se produce primero en la vagina o en el cervix (cuello del útero), y luego se extiende de ahí hacia el útero y puede producir esterilidad.
Verrugas genitales: Son unas verruguitas en la zona genital, que pueden ser causantes de cáncer de cuello de útero o matriz y de cáncer de pene. Esta enfermedad afecta mayoritariamente a las mujeres pudiendo ser sin embargo los hombres los vehículos de transmisión. Las personas con VIH tienen mas susceptibilidad para adquirir esta enfermedad.

Síndromes no genitales

En algunos casos puede haber manifestaciones de ETS en zonas que no son los genitales.

Faringitis: Debido a las llamadas “felaciones” o cunilingus. Ya que la bacteria o el hongo se introduce en la faringe y la infecta.
Infecciones ano-rectales: Pueden subir hacia el intestino. Esto se produce por la penetración anal.
Afectaciones generales: tales como la fiebre en la sífilis ó la artritis en la gonococia.

¿ Cuáles son las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes?

Listado de las más frecuentes con LINK a cada una para mayor información:

  • Sífilis
  • Gonorrea
  • Chlamydia venereas
  • Chancro
  • Cándida albicans
  • Trichomonas
  • Condilomas
  • Ladillas
  • Herpes genital
  • Hepatitis
  • SIDA

¿Qué síntomas aparecen?

Dependen de la enfermedad que se padece. En el caso de la gonorrea, tanto en el hombre como en la mujer, aparecen secreciones por la uretra en el primero y flujo vaginal en la segunda. Pueden aparecer también escozor o ardor al orinar, así como orinar con más frecuencia. Asimismo, úlceras, granos, ronchas en la región genital, que pueden ser dolorosas o indoloras (en el caso de la sífilis); verrugas, ampollas, picazón, aparición de ganglios en la ingle y dolor en el bajo vientre, etc.

¿Puedo estar contagiado sin notar nigún síntoma?

Sí: es frecuente que las mujeres padezcan la enfermedad sin que aparezcan los síntomas (de cada 5 mujeres que sufren gonorrea, 4 no muestran síntomas); en el hombre también es posible pero menos frecuente. Por ello, es necesario, ante la duda, hacer unos análisis que ayudarán al diagnóstico.

En un informe de la New England Journal of Medicine, se afirma que las personas que padecen herpes genital pueden transmitir la enfermedad aunque no tengan los síntomas.

“Anteriormente, mucha gente pensaba que las personas asintomáticas eran menos propensas a transmitir el virus simple del herpes de segundo tipo (HSV-2, en términos médicos) en la zona genital que las que presentan síntomas crónicos”, explicó el autor del estudio. La investigación estima que el 25 por ciento de la población estadounidense padece herpes genital, pero que sólo uno de cada cinco casos es consciente de la enfermedad porque ésta puede ser asintomática.

Los científicos examinaron durante tres meses a 53 personas que no sabían que tenían la enfermedad y a 90 que sí conocían su patología. Descubrieron que las secreciones genitales del 83 por ciento de los no conscientes dieron positivo en los análisis de presencia de HSV-2.
El estudio también disipó la creencia de que las mujeres son más propensas a la infección que los hombres. Ambos sexos tienen las mismas aptitudes para transmitir el virus.

Por ello, ante la duda, es necesario hacer unos análisis que ayudarán al diagnóstico.

¿Qué debo hacer si creo estar contagiado?

En primer lugar, abstenerse de toda relación sexual, avisar a su compañero/a y acudir al médico especialista

¿Qué es lo que no debo hacer?

No debe tomar medicamento por cuenta propia o por consejos de amigos no profesionales, pues un antibiótico mal indicado puede enmascarar una enfermedad y retrasar el tratamiento adecuado. No oculte su problema. Las E.T.S. se controlan más fácilmente con un diagnóstico precoz y tratamiento preciso.

¿Cómo puedo prevenirlas?

El uso correcto del preservativo puede ser un buen método para evitar la mayoría de las enfermedades venéreas. Evitar la promiscuidad sexual, la higiene de los órganos sexuales y orinar enseguida después del coito son métodos que disminuyen las posibilidades de contagio. Sin embargo, no son infalibles.

¿Qué complicaciones pueden aparecer?

En el caso del hombre, las más importantes -después de sufrir una blenorragia- son la estenosis de uretra (estrechez del conducto urinario), esterilidad, etc., que suele aparecer tiempo después de haber sufrido la enfermedad. En el caso de la sífilis, si no se detecta en su primer estadio, puede manifestarse en su tercer estadio, con alteraciones del sistema nervioso, cardiovascular, cutáneo, etc., de oscuro pronóstico. De ahí la importancia de atacar las E.T.S. en su inicio. En la mujer, obstrucción de las trompas (esterilidad), alteraciones del feto, etc.

RECUERDE

CADA ENFERMEDAD VENEREA REQUIERE UN TRATAMIENTO ESPECIAL.

SI UNA MUJER EMBASRAZADA TIENE UNA ENFERMEDAD VENEREA, PUEDE RESULTAR PELIGROSO PARA SU BEBE.

NO TENGAN RELACIONES SEXUALES HASTA QUE TERMINEN EL TRATAMIENTO Y DESAPAREZCAN LOS SINTOMAS.

AVISE A QUIEN CREA QUE PUEDA HABERSE CONTAGIADO.

NO EXISTE INMUNIDAD CONTRA LA MAYORIA DE LAS E.T.S., ESTO QUIERE DECIR QUE PUEDE VOLVER A INFECTARSE DE LA MISMA ENFERMEDAD.

NO HAY VACUNA PARA LA PREVENCION DE LAS ENFERMEDADES VENEREAS.

sida

¿Qué es el SIDA?

Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida Enfermedad infecciosa, crónica y mortal que destruye las defensas del organismo exponiéndolo a múltiples infecciones que pueden ser desde leves hasta muy graves. Se llama adquirida, porque no es congénita (no naces con ella).

stop-sida¿Cuál es la causa?

Lo produce un virus llamado VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana).

Virus de la Inmunodeficiencia Humana. Afecta al sistema inmunológico del organismo. Disminuye la capacidad de defensa ante los microbios que producen las enfermedades. Existen 2 tipos diferentes: El VIH-1 y el VIH-2.

¿Qué es el sistema inmunológico?

Es el sistema que defiende nuestro organismo de los agentes externos (fundamentalmente bacterias y virus) que producen las enfermedades infecciosas. Este sistema impide también el desarrollo de cánceres. Está compuesto por células procedentes de los órganos linforreticulares: · médula ósea · timo · bazo · ganglios linfáticos y agregados linfoides.

Dichos órganos se encargan de producir las células de defensa B y T, que a su vez se encuentran en la sangre y se conocen como glóbulos blancos, leucocitos o más específicamente linfocitos B y T que se encuentran permanentemente en los órganos linfáticos. Los linfocitos T y los linfocitos B, tienen distintas funciones, a los primeros les corresponde la inmunidad celular y a los segundos la producción de anticuerpos (inmunidad humoral). Un subtipo de linfocitos T, los linfocitos T4, actúan dirigiendo las operaciones de defensa. por lo que son de vital importancia. Cuando un microorganismo entra al organismo es identificado por los linfocitos T4, que activan a los linfocitos T y B e inician el proceso inmunológico del cuerpo. Los linfocitos T atacan directamente a los agentes extraños, mientras que los linfocitos B producen unas sustancias llamadas anticuerpos que actúan sobre él y lo destruyen. Los anticuerpos son específicos para cada microbio; por lo que su presencia en el organismo indica que éste ha estado en contacto con el microorganismo en cuestión. El SIDA ocurre tras un largo periodo de destrucción progresiva de los linfocitos T4 por la infección viral.

¿Cómo ataca el VIH al sistema inmunológico?

El virus entra en el torrente sanguíneo y se adhiere a los linfocitos T4; posteriormente la pared del virus se abre y permite la salida del ARN viral, que por medio de la enzima llamada Transcriptasa Reversa se transcribe en ADN y se introduce en el núcleo del linfocito, pasando a formar parte del código genético de la célula, con lo cual la célula T4 deja de funcionar como defensa del organismo. El virus se replica dentro de la célula huésped hasta que ésta estalla y libera un gran número de virus que infectarán a otros linfocitos T4. Cuando una cantidad importante de células T4 del organismo han sido destruidas a consecuencia de la infección por el virus, las defensas del organismo se encuentran debilitadas y el riesgo de aparición de los síntomas del SIDA es muy elevado.

¿Quién puede contraer el SIDA?

Todos somos susceptibles de infección si nos exponemos al contacto con el VIH, afectando a hombres, mujeres y niños.

Etapas de la infección por VIH

Fase de infección aguda:

Es el periodo comprendido desde que el VIH ingresa al organismo, hasta la formación de anticuerpos específicos contra el VIH Esta etapa es por lo regular de 8 a 12 semanas En la mayoría de los casos puede pasar inadvertida o con manifestaciones clínicas similares a un resfriado.

Fase de infección asintomática:

Etapa después de la seroconversión hasta que aparecen los primeros síntomas y signos de la inmunodeficiencia Puede extenderse hasta más de 10 años .

Linfadenopatía Generalizada Persistente:

Durante esta etapa se presenta inflamación de los ganglios linfáticos, como un signo evidente de que se encuentran trabajando para contrarrestar la infección por el VIH. Es posible que aquí se presenten las primeras manifestaciones como fiebres ocasionales, diarreas de corta duración, sudoraciones nocturnas, pérdida de peso, fatiga, etc.

Fase SIDA:

Esta es la última etapa de la infección por el VIH Se relaciona con la presencia de enfermedades sistémicas como el Síndrome de Desgaste y una serie de infecciones oportunistas, es decir aquellas producidas por agentes extraños al organismo que ante un sistema inmunocompetente · NO produce ninguna enfermedad concreta, pero estas se producen por que el huésped tiene un sistema inmunocomprometido; · Estas enfermedades pueden ser tan graves que ocasionen la muerte de las personas en etapa de SIDA. · En esta etapa es posibles que se presenten neoplasias como Sarcoma de Kaposi. Para que se dé la transmisión del VIH se necesitan presentar tres condiciones fundamentales:

A.- Que esté presente el VIH: Solamente el fluido con VIH puede transmitirlo.Cuando se desconoce si hay o no presencia de VIH se debe tomar medidas preventivas como si estuviera presente.

B.- Que exista un fluido que pueda transmitir el VIH: Los fluidos que pueden transmitir el VIH son la sangre, las secreciones sexuales y la leche materna;y los que NO pueden transmitirlo son sudor, lágrimas, saliva, orina y excremento.

C.- Que exista un punto de entrada: Se refiere a un lugar del organismo en donde el virus pueda ser depositado junto con el fluido que lo contiene y absorbido por el torrente sanguíneo.Son puntos de entrada al organismo: las mucosas expuestas como la de los ojos, boca, ano, pene y vagina, así como las heridas abiertas.

Se han encontrado tres formas de trasmisión: SANGUÍNEA, PERINATAL Y SEXUAL

Se transmite por:

  • Relaciones sexuales sin protección con personas infectadas
  • Sangre contaminada
  • Intercambiarse máquinas para rasurar
  • De una mujer embarazada infectada su bebé
  • Utilizar las mismas jeringas
  • Hacerse tatuajes

Por lo tanto: Una persona infectada por el virus del SIDA lo lleva en los líquidos de su organismo y dentro de determinadas células sanguíneas.

¿Cuáles son los líquidos infectantes?

Sémen, Líquidos vaginales, Sangre, Leche Materna.

condones-profilacticos

¿Cómo no te contagias?

Las secreciones y excreciones corporales que no pueden transmitir la infección por VIH son: saliva, sudor, lágrimas, orina y excremento, excepto si alguna de ellas contiene sangre, semen, líquido preeyaculatorio, secreciones cervicovaginales ó leche meterna Por lo tanto, el VIH no se transmite por besos, abrazos, caricias ni por apretón de manos.

Tampoco por compartir cubiertos, alimentos o bebidas; por utilizar sanitarios, manejar dinero. usar regaderas, teléfonos públicos, acudir al cine; compartir albercas, gimnasios o lugar de trabajo, acudir a la escuela, por contacto casual, visitar el hospital o acudir al médico, utilizar transportes públicos. Tampoco se tiene riesgo de adquirir la infección por el VIH si se dona sangre, ya que se utiliza material estéril y desechable.

¿Cómo protegernos del SIDA?

De momento no existe una vacuna efectiva anti-VIH, por lo que nuestra mejor opción de prevención es la EDUCACION. Las medidas de prevención van en función de los mecanismos de transmisión del VIH.

Riesgo por transmisión sexual:

· Utilizar protección.

· La abstinencia sexual.

· Si eres adolescente puedes posponer el inicio de tus relaciones sexuales.

· Si eres pareja sexual practica tus relaciones íntimas sólo con tu pareja.

· Si aún no tienes pareja sexual, puedes abstenerte de tener relaciones sexuales, limitar al mínimo el contacto sexual con personas desconocidas, utilizar un condón como barrera mecánica protectora.

Riesgo por transmisión sanguínea:

· Exige la etiqueta de “sangre segura” en toda transfusión.

· El material de tipo quirúrgico debe ser esterilizado.

· No compartas materiales punzo-cortantes como navajas de afeitar o corta uñas.

· Las personas que viven con VIH/SIDA no deben donar su sangre ni ningún otro órgano o tejido para transplante.

· Evita y denuncia el mercado ilegal de sangre.

· Fomenta y participa en la donación altruista de sangre

Riesgo por transfusión perinatal:

· Si quieres tener un hijo, antes de la concepción puedes solicitar la prueba de detección del VIH. Si ha tenido contacto de riesgo durante los últimos cinco años, se recomienda esperar 6 meses después del último contacto de riesgo para hacerse la prueba y de este modo recibir asesoría y tomar la decisión del embarazo a partir de conocer su estado serológico y las probabilidades reales de transmisión perinatal en caso de diagnóstico de VIH positivo. Se recomienda evitar amamantar al bebé, si es que existen posibilidades de utilizar un sustituto de leche materna. Así mismo, se sugiere tomar tratamiento antiviral durante el embarazo, a partir del tercer mes de gestación.

¿Cómo puedes saber si tienes el virus VIH?

La única forma de comprobar la infección por VIH es por un examen de sangre específico, llamado Prueba de Anticuerpos al VIH. Es muy importante que lo tomes bajo supervisión médica capacitada y que solicites apoyo y orientación antes y después del examen. Una prueba positiva significa que la persona ha sido infectada. Las pruebas son fiables pero no son 100% exactas, por lo que un resultado positivo en la prueba preliminar significa que deben de hacerse estudios posteriores de confirmación.

Es conveniente saber sobre el SIDA

El SIDA no es una enfermedad limitada a un grupo de personas (por ejemplo: Homosexuales) como inicialmente se creyó. No es una enfermedad que tiene que ver con lo que “uno es” sino con lo que “uno hace” (actividades de riesgo). Debido a que el virus del SIDA es transmitido más frecuentemente por vía sexual, es muy importante que esté usted absolutamente seguro de que su compañero(a) no se encuentre infectado(a) con el virus del SIDA. Si no está seguro, la forma más efectiva de protegerse es el abstenerse de tener contacto sexual o usar adecuadamente un condón también es buena protección contra el SIDA.

-El SIDA es una enfermedad mortal que, por ahora, no tiene cura.
-El SIDA no se transmite por contacto casual.
-El SIDA se contagia por medio del coito, la sangre contaminada y las agujas hipodérmicas contaminadas.
-Una mujer infectada puede transmitir el SIDA a su bebé durante el embarazo.

Lo más seguro es una relación estable y fiel con una persona que no esté infectada.

Tu puedes convivir con una persona que tenga el virus o que ya esté enferma. Dale tu cariño y comprensión. No la abandones.

Guardar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR