Desarrollo psicosexual

Manos que hablan

Un masaje sensual con el que sorprender y agradar a la pareja comienza con una buena preparación de la sesión y el entorno. Aceites adecuados, luz bajo control, música para la ocasión y elegir el momento idóneo. A ello hay que añadir esmero e imaginación.

“Cuando las manos hablan sobre el cuerpo, el resultado puede ser inolvidable”.

La preparación de una sesión de masaje sensual y relajante puede constituir por sí misma toda una experiencia para los sentidos. El cuidado y el esmero juegan un papel fundamental en el resultado obtenido; por eso hay que ser imaginativo en relación al ambiente que desea crear.

Hay que elegir el momento más adecuado para ambos y convertir el emplazamiento elegido en un espacio sensual. Luz, temperatura y música son fundamentales, aunque tampoco conviene olvidar otros complementos como los aceites, esenciales en esta práctica.

masaje-pareja

Aceites y relax

Existen varios tipos de óleos. Por eso habrá que dar con el que a cada cual más le agrade por su olor, tacto, etc. Si lo que se desea es conseguir una excitación sensual viva y eficaz, pruebe los aceites conocidos por sus propiedades afrodisiacas. El sándalo, por ejemplo, es una esencia oriental, leñosa y de efecto sedante; el pachuli, un aroma más estimulante, dulzón y misterioso; o el ylang ylang, con su eufórico perfume, dulce y floral.

Antes de dar un masaje a la pareja, la persona que lo va a realizar debe estar muy distendida. No se puede masajear a la pareja si se encuentra cansado porque el contacto íntimo en una pareja resulta tan estrecho que incluso los sentimientos más profundos llegan a transmitirse. Lo ideal es que antes de empezar ambos se relajen juntos, respiren profundamente para abrir la mente y el cuerpo.

Es importante que la persona que realiza el masaje despeje su mente y se concentre en lo que hace. Respirar pausadamente, dejando que los músculos se relajen, hará que aumente su equilibrio interior. Antes de ponerse manos a la obra, puede pedir a su pareja que le masajee los hombros con suavidad. Así, ya habrá recibido algo antes de empezar a dar.

¿Simbiosis?

Masajear es sinónimo de tocar y el tacto conlleva la comunicación. El modo en el que se da un masaje a la pareja le transmite los propios sentimientos del que está dando dicho masaje. Es como si se pusiera en marcha un canal de comunicación donde el que da el masaje habla con sus manos y el que recibe responde con su cuerpo.

Sin embargo, independientemente del cariño y la ternura que se pueda sentir por la pareja, el masaje supone un aprendizaje del modo de tocar que debe dominarse para que su práctica sea la adecuada. Los tres tipos básicos de manipulación son el roce, el amasamiento y la fricción.

TIPOS DE MOVIMIENTOS

El roce suave se utiliza en la aplicación del aceite y sirve para ayudar a conocer el cuerpo de la pareja. Hay que colocar las manos planas con los dedos relajados sobre la espalda de la pareja y deslizarlas hacia abajo con suavidad, tratando de localizar posibles nudos de tensión. Generalmente la presión debe aumentarse a medida que las manos se acercan a la zona del corazón. Esto tiene un efecto relajante, que se deja sentir en los nervios situados en las regiones subcutáneas.

El amasamientoLos movimientos que se realizan son enérgicos e imitan los que se utilizan al amasar el pan, por ejemplo. Están especialmente indicados para liberar la tensión acumulada. Este tipo de manipulación está indicada para zonas más musculosas. Para darlo bien hay que apretar la piel entre los dedos y hundir el pulgar en la carne, lejos de usted. Con los dedos, empuje la carne de nuevo hacia usted. Mueva alternativamente las manos, apretando, empujando y levantando la carne.

Friccción. Este proceso consiste en presionar áreas específicas, más bien pequeñas, lo que proporciona una sensación de descanso muy agradable. Es importante que con la yema del pulgar empuje hacia abajo y realice pequeños movimientos de rotación para una mayor penetración. La fricción tiene un efecto analgésico y estimula la circulación sanguínea.

Guardar

0 854
Sexo en la adolescencia

Adeolescentes: El despertar sexual

La morfología y la fisiología del cuerpo sufren durante la adolescencia una gran cantidad de cambios debido al desarrollo de glándulas sexuales.

Estos cambios acarrea, como consecuencia, que los jóvenes tengan ciertos planteamientos sobre su cuerpo y su persona, sobre todo en las mujeres, que se preguntan si serán atractivas o feas. Surge entonces la importancia de los demás, qué van a pensar los compañeros, cómo lo van a mirar.

El hecho de que se tornen agresivos y molestos con los adultos es normal y se debe a que internamente viven una lucha por encontrar un lugar en la sociedad. Existe sexualmente como un duelo de las fantasías sexuales infantiles, están creciendo y por lo tanto la pérdida de su infancia genera sentimientos desencontrados que generalmente derivan en la depresión.

El adolescente está intentando formar su propia identidad y para ello suele buscar ídolos y modelos con los cuales poder identificarse. Es importante que el adulto, sobre todo los padres, tengan presente que el adolescente necesita ver hechos y no palabras, serán las acciones lo que le muestren el camino y le incentiven en la identificación. La contradicción del adolescente surge a partir de esta necesidad, por un lado buscan la libertad, la separación con sus padres, y por el otro lado piden límites al rebelarse contra los mayores.

Sexo en la adolescencia

La sexualidad vivirá también esta paradoja: por un lado los valores morales en los que fue educado y al mismo tiempo las ganas de vivir el placer, de satisfacer el hedonismo. La mejor forma de ayudarlo a crecer es dejándolo pasar la etapa y conociendo las reacciones así como las necesidades.

La rebelión será inevitable, por lo tanto no conviene ser más estrictos de lo normal, lo que menos quiere el adolescente es que continúen tratándolo como un niño, sino que lo entiendan como un ser que todavía no encuentra su lugar.

¿Cómo deben actuar los padres?

La mayoría de los adolescentes a los 18 años ya tuvieron relaciones sexuales. Las mujeres, generalmente, esperan a estar de novias y quieren que la primera vez sea especial. Los varones, en cambio, no ven la hora de tener su primera relación sexual.

Los padres deben hablar con sus hijos de temas sexuales. Muchos padres creen que sus hijas deberían esperar hasta que tengan una pareja formal o incluso hasta el matrimonio para tener relaciones sexuales; sin embargo, establecido el diálogo, no se animan a expresar los motivos por los cuales piensan de esa manera. Otros padres, en cambio, ven al sexo como una necesidad más y no le dan importancia.

Sería ideal que padres e hijos se sienten a hablar de sexo. En caso contrario, los chicos viven el sexo como algo tabú (prohibido).

Hablar de sexo, es una manera de aceptar que los hijos han dejado de ser niños.

0 741
hijos-y-sexo

Tarde o temprano, los adolescentes se aproximan al sexo.

Primero con curiosidad y luego por deseo. Los padres deben convertirse en una referencia fundamental para ellos en ese descubrimiento de su propio cuerpo.

La adolescencia provoca una revolución hormonal en el organismo de los que hasta hace semanas eran sólo unos niños. Los cambios se reflejan en sus músculos, en su cara, en su carácter y en los nuevos impulsos sexuales, que muchas veces son desconcertantes para el joven y que suelen ser canalizados en forma de agresividad y estrés.

Ha comenzado un proceso de descubrimiento en el que los padres deben asumir un papel de guía. El objetivo fundamental es hacer del sexo un elemento natural al que hay que enfrentarse sin traumas, aunque también con ciertas precauciones. En la actualidad, los hijos comienzan a entender y a conocer el sexo antes de que su cuerpo esté preparado para disfrutar de él. Los medios de comunicación, el cine o Internet son ahora los vehículos que abastecen de sexo a una población que lo demanda.

Los niños y niñas también reciben ese bombardeo, lo que despierta en ellos una curiosidad precoz, y les aboca a realizar su propia interpretación de una realidad que aún no saben manejar. Después, con los amigos y amigas construirán un mundo fantástico de relaciones con el sexo contrario en el que no sabrán muy bien cómo ubicar la sexualidad.

hijos-y-sexo

Afrontar los cambios

Para Donald Mosher, psicólogo de la Universidad de Connecticut (EE UU) y experto en sexología: “Los padres deben comprender que sus hijos probablemente no entiendan el proceso biológico, pero saben que nacen de la madre y que en ello el padre ha tenido algo que ver. Por lo tanto, hay que aproximarse al tema desde que son pequeños, antes de que el bombardeo de los medios les cree un mundo irreal. Deben saber que los bebés son fruto de una unión de un hombre y una mujer, y que esa unión es placentera y gratificante. Más tarde, cuando descubran su propio sexualidad, la información puede ampliarse tanto en lo que respecta a las opciones morales de esos actos -si así lo creen conveniente los padres- como a los riesgos de los mismos”.

Los jóvenes deben entender que para ellos el sexo será algo hermoso si es felizmente compartido, que nunca puede generar un sentimiento de culpa algo que es un impulso natural y que el final de ese descubrimiento tendrá lugar sólo cuando encuentren a la persona deseada. Los padres pueden mostrar el camino, pero serán los hijos quienes lo recorran solos.

Para Laura Grossi, psicóloga infantil, es fundamental que “esa guía, asimismo, les enseñe los peligros: embarazos indeseados, enfermedades de transmisión sexual y, también, por qué no, las posibles decepciones y fracasos de la vida sexual”.

Prevenir los peligros

Estos últimos peligros no se pueden evitar, pero los primeros sí. Nunca un precepto moral debe poner en peligro las vidas de los hijos. Hay que ser conscientes de que ellos no siempre se comportan como los padres desean y, si es así, al menos deben conocer los medios para que la práctica del sexo sea segura.

Un estudio realizado en la Universidad de Edimburgo demostró que tener más información sobre el sexo no implicaba un mayor número de contactos sexuales. Se llevaron a cabo varias encuestas entre jóvenes de entre 16 y 20 años de toda Gran Bretaña. Los resultados señalaron que los encuestados con menor formación sexual iniciaban sus relaciones antes que los que habían recibido una mayor información al respecto en una proporción de tres a uno.

Guardar

adolescentes-descubrir-sexo

Tarde o temprano, los adolescentes se aproximan al sexo.

Primero con curiosidad y luego por deseo. Los padres deben convertirse en una referencia fundamental para ellos en ese descubrimiento de su propio cuerpo.

La adolescencia provoca una revolución hormonal en el organismo de los que hasta hace semanas eran sólo unos niños. Los cambios se reflejan en sus músculos, en su cara, en su carácter y en los nuevos impulsos sexuales, que muchas veces son desconcertantes para el joven y que suelen ser canalizados en forma de agresividad y estrés.

Ha comenzado un proceso de descubrimiento en el que los padres deben asumir un papel de guía. El objetivo fundamental es hacer del sexo un elemento natural al que hay que enfrentarse sin traumas, aunque también con ciertas precauciones. En la actualidad, los hijos comienzan a entender y a conocer el sexo antes de que su cuerpo esté preparado para disfrutar de él. Los medios de comunicación, el cine o Internet son ahora los vehículos que abastecen de sexo a una población que lo demanda.

Los niños y niñas también reciben ese bombardeo, lo que despierta en ellos una curiosidad precoz, y les aboca a realizar su propia interpretación de una realidad que aún no saben manejar. Después, con los amigos y amigas construirán un mundo fantástico de relaciones con el sexo contrario en el que no sabrán muy bien cómo ubicar la sexualidad.

adolescentes-descubrir-sexo

Afrontar los cambios

Para Donald Mosher, psicólogo de la Universidad de Connecticut (EE UU) y experto en sexología: “Los padres deben comprender que sus hijos ya no se creen que los niños vienen de París. Probablemente no entiendan el proceso biológico, pero saben que nacen de la madre y que en ello el padre ha tenido algo que ver. Por lo tanto, hay que aproximarse al tema desde que son pequeños, antes de que el bombardeo de los medios les cree un mundo irreal. Deben saber que los bebés son fruto de una unión de un hombre y una mujer, y que esa unión es placentera y gratificante. Más tarde, cuando descubran su propio sexualidad, la información puede ampliarse tanto en lo que respecta a las opciones morales de esos actos -si así lo creen conveniente los padres- como a los riesgos de los mismos”.

Los jóvenes deben entender que para ellos el sexo será algo hermoso si es felizmente compartido, que nunca puede generar un sentimiento de culpa algo que es un impulso natural y que el final de ese descubrimiento tendrá lugar sólo cuando encuentren a la persona deseada. Los padres pueden mostrar el camino, pero serán los hijos quienes lo recorran solos.

Para Laura Grossi, psicóloga infantil, es fundamental que “esa guía, asimismo, les enseñe los peligros: embarazos indeseados, enfermedades de transmisión sexual y, también, por qué no, las posibles decepciones y fracasos de la vida sexual”.

Prevenir los peligros

Estos últimos peligros no se pueden evitar, pero los primeros sí. Nunca un precepto moral debe poner en peligro las vidas de los hijos. Hay que ser conscientes de que ellos no siempre se comportan como los padres desean y, si es así, al menos deben conocer los medios para que la práctica del sexo sea segura.

Un estudio realizado en la Universidad de Edimburgo demostró que tener más información sobre el sexo no implicaba un mayor número de contactos sexuales. Se llevaron a cabo varias encuestas entre jóvenes de entre 16 y 20 años de toda Gran Bretaña. Los resultados señalaron que los encuestados con menor formación sexual iniciaban sus relaciones antes que los que habían recibido una mayor información al respecto en una proporción de tres a uno.

Guardar

0 566
intimidad-sexo

– “Tu me completas.”

Como Tom Cruise declaró sus sentimientos por Renee Zellweger en “Jerry McGuire”, también resumió la sabiduría convencional concerniente al amor verdadero, que sostiene que una pareja en la intimidad piensa prácticamente de la misma manera sobre la mayoría de las cosas. Se conectan sin problemas – especialmente en la cama. Pero según las ideas radicales del terapeuta y sexólogo David Schnarch, lo tenemos todo escondido.

 

“El sexo se basa intrínsecamente en la intimidad. El problema es que la mayoría de la gente tiene una idea muy equivocada de lo que significa la intimidad”, dice. “Existe esta idea de que tu pareja va a hacer que te sientas bien y listo.”

Excepto que nadie realmente tiene una relación como esa. Es más, dice Schnarch, nadie debería hacerlo. Claro, el “tú me completas” funciona bien en el principio. Es incluso divertido. Al igual que dos personas juntas para correr una carrera de tres piernas…solo durante un tiempo podrían hacerlo.

Porque dos personas no van a estar de acuerdo en cada movimiento todo el tiempo. Y como se cansan de sujetar o guiar siempre al otro, muchas de estas relaciones de tres piernas terminan en un estancamiento: Cada uno se siente cada vez más frustrado por la aparente falta de voluntad del otro.

Es en esta coyuntura, donde el conflicto entre la verdadera intimidad y el deseo se apodera de  nuestra cabeza, es cuando muchos de nosotros notamos que el sexo no es lo que solía ser. Pero mientras tememos que este sea el comienzo del fin, Schnarch dice que forzándonos a averiguar quiénes somos como individuos, es a menudo cuando las cosas empiezan a ir bien.

La intimidad real es aterradora. Requiere una especie de apertura, honestidad y autoestima que la mayoría de nosotros no estamos acostumbrados. Pero también es más sólido, porque está basado en la realidad. Lo mejor de todo, el sexo a menudo se vuelve más relajado, creativo y conectado. Literalmente y figurativamente, nadie se esconde más en la oscuridad.

intimidad-sexo

Aprendiendo el lenguaje del sexo

Cuando las parejas tratan de abordar sus problemas sexuales, a menudo se centran en mecánicas como: Viagra, lencería sexy, probar nuevas posiciones, artículos de sexshop… Pero el sexo no es ingeniería, dice Schnarch. Es un lenguaje, y su tema de conversación es fundamental que suceda en la relación.

A menudo, la desconexión sexual tiene un sentimiento de: no puedo mostrarte quién soy realmente. Las ideas equivocadas de la gente sobre la intimidad han hecho que dependan excesivamente de su pareja para el propio sentido de sí mismo. Exiges que tu pareja te apruebe y empiezas a contar con él para tranquilizarte de que eres normal y que tus sentimientos son válidos.

Esto hace que sea difícil ser completamente abierto u honesto con los demás. Uno o ambos comienzan a sentirse sofocados, y la intensa vulnerabilidad de la pasión sexual que era tan fácil en los primeros días se hace imposible.

Cómo el sexo hace a los adultos

La manera de pensar de Schnarch sobre la interdependencia del sexo y la intimidad es un gran cambio desde el enfoque tradicional de la ansiedad como una causa primaria de la dificultad sexual. Los problemas en el dormitorio son vistos con demasiada frecuencia como distintos de las luchas emocionales de la relación.

Pero Schnarch – y algunos otros terapeutas – han desarrollado una visión alternativa, que sitúa la asociación en el centro de la sexualidad y sitúa la sexualidad y la intimidad en el centro del desarrollo humano. Las dificultades sexuales son una especie de prueba emocional que ofrece una visión no sólo de la dinámica de la relación, sino de la continua agenda de convertirse en un ser humano completamente autónomo.

Hay cambios de comportamiento básicos que encuentra pueden beneficiar a muchas parejas infelices. Todos ellos implican el mismo proceso: cada uno toma responsabilidad por sus propias emociones y aprende a tolerar la idea de que su pareja no es un gemelo espiritual. Eso significa que ya no esperas que el otro te valide – aceptando y pudiendo admitir que a veces tus ideas no son buenas, en lugar de siempre asegurarte que tienes razón.

Examina tu propio comportamiento y mira lo que esperas que otros hagan por ti, que podrías estar haciendo por tu cuenta, por ejemplo, aprender a sentirte bien contigo mismo sin requerir elogios de otra persona.

Pero no esperes que tu pareja aplauda cuando dices la verdad sobre ti mismo. Aprende a lamer tus propias heridas – no es el trabajo de tu pareja calmarte, es tuyo.

Trata de decir la verdad honestamente. Ser honesto no significa ser vengativo. “La idea es que os digáis la verdad, incluso cuando es difícil, por cariño y compromiso, sin ironía, dice Schnarch, y en lugar de aumentar el conflicto entre la pareja -como pensarías que podría suceder- la honestidad emocional tiene el efecto contrario.

0 669
empatia-sexual

Empezar afirmando que la empatía puede ser una de las  claves para el disfrute sexual de parejas estables.

Cuando conocemos a alguien que nos gusta, la pregunta inmediata es si le interesaremos más allá de la amistad, creo que en el fondo es miedo al rechazo.

empatia-sexual

Hay algunas señales que sólo distinguimos después de iniciada una relación, pero que si las podemos ver antes nos ahorrarían muchas preocupaciones y malos ratos.
Estas son algunas:

La mirada.

Cuando encontramos la mirada de alguien podemos distinguir entre una mirada  escrutadora, es decir, que sólo observa para alcanzar a definir a quien está viendo. Otra es la mirada de curiosidad, esta tampoco implica ningún tipo de acercamiento o gusto. Y existe la que nos interesa identificar ahora, aquella mirada profunda que nos escanea de pies a cabeza con gusto, si estamos cerca de esa persona podremos ver que se dilatarán las pupilas.

El lenguaje corporal.

En el caso de las mujeres los gestos más comunes son que se tocan el cabello, se mojan los labios, observan de reojo, sonríen discretamente por lo general con cierto coqueteo.

En el de los hombres se pasean frente a la persona que les gusta, como marcando el terreno, intentan  demostrar alguna destreza o habilidad para impresionar,  ayudan a alguna actividad física (levantar algo o cederle el paso…). El hombre se para más erguido cuando una mujer le gusta, y clava la mirada.

El acercamiento verbal.

Regularmente ha sido el hombre quien lo propicia, si dice una tontería es señal de que realmente está nervioso y hay mucho interés sexual. Y la mujer responde tímidamente, reacciona de esa manera para no demostrar su deseo y cuando exista atracción física,  ya que suele ser despiadada si no la hay. Ahora bien, en la sociedad moderna la mujer cada día más toma también la iniciativa verbal, con frescura y hasta con descaro en las más jóvenes, no teniendo ningún problema en ir directas al grano.

Algunos estudios revelan que mientras que los hombres parecían necesitar solo la empatía para aumentar la satisfacción sexual, las mujeres podrían también necesitar la autoestima y la autonomía. Pero especialmente para que una mujer sea sexualmente activa en nuestra sociedad, tiene que ser autónoma.

0 621
sexo-tercera-edad

Cambios físicos

Existen una serie de cambios físicos en esta etapa de la vida que afectan a la vida sexual: mayor dificultad para la erección, erecciones menos firmes, mayor periodo refractario, menor lubricación vaginal, sensaciones físicas más difusas, dificultad en los movimientos y posturas… Pero también hay aspectos psicológicos que influyen fuertemente.

Sobre todo para la mayoría de los ancianos puede ser extraño el aceptar una sexualidad que ya no tiene función reproductiva, a pesar de que anteriormente hubieran mantenido sexo sin pensar en este aspecto. Para los varones, todavía hoy la impotencia es un signo de debilidad, de poca hombría, por lo que en muchos casos se prefiere un retiro completo de la sexualidad antes que tener que responder adecuadamente y no poder hacerlo en muchas ocasiones, aunque cabe destacar que estamos viendo grandes cambios en este sentido por la cada vez mayor afluencia de varones a consultas con sexólogos.

sexo-tercera-edad

Otras formas de expresión sexual no suelen ser tan bien aceptadas debido a la idea social que relaciona el sexo con la penetración. Y señores, recordemos que la penetración es solo un aspecto de las relaciones sexuales, existen un sinfín de aspectos, tantos como la imaginación desee.

En la tercera edad también el valor de su propia identidad cambia. El aspecto sexual es un rasgo de su persona como otro cualquiera, y en este momento está cambiando sin que pueda ejercer dominio sobre él. Se desea volver a ser lo que se fue.

El sexo no se acaba… Vaya mito

Otro aspecto que condiciona mucho su actividad sexual es el extendido mito que dice que el sexo se acaba en la vejez, y si no es así, se es una especie de pervertido.

La sexualidad nos acompaña desde el nacimiento hasta el fin de nuestros días y experimenta variaciones. En la vejez debemos aprender a recibir y aceptar estas variaciones y no tomarlas como una secuela del pasado, sino tratar de aprovecharlas y desarrollarlas de la mejor manera posible buscando nuevas experiencias y sensaciones satisfactorias.

Guardar

0 971
mujer-gestos-eroticos

Carta enviada por Martina (California)

Mi problema es que no logro seducir a los chicos. Todas mis amigas tienen o han tenido novios, aventuras sentimentales o historias de amor bien románticas. Pero yo, sin embargo, no conozco esas emociones. Reconozco que soy bastante tímida y tengo una amiga que me ha dicho que lo que me falta es aprender a seducir con los gestos y las miradas. Ella dice que los muchachos son a veces más sensibles a una mirada tierna que a una proposición directa, concretada en palabras. No se como conocer esas posibilidades del lenguaje corporal, para ligar con los chicos. ¿Puedo aprenderlo?”

mujer-gestos-eroticos

Efectivamente, existen muchas chicas en el caso de Martina, bastantes psicólogos han estudiado sobre la importancia del lenguaje corporal en la comunicación entre personas.

ligarEs un tema algo sutil, que en muchas ocasiones ponemos en práctica de forma inconsciente. Pero algunos especialistas en relaciones humanas opinan que se pueden mejorar y utilizar esas técnicas para tener más éxito en diferentes áreas de nuestra vida.

A continuación hemos recopilado, explicaciones de una serie de gestos y actitudes que puedes poner en práctica en el momento de acercarte a un chico que te guste y con el que pretendas llegar a una relación sentimental. Son ademanes que trasmiten mensajes eróticos o al menos algo insinuantes, así que no deberás hacerlos todos a la vez, a riesgo de resultar demasiado explícita, sino tal vez elegir los que vayan más con tu forma de ser.

¡Toma nota y buena suerte!
  • Intenta que tu mirada se encuentre con la de él en repetidas ocasiones, parpadea lentamente y procura que se percate de que en algún momento del encuentro, miras su cuerpo de reojo.
    gestos-eroticos
  • Deja que se acerque a menos de sesenta centímetros y aprovecha algún momento que sabes que te observa para juguetear con algún objeto pequeño como unas llaves, por ejemplo.
  • Estando bien visible para su mirada, cruza las piernas lentamente y alísate el cabello con la mano.
  • Humedécete los labios o toca tus dientes con tu lengua mientras miras fijamente a su boca.
  • Desliza un dedo suavemente por el borde de tu copa o taza, mientras inclinas la cabeza a un lado con gesto dulce. Siempre, cuando él te pueda estar observando.
  • Sentada frente a el, mientras conversan, tócate distraídamente la rodilla, o acaríciate el brazo.
  • Después de beber un traguito mirándole a los ojos, apoya tu copa sobre la mesa con lentitud, colocándola muy cerca de la suya.

0 933
desarrollo-sexuales-infancia

En la etapa de tres años, l@s pequeñ@s han descubierto lo placentero que son sus órganos sexuales, la estimulación es muy marcada y lo hacen hasta llegar al orgasmo.

Comienzan los juegos como el “doctor y la enfermera”, para explorarse. También suelen restregar sus órganos sexuales contra su asiento, juguetes, almohadas, mantas. Han descubierto el placer sexual y aunque no saben cómo nombrarlo saben bien que les gusta y les causa placer.

Identifican sus órganos sexuales con funciones excretoras y les complace autoexplorar su ano.

Seguro que todos hemos oído alguna historia parecida a esta:  una madre de familia  estaba preocupada porque en el colegio un pequeño de la misma edad que su hija (tres años) les había tocado los órganos sexuales a varias compañeritas, la alarma cundió en el pre-escolar en contra del niño, argumentando que éste tenía comportamientos “perversos” porque seguramente en su casa había visto “algo”. La verdad es que la mayoría de los niñ@s lo hace, la cuestión es que a esa edad también se han dado cuenta que los mayores desaprueban sus acciones y se esconden de los ojos de los adult@s.

Los juegos de tocamientos lo hacen sin que los vean, y como saben que a mamá o a papá les incomoda hablar de “eso” entonces se callan.

organos-sexuales-infancia

Hay algunos padres que frustran los intentos de los niñ@s cuando se tocan diciéndoles “eso no se hace”, “una niña buena no se toca ahí” o bien les apartan la mano con un gesto de desaprobación. Estas palabras y actitudes coercitivas, a la larga, pueden ocasionar serios problemas en el desarrollo sexual del pequeñ@.

Si desde nin@s escuchan que es malo, que “una niña buena no se toca ahí”, la pequeña crecerá con miedo ante su sexualidad y la connotará como sucia. Los especialistas saben que sus consultorios están llenos de mujeres y hombres adultos a quienes en su infancia les dijeron que el sexo era malo, que las niñas buenas: “nunca se tocan ahí”.

Cualquier actitud que mostremos ante los niñ@s marcarán no sólo su vida futura, sino también la confianza de ellos hacia los padres y madres de familia. Si el niñ@ se siente en confianza para hablar y decir lo que siente, poco a poco se crearán lazos para dialogar sobre sexualidad en familia. Los progenitores podrían entonces sí, ser transmisores de información y valores de la sexualidad, hablar de afecto, amor, respeto, etc.

Los niñ@s están aprendiendo a conocer el cuerpo de los demás, comenzando con sus amig@s. No será tampoco raro verlos observando el cuerpo desnudo de los adultos.

En esta edad las emociones las distinguen, saben qué es estar triste, contento, etc. Por lo que comprenden los sentimientos que los padres albergan en torno a la sexualidad.

La importancia del lenguaje

Es importante puntualizar que el nin@, aunque con imprecisiones, ya maneja el lenguaje articulado, por ello, cada palabra que escuche será fundamental para comenzar su lenguaje sexual y el diálogo con sus progenitores. Es importante hablar con ell@s explicándole las cosas de una manera sencilla porque, si bien no comprende todo, el tono de voz y la cercanía le expresarán que el diálogo sobre su sexualidad está abierto.

Cuatro años de edad

crecimiento-infantilA la edad de cuatro años los intereses sexuales aumentan. Los niños y niñas que van en pre-escolar muestran comportamientos y actitudes marcadas en torno al conocimiento de su sexualidad y la de l@s otr@s.

Es común los juegos en donde los niños corren detrás de las niñas para levantarles la falda y entre risitas cómplices ellas “escapan”. También el juego de “el papá y la mamá” y “el doctor” se acentúa. En éstos el acercamiento físico se presenta: besos, abrazos, caricias y tocamientos en sus órganos sexuales. Los contactos entre iguales, es parte de un ajuste psicosexual saludable que favorece el desarrollo de su autoestima y la posibilidad de relacionarse con sus semejantes (Reinisch, 1992).

Los acercamientos se pueden dar en el mismo género, mientras los padres y madres se cansan de decir que: “los niños no se besan con los niños”.

Como sabemos, los niñ@s descubren el mundo a través del juego, en esta etapa, sus juegos y juguetes ya demuestran que han aprendido los roles sexuales de hombre y mujer. Las niñas escogen juguetes estereotipados para su género: muñecas, juegos de té, carreolas, etc. Mientras los niños saben que los carritos son para niños.

A la edad de cuatro años existen dos aspectos notorios:

a) El interés por conocer qué pasa en lo baños y el ritual de la limpieza: en casa, quieren saber qué hacen los padres en el cuarto de baño, incluso piden bañarse con ellos o solicitan que le muestren pechos u órganos sexuales. También, es común que al llegar a un lugar, lo primero que pidan los y las niñas es ir al “baño”, necesitan descubrir qué hay en ese lugar.

b) En su lenguaje incorporan palabras “sucias” que saben que alarmarán a sus padres y sólo utilizarán frente a sus iguales.

La educación

Los padres y madres a veces consideran que por ser niñ@s pequeñ@s no comprenderán las cosas, pero no hay cosa más falsa, lo comprenden todo, quizá sean los progenitores quienes no sepan cómo explicar y más en aspectos de la sexualidad. Es importante explicarles las cosas con un lenguaje claro y sencillo, ayudarles a conocer su cuerpo y explicarles cómo se llaman sus órganos sexuales.

En esta etapa es fundamental explicar claramente que su cuerpo le pertenece y NADIE, quien él no quiera pueda TOCARLO.

La educación de la sexualidad ayuda en la prevención de abusos sexuales a menores. A la edad de cuatro años los niñ@s ya cursan el pre escolar o están a punto de entrar. Estarán socializando fuera de casa y hay que prevenirlos.

0 897
crecimiento-bebes

Dos años de edad: conocer su cuerpo

A la edad de dos años, los niñ@s ya han dado sus primeros pasos y comienza la aventura de caminar y explorar sobre sus dos pequeñas piernas. Además, dejando atrás los balbuceos, las primeras palabras se pronuncian, con lo que sorprenderán gratamente a sus maestr@s del arte de la palabra, principalmente a mamá y papá, ya que serán estos vocablos los más festejados. Inclusive comenzará a nombrar a sus órganos sexuales, así es que si los padres o las personas encargadas de enseñarle a hablar lo hacen erróneamente, así los nombrará siempre.

desarrollo-sexual-infantilEs muy importante que desde esa edad conozcan sus órganos sexuales por su nombre para que acepten su sexualidad natural, como es. El pene es pene, no “pis o cosita”. La vulva no debe llamársele “colita” o “ahí”, sino el o la pequeña entenderá que es algo prohibido y cargará con los mitos en torno a la sexualidad, que como sabemos son los principales causantes de los problemas en edad adulta.

En este periodo de su corta edad ya se han dado cuenta que se les trata de diferente manera por el hecho de ser hombres o mujeres. Tienen diferente tipo de ropa y saben muy bien que los vestidos son de niña y los pantalones de hombres.

Han distinguido algunas diferencias no sólo corporales entre la gente adulta sino también en su propio cuerpo. Su desarrollo motor ya les permite explorarse y comenzar a conocer su cuerpo. Una de las zonas más estimuladas serán los órganos sexuales externos. Se manipularán y además conocerán el placer que causa su estímulo, así es que no es fortuito que se les encuentre acariciando esta zona. El balanceo sobre los órganos sexuales o el frotamiento, pueden llevarlos a descubrir el placer antes de tener un control muscular para masturbarse.

Los bebés son capaces de tener orgasmos en diferentes situaciones, aunque la masturbación deliberada para lograr un orgasmo rara vez comienza antes de que el niño tenga uno o dos años, muchos comienzan más tarde.

Una de las etapas más importantes, a nivel psicológico, en el desarrollo sexual infantil, es la edad de dos años. En esta etapa se destaca la formación de su identidad sexual, es decir, se identifica como niño o niña independientemente de su sexo biológico. Lo cual a la larga tendrá todo una implicación en su desarrollo.

Importante de considerar con los niñ@s:

  • En esta etapa también el niñ@ logra una separación física con su madre, es importante que se le brinde seguridad.
  • La higiene sexual es necesaria. Hay que lavar los órganos sexuales de los pequeñ@s con agua y jabón solamente, teniendo cuidado de no lastimarl@s y limpiando bien los pliegues, ya que en esta etapa aún no han aprendido a ir al baño y muchas veces quedan residuos fecales. La limpieza ayuda también a evitar las rozaduras.
  • Se aconseja que durante el baño, se les comience a enseñar el nombre de sus órganos sexuales correctamente, en un ambiente de seguridad y confianza con sus padres.

Los dos años son una etapa en donde pasan de ser bebés a nin@s. Los aspectos psicosociales son más marcados y es cuando el apoyo de los adultos en el afecto y cuidados es fundamental.

0 865
sexualidad-infantil

Una visión sobre la sexualidad infantil desde que dejan de ser neonatos (dos meses) hasta su primer año de vida.

Recordando

Las primeras experiencias del neonato son importantes para su desarrollo posterior, por eso la cercanía de un ser que afectivamente lo reciba es muy importante. A pesar de que la mayor parte del tiempo están dormid@s, aún así sus sentidos perciben el mundo exterior. Los cambios que se presentarán en esta fase y hasta cumplir un año no son muy notorios. Sin embargo, el comportamiento de los adultos es fundamental para un buen desarrollo sexual.

Un año de vida

La emoción, en el mejor de los casos, hace que las madres y padres de familia presten atención a todas las manifestaciones de sus hij@s, incluyendo las sexuales, como es la erección del pene y la hinchazón de la vulva en las niñas -durante el día de tres a once veces. Además observan que a los niñ@s les es placentero que se le toque y acaricie. Todas estas manifestaciones son parte del desarrollo y no deben ser motivo de preocupación.

Según Freud, en el primer año de vida y hasta los dos años se presenta la fase oral. Durante ésta los labios, el resto de la boca y la mucosa nasal, constituyen las zonas erógenas del niñ@, es decir son altamente sensitivas. El o la recién nacida experimenta un alto grado de satisfacción al succionar el seno de su madre. La alimentación, además de satisfacer su hambre, cubre necesidades de afecto, calor, amor, olfato, ternura, contención, etc. También considera como actos de autoerotismo la estimulación de zonas erógenas, aparte de la boca, como la piel, el ano, el perineo y los órganos sexuales especialmente.

sexualidad ñiños
Con lo anterior podemos deducir que el contacto materno es fundamental y mayormente el amamantamiento, y no sólo por lo nutritiva y benéfica que es la leche materna, sino por la cercanía que hace lazos afectivos fuertes.

Es importante considerar que durante esta etapa:

  • La alimentación, el cuidado y las caricias son base de las relaciones amorosas posteriores. Se recomienda que, mientras la madre amamanta, le acaricie. De igual forma las caricias y los masajes a su cuerpo pueden ser realizadas por el padre.
  • Las experiencias sensoriales, el tacto y el movimiento son básicos para su desarrollo neuromotor.
  •  Ante la estimulación oral, el niñ@ responde de manera clara con agrado.
  •  Aparece la sonrisa social.
  • Explora todo su cuerpo, incluso los órganos sexuales; le agrada ser acariciado y el contacto físico.
  • En la primera infancia la erección o hinchazón de los órganos sexuales externos son respuestas involuntarias. Los bebés también pueden experimentar estos cambios en situaciones como el amamantamiento, cuando se les acaricia o se les baña.

Durante esta etapa, el niñ@ comienza a gatear en lo que será su vida sexual. Debemos asegurarles un futuro en el cual sea capaz de dar y recibir afecto, en donde su desarrollo sexual esté libre de prejuicios. La mejor forma de darle una herencia armónica es nuestro amor y cuidado. Nuestra cercanía cálida para sus primeros pasos.

0 824
neonatos

El neonato y su sexualidad

Los padres se ponen a temblar cuando su pequeñ@ les pregunta ¿cómo es que nace un bebé? o ¿cómo se forma? O bien ¿porqué han visto en la televisión gente que se desnuda y se besa?

Son preguntas que de forma inmediata no encontramos respuesta, en principio, por la falta de información sobre sexualidad, además, creemos que debemos preocuparnos por saber qué responder, cuando nuestros hij@s entren a la pubertad y adolescencia. Pero… ¡sorpresa! somos sexuados desde que estamos dentro del vientre materno y lo seremos hasta nuestra muerte, además los medios de comunicación hacen que los niñ@s tengan información -no necesariamente la mejor- y sean más precoces.

bebes-sexualidadPor ello, para hablar sobre la sexualidad infantil, debemos estar preparad@s para observar el desarrollo sexual de nuestr@s niñ@s y por qué no, entender nuestro propio desarrollo.

Sexualidad integral

La sexualidad es inherente al ser humano y es importante resaltar que son tres aspectos que la componen: biológico, psicológico y social.

Indiscutiblemente el aspecto biológico es el primero que comienza a desarrollarse dentro del vientre materno cuando el óvulo fecundado se implanta en el útero y comienza el embarazo. La combinación del material genético del padre y la madre desencadenan la diferenciación sexual, que genera, el cuerpo de una hembra o un macho de la especie humana. A través de un ultrasonido, después de la octava semana de gestación, se sabe si será niño o niña.

Ahora la parte social y cultural comenzará a presentarse mientras el pequeñ@ flota en el cálido líquido amniótico. El o ella ignora el futuro que sus padres sueñan en torno a su persona, ni tampoco tienen idea de los últimos modelitos que sus abuelas han tejido para darles la bienvenida, si es niña deberá esperar el color rosa hasta en los pañales y si es niño, el color azul se lo chupará hasta en el biberón. Así comienza nuestra diferenciación sexual socialmente.

Pero vayamos en orden. En el orden del ciclo de la vida y de la presentación de esta nueva sección, cuando se han cumplido los nueve meses de gestación y el producto nace.

La sexualidad en el neonato

A madres y padres de familia les preocupa cuando observan que el recién nacido tiene erecciones. A su mente vienen mil miedos; más si es su primer hijo y no tienen ninguna experiencia, muchos creen que los pequeños tienen algún desorden hormonal y/o de grandes tendrán problemas con su sexualidad. Alarmad@s los padres, en el mejor de los casos, buscan asesoria médica, en el peor, reprimen al niño de alguna forma para inhibir esa conducta.

¡Tranquil@s su hijo está teniendo una buena evolución sexual!

Con el ultrasonido se tienen indicios que el feto masculino tiene erecciones reflejas dentro del vientre de la madre y en los primeros minutos de vida también se suscitan. Las niñas también manifiestan reflejos sexuales como la erección clitorídea y la lubricación vaginal.

Durante los primeros meses de vida, el contacto cálido, las caricias y los abrazos de los padres van a formar parte importante en la sexualidad del bebé. Se sabe que la carencia del afecto puede provocar problemas para establecer relaciones afectivas estrechas en otros momento de la vida.

La grata aproximación de la madre, las palabras afectivas y el estímulo neurológico que comporta la succión durante el amamantamiento, se conjugan para enviar mensajes al cerebro, mismos que se interpretan placenteros y activan los reflejos sexuales. En los niños se apreciará la erección del pene y el las niñas la lubricación vaginal. Estos reflejos forman parte del aprendizaje sexual del niñ@.

Cuando l@s pequeñ@s pueden tocar sus órganos sexuales, comienzan a manipularlos y como es gratificante lo hacen repetidas veces, muchas de ellas alcanzan el orgasmo.

aseo-bebes

Importante para el cuidado del neonato

  1. Las expresiones de afecto y la cercanía física.
  2. El aseo de los órganos sexuales. Durante el baño y en el cambio de pañal, se debe limpiar los órganos sexuales, es suficiente y preferible utilizar sólo agua y jabón. La vulva de la niña debe limpiarse entre sus pliegues para evitar infecciones o rosaduras.
  3. No deje al niñ@ mucho tiempo sin realizarle el cambio del pañal.

Conclusión

Al ser personas sexuadas, manifestamos esa condición en todos nuestros actos, desde manifestaciones mecánicas reflejas como es el caso de la erección del neonato, hasta sensaciones de placer que también suceden en el contacto cálido del neonato con su madre. Es importante para un buen desarrollo del pequeñ@ que no reciba, por parte de los padres, actitudes de desapruebo ante estas conductas porque estará recibiendo mensajes de que algo está mal, aunque sea un recién nacid@.

0 986
pareja-novios-amor

El noviazgo y las caricias

Aunque un noviazgo puede iniciarse con miradas románticas, rubores y el cruce de algunas pocas palabras y una “declaración”, pronto se siente la necesidad natural de acercar los cuerpos, desde tomarse las manos, hasta el momento en que el beso hace su aparición, llegando con él nuevas dudas y sensaciones.

¿Es normal que una adolescente de 14 años tenga novio, se bese y se abrase?

En nuestra cultura es frecuente que los adolescentes inicien el noviazgo alrededor de esos años, en este sentido, puede decirse que es normal, es decir es la “norma” que sigue la mayoría, si es conveniente o no, deberá cada adolescente contestárselo, tomando en cuenta sus circunstancias particulares.

En cuanto a los besos y abrazos, lo conveniente es que, a cualquier edad, estas manifestaciones de afecto se den y no sólo por costumbre social o porque todo mundo así lo hace, sino como respuesta a un sentimiento verdadero.

Las caricias además de ser una necesidad normal, son un importante medio de comunicación que debemos aprender a utilizar responsablemente.

adolescentes-novios

Tengo 16 años ¿Es malo que los novios se den muchos besos?

La persona es un ser social por naturaleza, es decir, que requiere de otros – y no sólo de sí mismo- para llevar una vida normal y saludable.

La capacidad de amar es una de las potencialidades más maravillosas y extraordinarias que posee el ser humano, y no como un añadido, sino como parte adherente de su corporeidad.

Por lo tanto, las manifestaciones de auténtico amor y afecto forman parte del desarrollo saludable del ser humano.

Sin embargo, los besos -que se van haciendo más apasionados- pueden llevarte a caricias más íntimas que tal vez tú aún no deseas, por lo que, deberás pensar hasta dónde quieres llegar tomando en cuenta tus valores, costumbres y creencias.

También es bueno reconocer que puede haber diferencias con tu novio en cuanto a como consideran el noviazgo: si formal o informal porque entonces esos besos tienen un significado diferente ¿No crees?.

Las caricias íntimas sin coito

Cuando el noviazgo avanza, o a veces sin que incluso se haya hablado de noviazgo, aparecen deseos de una mayor intimidad, lo que como toda nueva experiencia va a producir nuevas inquietudes.

Es importante hacer notar que el noviazgo como un compromiso interpersonal puede ser apreciado de diferentes formas según la etapa de la vida o las circunstancias, e incluso, verse diferente por cada uno de los integrantes de una misma pareja, así la adolescente puede creer que tiene un noviazgo serio y formal y para él esa misma relación verla como sólo “andar o salir con ella” o un noviazgo pasajero de poco compromiso.

La búsqueda de “amigas(os) con derecho” sólo para obtener compañía, caricias y en ocasiones también relaciones sexuales, es una relación interpersonal poco comprometida. Si la intención no es clara y aceptada por ambos miembros de la pareja, puede llevar a una relación muy dañina.

0 965

¿Es normal que tenga deseos de tener relaciones sexuales?

Entre los impulsos y sentimientos más fuertes del ser humano se encuentra el que se encamina hacia el contacto genital y las relaciones sexuales o coito y a lo que popularmente se le llama “hacer el amor”. Esta energía natural, durante la adolescencia abre inquietudes importantes y requiere la mejor orientación y comunicación ante la trascendencia de este nuevo comportamiento sexual. Coito implica que haya penetreción del pene en la vagina y eyaculación (“vaciamiento” de semen o “mecos”).

sexo-seguroEl deseo por tener relaciones sexuales desde el comienzo de la adolescencia es normal. El momento en que se inicia depende del desarrollo biológico, psicológico y social, pudiendo variar la edad entre un o una adolescente y otra. Es importante que todas las personas se reconozcan y acepten como seres sexuados, pero igualmente importante es que también reconozcan su capacidad para planear su vida y tomar decisiones responsables.

¿Por qué de pronto siento sensaciones o la necesidad de hacer el amor?

El sentir la necesidad de hacer el amor es normal en cualquier ser humano. Durante la pubertad nuestro organismo siente esas sensaciones y necesidades debido a los cambios afectivos y hormonales que existen en esa edad. Sentir deseos es sinónimo de estar sano. Lo importante del asunto es saber cuándo es el mejor momento para hacer el amor, pues siempre debemos ser responsables de nuestros actos.

¿Por qué los adolescentes quieren tener relaciones sexuales a temprana edad?

En la conducta de los adolescentes hacia la búsqueda de las relaciones sexuales influyen mucho los cambios biológicos, psicológicos y sociales por los que pasan. Ahora su cuerpo deja de ser el de un niño o niña y pasa a ser el de un adolescente, y por consiguiente cambiará su comportamiento. Empieza a relacionarse con otros(as), te atraen cosas que antes no te llamaban la atención y comienzas a experimentar cosas que tal vez eran desconocidas, como es la atracción física y el enamoramiento.

Las razones por las que muchas veces los adolescentes inician su vida sexual tempranamente pueden ser por el medio en donde se desenvuelve, los medios de comunicación que crean la necesidad de tener relaciones tempranas, para fin de sentirnos como hombres o como mujeres, para estar a la moda, ser igual que los demás ó por satisfacer una curiosidad y como expresión de amor. También puede ocurrir que se diga que es muy “temprano” y no sea así o nosotros no lo consideremos así. Lo importante es que cada uno de nosotros analicemos objetivamente nuestra situación y hagamos elecciones razonadas tomando en cuenta nuestra edad, madurez y sentimientos y considerando lo que queremos actualmente pero también nuestros planes a futuro así como los riesgos y la responsabilidad que implican nuestros actos.

¿Una joven de 14 a 18 años debe tener relaciones sexuales?¿Por qué?

Es una decisión personal que debe valorarse muy bien, no se debe partir por una simple curiosidad o porque se considere normal para la edad y de moda, por querer ser popular o por tratar de retener a la pareja. Nunca se deben tener relaciones sexuales si no se ha pensado bien con toda libertad y responsabilidad lo que se desea hacer, valora lo que se puede ganar, lo que se arriesga y lo que se puede perder.

Para tomar una decisión es importante que pienses si en ese momento y circunstancias y con esa persona, te conviene o no. No importa lo que los demás digan, no debes engañarte a tí misma, escoge lo que más te conviene de acuerdo a tu escala de valores y tomando en cuenta lo que has planeado para tu vida. Piensa antes de actuar. Y en todo caso la responsabilidad que conlleva esa decisión es mejor adoptarla cerca de los 18 que de los 14 en que hay mucho camino que recorrer.

0 772
sexualidad-madurez

Cada edad tiene riquezas que ofrecernos y vivir plenamente significa saber apreciarlas y disfrutarlas.

Quienes viven mal la sexualidad en su etapa de la madurez son aquellas personas que se han quedado limitadas a un modelo juvenil incluso adolescente de las relaciones amorosas y sexuales. Otra cosa es conocerse, gustarse porque se sabe todo del otro, haber profundizado en todos los aspectos y posibilidades del encanto amoroso. La sexualidad en la madurez ofrece a las parejas experimentadas esta riqueza. Se conocen hasta en los detalles más mínimos, cada uno tiene una experiencia completa del cuerpo del otro, sabe exactamente cómo darle placer. Basta con un gesto, una mirada, una sonrisa para desencadenar la magia que lleva a alcanzar el máximo gozo. Todo está permitido, todo es posible. Ahora más que nunca.

Si se deja que hablen los cuerpos, el sexo maduro da respuestas extraordinarias en intensidad y satisfacción.

sexo-madurez

Factores que afectan la sexualidad del adulto mayor

Existen otros factores que afectan las relaciones sexuales con la edad avanzada entre ellos están:

  • Falta de estimulo sexual provocado por una vida sexual monótona y poco variada.
  • Menor intensidad de las relaciones sociales.
  • Pérdida de atractivos corporales de la pareja y la creencia de que es incorrecttener fantasías sexuales en esta época.
  • Agotamiento físico psíquico propio de la ancianidad disminuye el interés por el contacto y crea temor por el cansancio extra.
  • Trabajo, jubilación y aspectos económicos (preocupaciones, personas sometidas a elevadas presiones demandas laborares e intelectuales derivadas de sus cargos, próximo arriba la jubilación. Este inminente cambio en su rol social y las preocupaciones derivadas de este, cuando no se está preparado para afrontarlo, actúan de igual manera en lo relativo al sexo.
  • Viudez: los sentimientos afectivos desencadenados por la pérdida del cónyuge se hacen evidentes y se agrega en ocasiones a un periodo prolongado de inactividad sexual.
  • Enfermedades físicas y mentales: Toda enfermedad debilitante que afecte el psiquismo, por diferentes mecanismos, pueden dar al trasto con toda actividad sexual. La Diabetes Mellitus es un ejemplo típico por mecanismos vasculares y neurogénicos pueden producir pérdida de la erección presencia de eyaculación retrógrada por falta de cierre del esfínter vesical durante el orgasmo
  • Medicamentos: Antidepresivos tricíclicos, fenotiacinas, agentes bloqueadores colinérgicos, benzodicepinas, narcóticos, inhibidores de la imao, una adecuada elección del fármaco por el médico, el ajuste de las dosis mínimas necesarias y la discusión franca con el paciente sobre su actividad sexual pueden disminuir las posibilidades de disfunción sexual por las drogas.
  • Alcoholismo: Los cambios hormonales y metabólicos que afectan a todo el organismo, y en especial al SNC y periféricos, disminución de la testosterona y ACTH, temblor extrapiramidal, neuritis alcohólica provocan trastorno de la erección en el hombre y deprimen la libido en cualquier edad.
  • Creencias religiosas: Consideran el sexo como algo pecaminoso con exclusión de su valor reproductivo, que debe ser limitado dentro de estrictas reglas.
  • Temor al desempeño: El miedo a fallar a no tener erección a no hacer “un buen papel”. En la mujer por temor a que su cuerpo su desempeño no sean del agrado de su compañero. Podemos afirmar que un hombre una mujer sanos físicamente y psíquicamente entre 50 y 70 años incluso en edades avanzadas pueden mantener un determinado nivel de actividad sexual.

practicar sexuales tercera edadCaracterización de la actividad sexual en el adulto mayor

Cambios en la actividad sexual en el sexo masculino

  • Se produce una disminución paulatina de la actividad sexual, midiendo el número de eyaculaciones por unidad de tiempo.
  • Disminución de la fortaleza y frecuencia de las contracciones de la musculatura estriada de la pelvis.
  • Apreciación subjetiva de la percepción de una menor intensidad de placer derivada del orgasmo.
  • Menor frecuencia de eyaculación precoz.

Cambios en la respuesta y en la actividad sexual en el sexo femenino:

  • La excitación es más lenta (hasta 5 min.).
  • Disminución en el número de coitos, y a la vez existe un aumento de la frecuencia de prácticas masturbadoras en la mujer.

La sexualidad del adulto mayor es plena y satisfactoria a lo largo de la vida siempre y cuando no existan enfermedades que invaliden esta función por lo que este tiene derecho de disfrutar plenamente de ella.

Autora: Arcilia María Artola Silva

0 849
sexo-tercera-edad

Cambios fisiológicos que ocurren con la edad

En el presente estudio se abordarán los cambios fisiológicos normalmente esperados en el adulto mayor que modifican su sexualidad.

Existen una serie de cambios fisiológicos que ocurren con la edad. Pero estos no significan muerte sexual. En el hombre dentro de los cambios anatómicos y funcionales tenemos:

Los espermatozoides disminuyen su capacidad de movimiento dentro del semen, que también disminuye en número y calidad, de forma paulatina a partir de los 40 años. Sin embargo más del 50% de los varones de 70 años tiene una abundante espermatogénesis, suficiente para poder mantener una buena capacidad genésica.

A los 70 años de edad, los testículos mantienen su tamaño normal, pero existen cambios degenerativos en los tubos seminíferos, aplanamiento del epitelio germinales interrupción de las células germinales.

La producción de espermatozoide viene regulada por la hormona FSH, y está a su vez, lo está por el hipotálamo.

sexualidad-mayores

En la producción e semen intervienen tres estructuras:

Las vesículas seminales que muestran cambios estructurales, entre los que se incluyen lo que se conoce como degeneración amiloidea y la sustitución de sus fibras musculares por tejido conectivo. El líquido seminal normal es muy rico en fructuosa, fuente de energía que favorece la movilidad y el ascenso de los espermatozoides. Se pierde también parte de esa riqueza energética.

La próstata se hace más dura y muestra de forma progresiva cambios degenerativos, cada vez más extensos. Las células glandulares inician su atrofia en torno a los 40-50 años, a los 60 años toda la próstata glandular muestra una deficiencia funcional, y cuando se superan los 65 años, es posible percibir masas duras en un número cada vez mayor de sacos glandulares.

Las glándulas de Cowper, cuya función es producir un líquido alcalino, escaso en su cuantía, pero con la función de neutralizar los restos ácidos urinarios de la uretra distal, apenas producen líquido en los ancianos de edad avanzada.

Cabe decir que con la edad, el líquido seminal se va haciendo más escaso progresivamente, y también más pobre en sus cualidades funcionales.

En la edad avanzada la testosterona disminuye, al mismo tiempque la actividad sexual del individuo. El papel de la testosterona es muy importante para el mantenimiento de los caracteres sexuales secundarios, aunque no es el único factor que participa en este sentido, porque se ha comprobado que los ancianos con buenos niveles de testosterona muestran una mala respuesta sexual.

Las razones podrían ser:

  • Fallfuncional de las aminas cerebrales, en la vía central dopaminérgica.
  • Una pérdida de sensibilidad de receptores adrenérgico, hecho que se ha constatado en el curso del envejecimiento, para otras muchas funciones del organismo.
  • Cambios en el comportamiento y en la respuesta sexual:
  • Más tiempo para lograr la erección (El hombre joven necesita como promedio sólo de 15 a 30 segundos y el anciano puede demorar hasta 10 minutos).
  • Demora más el tiempo en eyacular, lo cual prolongará más el coito.

La erección del hombre de más de 50 años es menos firme debida a que los vasos sanguíneos no son tan elásticos como antes y los músculos son menos potentes, lo que disminuye la intensidad de erección pero nunca en condiciones de salud le hará perder totalmente la capacidad de un contacto sexual normal.

Disminución del eyaculado en cuanto a su volumen y la fuerza con que es expulsado debido a una menor potencia de los músculos eyaculadores y, por lo tanto, de sus contracciones durante el orgasmo. Este factor es muy poco importante, pues pocas veces los miembros de la pareja se percatan de este detalle.

El periodo de detumescencia del pene, pérdida de la erección después de la eyaculación, se produce con más rapidez, así como el tiempo necesario para logra la próxima erección (periodrefractario) se prolonga.

Erección pudiera disminuir, perderse o recuperarse en una o múltiple ocasiones durante el acto sexual prolongado y en ocasiones el pene no alcanza una completa ingurgitación hasta momentos antes de la eyaculación. Esto depende también de la intensidad de los estímulos sexuales.

Un elemento funcional que debe tener en cuenta es que las erecciones nocturnas, que en todo hombre se presenta durante las fases de sueño acompañado de movimientos oculares rápidos (fase MOR) sobre todo antes de despertarse, son menos frecuentes e intensa según avanza la edad. Este hecho no es notado por muchos hombres aún en su juventud, por lo que su disminución en la madurez no se refiere con frecuencia.

En el anciano y en el hombre maduro predomina la excitación producida por tocamientos y caricias sobre la zona erógenas del cuerpo y la estimulación directa de los genitales. El no lograr la erección satisfactoria total hasta que la compañera le acaricia directamente los genitales constituye una expresión de que en esa etapa predominan los reflejos medulares, y una falta de potencia sexual.

El hombre de edad avanzada puede gozar perfectamente el coito sin llegar necesariamente al orgasmo.

Después de los 60 años se puede eyacular en uno dos de cada tres coitos y esto no ser causa de insatisfacción.

Las necesidades de contacto sexual en hombres mayores de 60 años de edad puede limitarse a una dos veces por semana y ser suficiente para su bienestar.

En los ancianos también puede perderse la llamada fase de inevitabilidad eyaculatoria. Esta fase procede en unos escasos segundos a la eyaculación y en ella el hombre se hace consciente de que va a eyacular y no lo puede evitar controlar. El anciano puede eyacular sin este aviso, que es producto de la contracción de la musculatura de las vías seminales, pero experimenta la segunda fase del orgasmo sin dificultad.

En el hombre mayor de 50 años disminuye la elevación de los testículos dentro del saco escrotal antes de la eyaculación, por la acción de los músculos crémate ríanos

tercera-edadDentro de los cambios anatómicos y funcionales en la MUJER tenemos:

La redistribución de la grasa, la disminución de la fuerza muscular, la modificación en la distribución del vello, y los cambios osteoarticulares, que favorecen la tendencia a padecer osteoporosis, son algunas modificaciones que van a influir en la actividad sexual.

También son más evidentes los relativos a los caracteres sexuales secundarios y de forma específica a las mamas, cuyo tejido glandular es sustituido por tejido graso y cuya piel pierde elasticidad, en grado suficiente compara de formar de manera importante su posición en el tórax.

En el aparato genital, los cambios más significativos son:

Los labios mayores y menores pierden elasticidad y se muestran atrofias progresivas de su capaz dérmicas y epidérmicas, lo mismo que el resto de la vulva.

La vagina con su deprivación estrogénica, tiene menos capacidad para su fluidificación, lo que a su vez facilita infecciones locales. Su mucosa se hace más fina y seca, además pierde longitud, se hace más estrecha y menos elástica y reduce su capacidad de distensión.

El clítoris tiene mayor dificultad para la erección

Desde el punto de vista endocrino metabólico, los cambios más importantes ocurren durante la menopausia, por el cese de producción de estrógeno, que provoca una serie de cambios fisiológicos.

Menos intenso el aumento de tamaño de la mama y se vuelven menos firmes y más planas.

No se observa al principio del coito los cambios tópicos en los labios mayores como: Aplanamiento, separación y elevación y es menor la vasodilatación de los labios menores. Lo primero se debe a la disminución del tejido adiposo y elástico de esa zona.

Debilitamiento de las musculatura vaginal y de la zona perineal, por lo que existe menor contracción de la vagina durante la fase de plataforma orgásmica.

Menor la elevación uterina.

Contracciones uterinas del orgasmo se hacen más débiles y en ocasiones dolorosas por ser más espásticas que rítmicas. Sin embargo estos procesos no eliminan el orgasmo ni suprimen la sensación de placer y por lo tanto el avance de los años no pone un límite preciso a la sexualidad femenina. Es necesario insistir en que estos cambios se dan en distintos grados y aparecen en tiempo claramente diferente dependiendo de numerosos factores que explicaremos posteriormente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR